Inicio » Opinión

El compromiso socialista en Europa

- 11 junio, 2004 – 07:00Sin comentarios

   Jorge D. Mora García (Secretario Universidad CEP, Juventudes Socialistas de Ciudad Real)

   Volvemos a Europa. Volvemos a la vanguardia de la construcción europea después del exilio al que nos llevó la estrategia del Gobierno Aznar, donde primaba el consejo de la prepotencia americana.
   Esto constituye el cumplimiento de una de las promesas del equipo del PSOE, pero también, y sin duda, un logro de los ciudadanos, que en todos los sondeos apuestan por Europa y por el desmarque de la Administración Bush, empeñada en una sospechosa búsqueda de armas de destrucción masiva y en combatir el terrorismo exclusivamente con guerras preventivas; a todas luces una estrategia insuficiente.

   España no es, ni mucho menos, un país de ignorantes. Cualquier ciudadano sabe a ciencia cierta que Europa es el principal interés español, en todas las áreas, y esto es fácilmente demostrable. Más del 60% de nuestros intercambios comerciales se realiza con Europa; los fondos de cohesión (el gran bolsillo alemán) subvencionan miles de proyectos regionales; el euro es una realidad tangible en nuestras carteras y una de las principales divisas del mundo. ¿Y acaso existe una mayor colaboración antiterrorista que la que nos ofrecen desde París?

   Sin duda la razón de que Aznar se alineara con el primo americano fue su vital interés de convertir a España en una de las grandes potencias. Pero España es grande en Europa. España no es grande apoyando guerras ilegales que cambien sangre por petróleo. España no es grande mintiendo al mundo acerca de algo tan serio como la dudosa existencia de una urgente amenaza internacional y enfrentándose a sus aliados tradicionales. No vayamos a buscar la grandeza de España en la Cumbre de las Azores; porque sólo encontraremos mentiras.

   La grandeza de la democracia española reside en su participación en el proyecto europeo. Y en sus ciudadanos, que se sienten miembros de esa comunidad; que no son cobardes por votar un cambio mayoritariamente, porque llevan años enfrentándose al terrorismo. Y que apuestan decididamente por la Unión Europea, y por hacer de ella un espacio de libertad, seguridad y justicia.

   No son sólo palabras. La primera Constitución Europea, bloqueada por el Gobierno Aznar hace tan poco tiempo, será una realidad en pocos meses. En ella quedarán plasmadas las aspiraciones de los ciudadanos, y será un paso definitivo hacia la unificación de Europa y la constatación de unos intereses comunitarios, dejando algo más atrás las discusiones entre gobiernos nacionales. Compartimos lazos económicos, culturales y políticos; compartimos instituciones; compartimos un Derecho; compartimos una visión del mundo que no abogue por la razón del más fuerte, sino por la razón en sí misma. Todo indica que merece la pena intentarlo, y más aún: que podemos conseguirlo.

   Esto y no otra cosa es lo que nos jugamos en Europa, y con Europa. Corresponde al Gobierno español representar las aspiraciones de los suyos, europeístas al máximo, pero que no aceptan el engaño ni las manipulaciones. El eje de la construcción europea nos recibe nuevamente y España debe ocupar el sitio que le corresponde por derecho propio y por su contribución al proyecto común. Y esto es lo que deben buscar los Estados miembros: unos intereses comunes, más allá del petróleo, el comercio, o un capitalismo salvaje. Una apuesta por ese espacio de libertad, seguridad y justicia que sirva como ejemplo al resto del mundo en una etapa llena de desafíos a los derechos fundamentales. Un camino que reserve el uso de la fuerza como último recurso y que prime la ayuda al desarrollo como única solución real a la amenaza del fundamentalismo, porque donde hay hambre y miseria florecen los extremismos. Y una decidida apuesta por el orden y la legalidad internacional, y por su continua mejora, siempre desde el marco de Naciones Unidas. Porque el diálogo, el respeto, la solidaridad y el derecho son nuestras mejores armas.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.