Inicio » Editorial

Ni ampliación de zona azul ni actos vandálicos: el Ayuntamiento de Ciudad Real debe dar marcha atrás

- 26 agosto, 2013 – 14:429 Comentarios

Editorial de Miciudadreal.es.– El rechazo en la calle y en foros digitales que ha despertado la ampliación de la zona azul hasta barrios muy alejados del centro de Ciudad Real debería hacer recapacitar a los responsables del equipo de Gobierno del Ayuntamiento sobre la conveniencia, no ya política, sino social y económica, de seguir adelante en sus pretensiones.
Zona Azul
De nada servirán las campañas de “información” que ha prometido la alcaldesa: difícilmente entenderán los ciudadanos que la instalación de más parquímetros en barriadas cada vez más alejadas del centro histórico y comercial no es otra cosa que un aumento de la presión fiscal (en un contexto de depresión económica y desafección ciudadana hacia la gestión política) para los vecinos más humildes que no poseen cocheras ni pueden permitirse el lujo de alquilar plazas de aparcamiento con el fin de estacionar los vehículos cerca de sus propios hogares.

La zona azul, que podría tener su justificación en el casco histórico y comercial de Ciudad Real, supone para las zonas más alejadas una revolución en su modo de vida y economía familiar, toda vez que ni siquiera la zona naranja (otro impuesto más que añadir a la lista) podría garantizar la disponibilidad de plazas a ciertas horas del día.

Para más inri, la sorprendente decisión municipal de otorgar el servicio a otra empresa privada distinta de la que lleva gestionando la primera fase de la zona azul desde hace años podría acentuar más la confusión entre los usuarios… por no hablar de que siempre será más coherente y transparente un servicio recaudatorio gestionado directamente por el Ayuntamiento, y no por empresas privadas que hacen su agosto al amparo de las concesiones públicas.

Por mucho que la iniciativa haya salido adelante con toda legitimidad política (aunque no olvidemos, en periodo estival y con la mayoría absoluta del PP en el consistorio), el Ayuntamiento debería replantearse sus pretensiones, hacer frente a los costes del aplazamiento de la concesión, y aparcar su proyecto hasta que la situación económica cambie. Y, mientras tanto, buscar otras alternativas, como la creación de verdaderos aparcamientos disuasorios para los miles de conductores que a diario visitan la ciudad, así como la racionalización de los horarios y trazados de las deficientes líneas de autobuses.

No obstante, lo que Miciudadreal.es jamás hará es jalear y amparar mediáticamente comportamientos violentos y antidemocráticos contra las personas y los bienes, sean de titularidad pública o privada, como los acaecidos este domingo. Insistimos en que en democracia hay cauces de participación e incluso de insumisión, siempre que ésta sea argumentada, pacífica, civilizada y se haga con alternativas razonables.

Por eso se hace exigible una condena unánime, clara y contundente de la oposición (tal y como ha hecho ya), así como de todo el movimiento vecinal, hacia los actos vandálicos de la “noche de los expendedores estropeados”. Ese comportamiento, lejos de ser ciudadano y razonable, obedece más a una insumisión gamberra e infantil que busca hacer daño por el mero hecho de hacerlo, sin tener la seguridad de que la reposición de esos aparatos sea, precisamente, también a costa del contribuyente…

zp8497586rq
Etiquetas: , , , , , ,