Inicio » Silencio, ¡se rueda!

Tesis sobre un homicidio

- 4 agosto, 2013 – 11:3814 Comentarios

silencio_buenaJosé Manuel CampilloJosé Manuel Campillo.- El cine argentino se diferencia del español, principalmente, en dos cosas: la primera, los diálogos. En una película española dirían: «No tienes ni puta idea. No sabes hacer nada. Eres un inútil». La argentina, sin embargo, utilizaría un lenguaje más alambicado. Sería algo así: «Creo que no tienes los conocimientos adecuados.  Dilapidaste tus mejores años en aprendizajes superfluos».

La segunda, y más importante, es que ellos tienen a Ricardo Darín. Es el flotador que salva cualquier película que haga el conato de ahogarse.

El guión es muy brillante, como escrito por Oscar Wilde antes de conocer a Alfred Douglas. Pero más preciso. En esta ocasión encontramos a un guionista que ha dejado arrinconada la belleza, que siempre es sinónimo de efímero, y ha buscado la verdad y la justeza entre la expresión y el pensamiento. Se habla de la Justicia con el mismo rigor que se hacía en esa gran obra del séptimo arte llamada Vencedores o Vencidos. Los diálogos amplían nuestro conocimiento de tan vilipendiada diosa. A nuestros miembros del Tribunal Supremo, esos que fabrican sentencias ad hoc a los políticos con la misma facilidad que Messi hace goles, no les vendría mal ver la película.

Tesis_sobre_un_homicidio-260765350-largeLa historia y el desenlace se adivinan desde el principio, aunque eso no es óbice para que el gran Darín y su némesis en esta cinta, Alberto Ammann, nos entretengan en un duelo de finos espadachines. Son dos actores que se fajan bien en las distancias cortas. Tienen esa mirada poliédrica que les permite salir airosos de casi cualquier situación. Presten atención a la nueva estrella argentina, Calu Rivero, una de esas caras por las que uno es capaz de acudir a una cita aun sabiendo que ella no se va a presentar.

No falta en esta cinta esa conjunción adversativa que tanto temen los críticos. El «pero» que hace que el regusto del buen vino que la vista, el olfato e incluso el buqué prometían, al final se estropee. Y nos quede un vino que pudo ser y no fue. De esos de cinco euros.  Ese «pero» que siempre está presente en los malos matrimonios aparece aquí al final. No está bien resuelto. El edificio de la historia se va construyendo de manera adecuada, como si fueran duchos castellers los que están al frente. Si bien los últimos que han de coronar el imponente castel  pierden el equilibro por el miedo al triunfo. Ese que atenaza a los  Poulidor de turno.

Posdata: Una tesis es la exposición de una idea clara expuesta de manera enrevesada para que se sepa que se sabe. Tesis sobre un homicidio es lo mismo en imágenes. El director ha olvidado que solo el no querer ser interesantes, nos hace serlo. Por lo que concluimos que no podemos darle el Cum Laude.

Silencio, ¡se rueda!
José Manuel Campillo
www.vienafindesiglo.blogspot.com

Etiquetas: , ,

14 Comentarios »

  • Fermin G. dice:

    A veces unos ojos verdes, una mirada profunda y afable, unidos al sonido aterciopelado de las palabras…sirven para hacer negocio. ¡Ché, que suertudo el pive!

  • Carmen dice:

    Hace algunos meses, en un canal codificado, escuché decir a un crítico desconocido para mi que Meryl Streep era la mejor atriz- actor de todos los tiempos. Hace unas semanas, a propósito de la última película de Gracía Querejeta, un reputado crítico afirmaba que la película era correcta pero que fallaba algo… ¿ Y qué no falla? Pues la inconmensurable Maribel Verdú , apostillaba.

    Pues bien. Yo leo con placer cada una de las críticas de José Manuel Campillo y las disfruto. Creo en la libertad de expresión, de pensamiento , de cátedra y de todo lo que falta, pero tengo la impresión de que el cine que ve y comenta Campillo es un cine sin mujeres o , en el mejor de los casos, relegadas a formar parte del decorado. Yo no soy crítica de cine, pero con el debido respeto me voy a permitir rectificarle. La diferencia entre el cine argentino y el patrio reside en sus diálogos y en algún aspecto más,no lo dudo. Mas no en sus actrices . Y si Darín es el flotador, Maribel no lo es menos ( y algunas acrices más), Y si Darín y Luppi son buenos, Norma Aleandro o Cecilia Roth no son peores. Y sí más versátiles.

  • José Manuel Campillo dice:

    Hola Carmen. Ya se echaban de menos tus comentarios por esta sección. Gracias por leerme.
    Siento haberte dado una impresión equivocada. No entiendo el cine sin sus actrices, igual que no entiendo la vida sin mujeres.
    Valoro mucho a Errol Flynn, a Darin, a Stewart, a Cage, a Douglas, a Mason, a Robinson, a…, pero también valoro por igual a Deborah Kerr, a Kim Novak, a Bette Davis, a Binoche, a Gardner, a… Quiero a los actores y actrices por igual. No es excluyente. Son gustos compatibles.
    De hecho, por si sirve de algo, cambiaría todos mis posibles cafés con los columnistas de este periódico (Rivero, Robles, Romera, Valero,…) por haber podido compartir una hora con alguna de las actrices que he mencionado arriba (sé que mis compañeros de columna lo entenderán). Y aún es más. Afirmo que es posible que los males de este país se acaben cuando tengamos una presidenta de Gobierno.
    Repito, Carmen. Siento haber dado una impresión equivocada. Seguro que hay otras películas que se prestarán a deshacer el entuerto anterior.
    Un saludo. Espero seguir leyendo tus atentas críticas en esta sección.

    • Carmen dice:

      Tan correcto y educado como siempre, José Manuel, pero sigues hablando de mitos y mitomanías no de buenas actrices ni , de lo que es más importante, de grandes personajes. Sí, Binoche y la Davis muy grandes, el resto de las mencionadas…mitos y , a excepción de la exquisita Binoche, in corpore in sepulto .Y qué quieres que te diga: presumo que la mayoría de ellas desearían que las apreciaras por su talento tanto como compartir mesa y café contigo.

      Bien, no hay nada que disculpar. El escritor dibuja en el color blanco lo que le dicta su corazón y su intelecto, faltaría más. Seguiré leyéndote como hasta ahora y creyendo que además de buen escritor eres un gran tipo. Ah, Darín es buen actor y asquerosamente triste. Y yo no me fío de los tristes ni de los que se colocan el traje de perdedores. Los guapos también sabemos de pérdidas y las asumimos con apostura y sin victimismos , jeejee.

      Un saludo.

      • José Manuel Campillo dice:

        Estimada Carmen: A todas las aprecio por su talento. Es verdad que también por su belleza. Pero, al fin y al cabo, la belleza no es una actitud y, por lo tanto, un talento.
        Posdata: Najwa Ninri,Adriana Ozores, Barbara Lennie de las españolas. Meryl Streep, Emma Thompson,Patricia Arquette…
        Un saludo.

  • manuel v. dice:

    Que hay de nuevo viejo? Tengo escrito por ahí sobre el cine español (opinión de un espectador que no entendido, ¿entendido?), y al margen de la mala o buena “política” de nuestro celuloide, que incluso algunas de las grandes películas adolecen de tres cosas: los diálogos, la vocalización (incluido nuestro norteamericanizado Bardem) y las escenas de sexo… gratuitas como un plus de liberada intelectualidad. A mi, Darín me cayó bien desde que lo vi por primera vez, creo, en El mismo amor , la misma lluvia a la que siguieron Kamchatka, la luna de Avellaneda y El secreto de sus ojos -genial- y alguna más que no recuerdo (su filmografia es muy amplia) y siempre que aparece en una peli es un pilar seguro. Tiene un alo de melancolía muy empatizadora. Y, respecto a la opinión de Carmen, respetabilísima pero no la comparto. Maribel Verdú forma parte del elenco de actrices españolas de los 80 que competían a ver cuál de ellas era más osada en cuestión hasta el punto que si no había un buen cameo, casi, casi hasta lo explicito o en el terreno del porno blando, rechazaba la peli, a no ser qur tuviera necesidad de trabajar. Bien, Campi.

    • José Manuel Campillo dice:

      “Halo de melancolía muy empatizadora”. Yo no lo hubiera dicho mejor. En cuanto a los trabajos de juventud de Verdú, ¡quién no tiene un pasado, amigo Manuel!. Lastima no me pillara a mí en alguno de esos cameos. De cama, claro. Aprovecho que mi mujer está durmiendo la siesta para hacer este comentario.
      En cuanto a lo nuestro (que nadie piense mal. O sí), amigo Manuel, a ver si este agosto puede ser.
      Un saludo.

  • manuel v. dice:

    cameo, de cama, claro

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.