Inicio » Opinión

Comisión de investigación o comisión de salvación

- 6 agosto, 2005 – 09:00Sin comentarios

José María Bris Gallego (Diputado Regional del PP)

   El pasado día 1 de agosto, en las Cortes Regionales de Castilla-La Mancha, se constituyó la Comisión de Investigación del incendio forestal que arrasó 13.000 Has. de pinares en la provincia de Guadalajara, desde su inicio, el 16 de julio- hasta su control -que no extinción- el 21 del mismo mes. En él, como todos conocen, murieron once miembros del retén de Cogolludo, en el que ha sido sin duda el incendio mas cruento que ha acaecido en la historia reciente de Guadalajara.

   Los testimonios de los que sufrieron directamente el incendio -los vecinos de los pueblos afectados- y de gran parte de los que de una u otra forma participaron en lo trabajos de extinción, así como la gran mayoría de los medios de comunicación que siguieron el inicio y el desarrollo del mismo, no han dudado en afirmar que no se contó en las 30 primeras horas -sobre todo en los primeros momentos que son claves hasta que se conoció que había victimas- con los medios materiales (sobre todo) y los recursos humanos necesarios para poder hacer frente a un incendio de esas características .

   Se habló de descoordinación, de falta de dirección, de negligencia por parte de las autoridades responsables, de olvidos y de destacadas ausencias. Pero, sobre todo, se habló de las once personas que fallecieron, de saber porqué y quién les había enviado a ese lugar que era un verdadero infierno y en el que nunca debieran haber entrado.

   Según los responsables políticos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha todo se hizo bien, no hubo errores, no los admitieron, pero el caso es que allí murieron once personas y se quemaron miles de hectáreas de pinares.

   Pero, a pesar de lo bien que lo habían hecho todo, para salvar la cara del Gobierno, la consejera de Medio Ambiente tuvo que dimitir y los ciudadanos queremos saber la verdad de lo que ocurrió en esos nefastos días en nuestras queridas tierras de Guadalajara.

   Los primeros, los Grupos Políticos. El PP desde la oposición y, según ellos mismos afirmaron aunque tenemos nuestras fundamentadas dudas, los que apoyan con mayoría absoluta al gobierno de José María Barreda. Los dos pidieron la creación de la Comisión de Investigación. Se adelantó en la iniciativa el PP, y después, “a rebufo”, el PSOE. Para conocer la verdad, toda la verdad de lo que paso allí, de manera especial en las primeras horas que como hemos señalado son claves para la evolución final del incendio.

   La Comisión la forman seis diputados del PSOE y cuatro del PP. El primer desacuerdo estuvo en la elección de su Presidente, ya que el Grupo Popular consideraba que, si de investigar la actuación del gobierno se trataba, lo lógico es que la presidiera un miembro de la oposición, como ya ha ocurrido en otros Parlamentos en casos similares. La propuesta fue rechazada y elegido presidente Antonio Marco Martínez, el cual nos merece todo nuestro respeto y consideración, pero no era la persona la cuestión de fondo que se planteaba, sino el talante al que, desde el primer momento, acudía a la Comisión el PSOE, que ya se entrevé que no va a ser conocer la verdad, sino su verdad.

   Y así se ha ratificado con la lista de comparecientes que la Comisión ha aprobado, que son los que el Grupo Parlamentario Socialista ha querido que vayan. De tal manera que la relación ha quedado constituida por las 44 personas que ellos han propuesto; 14 cargos políticos del Gobierno de Castilla-La Mancha, 11 funcionarios de la Junta, muchos de ellos jefes de Servicios, 8 alcaldes del PSOE, 2 alcaldesas del PP, 2 catedráticos de la Universidad de Castilla-La Mancha, un catedrático ex alcalde del PSOE, 2 miembros de los sindicatos UGT y CC OO, 3 catedráticos y expertos y un alto cargo de la Guardia Civil.

   Todos ellos, como decimos, propuestos por el PSOE, que solo admitió del PP -porque coincidían con los que ellos proponían- 9 cargos políticos de la Junta, 5 alcaldes del PSOE, las 2 alcaldesas del PP, un funcionario de la empresa vinculada al gobierno regional TRAGSA y el alto cargo de la Guardia Civil.

   Las otras 74 personas propuestas por el Partido Popular para tratar de esclarecer la verdad fueron rechazadas por el rodillo socialista, que tanto se utiliza en Castilla-La Mancha y debe ser denunciado para que toda España conozca como se viene funcionando en estas Cortes.

   Creándose un Comisión cómoda para el PSOE, que en base a su constitución no va a buscar la verdad -no le interesa- sino su unilateral verdad. La que ya manifestó la ex consejera de Medio Ambiente al no admitir que existiera error alguno en la actuación de la Junta, ó en la comparecencia del Presidente Barreda al afirmar que la culpa del desastre sólo la tenían las circunstancias climatológicas adversas y las especiales condiciones de la naturaleza .

   El Grupo Parlamentario Socialista rechazó con sus votos que acudieran a la Comisión 74 personas propuestas por el Partido Popular, que tuvieron relación directa en la mayoría de los casos con el incendio.

   Así, en la Comisión no habrá más expertos que los propuestos por ellos; ni otros funcionarios de la Junta; ni responsables de los Servicios, como los del 112, o los Centros de Operación Regional y Provincial que los que ellos propusieron. Tampoco han admitido que a la Comisión acudan los vigilantes de las torretas, ni los pilotos que participaron en la extinción -o quisieron participar y no pudieron por causas diversas. No vendrán tampoco a la Comisión los miembros de los retenes que estuvieron allí y conocieron cómo sus compañeros del retén de Cogolludo fallecían. Tampoco han aceptado que acudieran a la Comisión vecinos de los pueblos afectados que a lo largo de los días habían manifestado su indignación por la falta de medios y recursos con los que se encontraron para luchar en los primeros momentos contra el fuego. Y, con el debido respeto, tampoco estarán los familiares de las víctimas que, voluntariamente, se habían ofrecido para comparecer, esperando saber porqué habían muerto sus seres queridos.

   Esta es la Comisión que se ha creado, una Comisión no de las Cortes Regionales, no de todos los castellano manchegos. Aunque el PP la votó a favor, porque ya había anunciado que no se opondría a ninguna comparecencia que ayudara a conocer la verdad, ha resultado ser la comisión del PSOE de Castilla-La Mancha. Una Comisión que nace viciada, en la que el Partido Popular, a pesar de todo, va a trabajar para tratar de sacar de ella lo que pueda, para intentar conocer cómo y porqué murieron once personas; cómo y porqué se destrozaron los pinares de la Hoya de Medinaceli, uno de los parajes más bellos de la provincia. Qué sucedió, qué es lo que está pasando y qué es lo que nos depara el futuro, o si se pudo evitar ó no tanta catástrofe.

   Las conclusiones, posiblemente, el Grupo Parlamentario Socialista de Castilla-La Mancha las tenga ya redactadas. El PP va a luchar porque de allí salga la verdad y conocer las responsabilidades políticas o de otra índole a que hubiera lugar si las mismas existen.

   Ardua y difícil labor, después de ver como se constituyó la Comisión y lo que parece el deseo de que la misma quede “enterrada” en este mes de agosto, lo que demuestra que el interés del Grupo Parlamentario Socialista de Castilla -La Mancha no esta en conocer la verdad, sino, a costa de cualquier otra cuestión, salvar la cara del gobierno de José María Barreda Barreda.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.