Inicio » A Sangre Fría, Firmas

El despotismo deslustrado de las corporaciones locales

- 4 diciembre, 2012 – 00:0210 Comentarios

Santos G. Monroy.- Ejercer la política en democracia implica un fastidio crónico, para qué negarlo, y de ahí su componente vocacional. En el fondo, ejercer la verdadera política en democracia es un tostón sólo apto para santos, mártires o héroes. Franco lo tuvo claro. Jamás se metió en política.

La política en democracia implica una rutina de sacrificio, y exige gestos heroicos a contracorriente de la propia conveniencia. El aval de la urna no es licencia para la arbitrariedad, ni implica la coronación de miles de reyezuelos locales con cuatro años de bula social.

Pero todavía hay quien no se entera. Aún hay gobiernos locales que asumen un rol de dinastía hereditaria o de sociedad anónima con reparto de beneficios para su red clientelar. Ciertos alcaldes convierten a los ayuntamientos en regias cámaras dieciochescas, donde el rey hace mohines al espejo, molesto por las impertinencias de los anónimos reclamantes, mientras criados de librea le empolvan la peluca.

La participación en la vida municipal, y en las propias sesiones plenarias, es víctima de este neo despotismo, ya tan deslustrado, tanto en corporaciones socialistas como populares. Recientemente, la Plataforma por el Futuro de Puertollano se quejaba de que el secretario accidental del Ayuntamiento rechazaba “por defecto de forma” una serie de preguntas ciudadanas presentadas por escrito antes de la celebración de un pleno. Ni es la primera vez, ni es caso exclusivo de este Ayuntamiento. Pero no deja de sorprender la férrea disciplina con que se controlan las preguntas del pueblo (que, para más inri, no tiene derecho a réplica) y cuánta laxitud impera en otros órdenes de la gestión municipal.

Mientras tanto, a pocos kilómetros, el Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real aprobaba un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana con el rechazo frontal de la oposición, PSOE e IU, y de la propia federación de asociaciones de vecinos. Difícil es imaginar cómo podrá funcionar un reglamento de participación ciudadana que ha sido elaborado, pues eso, sin la participación ciudadana; que no parte del consenso y que no incluye sino los criterios del equipo de Gobierno que lo ha redactado.

La participación en la vida municipal es una entelequia bloqueada por la clase política, incapaz de reaccionar con reflejos al cabreo que ella misma ha causado. Los pocos valientes que se lanzan a conquistar la gran muralla son neutralizados por los poderes públicos, que blanden como porras sus mamotretos legislativos para propagar un “efecto desaliento” en el uso de derechos fundamentales.

Es la ley, dicen las corporaciones locales. Pues que se apliquen ellas mismas el cuento con las leyes justas que incumplen y con las leyes viciadas que necesitan de un cambio. En la vida política municipal las formas pueden serlo todo o no ser nada. En la distancia corta de un pleno de pueblo, o de una pequeña capital de provincia, las formas, a veces desmedidas, pueden dar al traste con un principio básico de gobernanza: el sentido común.

En Twitter: @santosgmonroy

10 Comentarios »

  • abogado_del_diablo dice:

    No puedo estar más de acuerdo con el regidor Santos G. Monroy.

    …Chocitas de medio pelo
    acicaladas con decretos
    sálvese quien pueda
    de participar de manera “plena”

    Servidores de lo público
    que airean sus desverguenzas
    no confundan vida privada
    con salir “guanteado” de una taberna

    Ay!! Don Joaquín Hermoso
    desde que permite que le cuestionen
    no sólo consiguen sus aspavientos
    que ni sus preguntas responde…

  • fermin dice:

    El secretario (ACCIDENTAL 10 años pero ACCIDENTAL, puesto a dedo vamos ) del Ayuntamiento de Puertollano que no de los de verdad, de los habilitados nacionales, para escribir un libro oiga!.

    Su existo más rotundo, “yo fui el secretario de la fundación virtus y aqui sigo”

    Pero ya sabemos que la chica de la oposición ya no quiere saber nada de esto, verdad mariajo????

    • La sinrazón dice:

      Completamente de acuerdo. Poca oposición hay en Puertollano y por desgracia poca política:

      Un PP que solo le interesa ver como se hunde el pueblo y con ello salir elegido. Una IU que no quiere ni puede ser alternativa real de Gobierno. Y un PSOE… ¡Que PSOE por Dios! Caciquil, clientelista, corrupto y podrido por dentro… Ante esto unos jóvenes (y no tan jóvenes) ciudadanos activos y atentos que quieren participar en la política local a través de sus derechos como ciudadanos… Respuesta: “no cumplen requisitos de forma” Olé! Sus coj…

      Pues preparese señor Alcalde, que ya no vamos a preguntar por las casitas de la señorita Pepis, más cuando hay casos flagrantes que claman al cielo, y aunque sin pruebas, aquí huele muy mal: Secretarios públicos con sentencias en contra por incompatibilidad, locales públicos cedidos a empleados del ayuntamiento o simpatizantes a coste 0€ o casi, obras faraónicas con un clarísimo sobrecoste, etc.

      Por lo menos desde la Plataforma vamos a hacer oposición y más cuando usted esta silenciando a base de reglamento a los vecinos. Usted y su lacayo “funcionario” de enfrente. Ese nos habla a nosotros de ilegalidad. Eso si que tiene coj…

      • Catalina dice:

        Lo que tenéis que hacer desde la Plataforma es enviar a Molinete con otros tan despiertos y majetes como él ( dudo mucho de que haya más como él, por desgracia) para que tomen las sedes de los partidos en Puertollano, como se tomó en el XVIII la Bastilla. Y no temáis echar a tanto dinosaurio como hay en ellas. Porque los concejales de la oposición, como muy bien dice Sinrazón, la única ilusión que conservan a estas alturas es la de cobrar religiosamente sus asistencias a comisiones y sueldazos de infarto.
        Animaos, hombre, entrad en política y oxigenad las sedes de ese pestilente hedor a naftalina que desprenden la mayoría de los que hay allí ( de todas las edades, que carcas hay muchos de 18).

        • La sinrazón dice:

          Jajaja… Problema: Que pueden pasar varias cosas:
          1. Que tarden 5/6 años en cambiar llegar a ser algo dentro del partido. Porque evidentemente no caen bien a las cúpulas.
          2. Que con el paso del tiempo se corrompan como muchos otros y sea más de lo mismo.
          3. Aunque de verdad lo consigan estos partidos responden a intereses regionales/nacionales, y si da tiempo y no choca con ellos al interés de Puertollano.
          4. Que la corrupción es generalizada y tendrían que tragar carros y carretas por lo que puedan ver a su alrededor.
          Y seguro que hay más cosas, pero mejor no sigo. No es tan fácil Catalina, no es tan fácil. Esta todo atado y bien atado, podrido, viciado… Debemos quitar el poder a los partidos y devolverlo a los ciudadanos. Esa es la clave.

          • Bárbara dice:

            Eso sí que es difícil, sin un marco legal que lo ampare. Quitar el poder a los partidos sería chocar con el art. 6 de la Constitución y tal vez sería anarquía, o no?

        • La sinrazón dice:

          Es verdad, no hay un marco legal que lo ampara. De todas formas el marco legal tampoco ampara la paralización de desahucios y no por ello se considera ilegal, por ejemplo. Y aunque lo fuera esta muy legitimado socialmente. Y para ver si choca con el artículo 6 de la CE, primero analicemos dicho artículo:

          “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”.

          Es verdad que los partidos políticos deben jugar un papel crucial, pero también tienen unas obligaciones que cumplir: manifestar la voluntad popular y ser un instrumento fundamental para la participación política. Alguien esta de facto incumpliendo ya la Constitución (¡de nuevo!, porque hay derechos pisoteados día sí, día también: vivienda, trabajo, igualdad, aconfesionalidad, etc.). Creo que son los propios partidos los que no responden a sus obligaciones. Y no hablo de quitarles el poder en sentido ejecutorio, sino articular mecanismos que permitan a la sociedad participar de las decisiones de los partidos políticos. ¿Dónde están los presupuestos participativos? ¿Dónde están las consultas populares? Creo que hoy hay medios técnicos suficientes como para dar un pasito más hacia la democracia y la participación. Y de paso aliviar la pesada carga que es el poder a los partidos. Que malo es el anillo (uno para gobernarlos a todos), nadie lo quiere soltar… ¿Por qué será? Además, esto es responsabilidad de todos, es democracia (gobierno del pueblo). No aristocracia (gobierno de unos pocos, en este caso los partidos). Si yo voto a Izquierda Republicana o a la Fe de las Jons en Ciudad Real, mi voto se tira y no cuenta mi opinión… ¿Ya no cuento en esta sociedad? ¿Eso no atenta contra otro derecho constitucional? La defensa de la pluralidad política…

          Un consejo: Esgrimir la CE cuando es un documento en papel mojado (desde hace décadas) me parece un frágil argumento. Mejor no usarlo demasiado.

    • américo dice:

      10 no más de 20 y lo que le queda.

  • mynona dice:

    Tratáis un tema peliagudo. Cuando se ha gastado tanto dinero en algo tan inútil como el inacabado teatro-auditorio de Ciudad Real, los ciudadanos tenemos la sensación de que se ha tirado el dinero por la alcantarilla. Todos sabemos, además, que los Ayuntamientos están organizados de forma estamental igual que durante el franquismo y antes. La falta de productividad en la prestación de servicios públicos municipales es patética. La aplicación del estatuto del empleado público en los municipios es inexistente. El torpe espectáculo que dan los políticos municipales (lo peorcito de cada casa-partido) es el resultado de su incompetencia, la cual tratan de ocultar con secretarios-interventores (muchos de ellos no profesionales) que actúan al dictado de quienes los nombran. Profesionales entre comillas que actúan en muchas ocasiones con carácter restrictivo, más pendientes de cubrirse en su propia responsabilidad legal, que de responsabilizarse ante los ciudadanos, para lo que es perfectamente posible usar la normativa vigente sin forzarla demasiado. No hay ganas y sí mucha desidia en muchos funcionarios, pero los verdaderos culpables son los políticos que no ejercen el liderazgo para el cambio de modelo de gestión para el que se supone (aunque sea mucho suponer)que fueron elegidos. Y, al final, nosotros, que les seguimos votando. Gente somos que desconfiamos de independientes extra-partidos. Y seguimos quejándonos de los políticos PETARDOS, con mayúsculas, que nos gobiernan en nuestros municipios. No tenemos arreglo.

  • ESCÉPTICO dice:

    Santos, no solo no se permite participar en los plenos a los ciudadanos, tampoco a la oposición como representante de los ciudadanos que la ha votado. El ordeno y mando de los alcaldes en los plenos, amparados por unos secretarios obedientes con el que les paga, hacen que los plenos sean órganos muy poco democráticos. Por eso , el Reglamento de Rosa Romero solo satisface a ella y a su troupe. Desgraciadamente el César Hermoso es un dictador y, mucho me temo que Florentino y Ciudad reproducirían los mismos tics que el anterior, porque no tengo duda de que son dos dictadores.

1 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.