Inicio » Destacadas, Puertollano

La "amenaza azul" llega a Puertollano: Instalan los parquímetros en las nuevas calles de estacionamiento de pago

- 27 agosto, 2013 – 13:2520 Comentarios

El Ayuntamiento de Puertollano  y la empresa Valoriza Servicios Ambientales ya están instalando las máquinas expendendoras de la zona azul en las calles incluidas en la ampliación del estacionamiento de pago, incluidas las que en un primer momento estaban previstas en una “segunda fase”, como es el caso de la calle Goya o Primero de Mayo. Los vecinos consultados por este digital miran con recelo lo que consideran una “amenaza azul” o el intento de “privatizar las calles de barriadas obreras”, alejadas del centro comercial de la ciudad.

Nuevo parquímetro instalado en la Avenida Primero de Mayo

Nuevo parquímetro instalado en la Avenida Primero de Mayo

Según se aprobó en pleno municipal celebrado el pasado mes de junio con los votos a favor de PSOE y PP, está prevista la ampliación de cuarenta y siete plazas de estacionamiento en zonas reguladas y vigiladas (ORA), de las que veintinueve corresponderán a residentes en las calles Juan Bravo (tramo entre José Domingo Maestre y Campoamor), con nueve plazas; Santísimo (entre Aduana y Cañerías), con trece plazas; y San Gregorio (de San Feliciano a San Pedro), con siete plazas de residentes. Además, habrá dieciocho plazas más de zona azul, de las que siete estarán en la calle Benéfica (entre Numancia y San Pedro) y once en Ave María (entre San Feliciano y San Pedro).

En una segunda fase estaba previsto añadir dos tramos más: la calle Numancia, desde Benéfica a Velázquez, con trece plazas de zona azul; y la Avenida 1º de Mayo, desde Fulgencio Arias a María Auxiliadora, con treinta y una plazas de zona azul, e incluso la calle Goya, desde la calle Norte dirección calle Larga. De hecho, ya se encuentran instaladas las máquinas expendedoras en algunas de estas calles, como es la caso de Primero de Mayo.

La empresa Valoriza Servicio Medioambientales tiene la concesión mediante contrato administrativo para la gestión y explotación de las zonas de aparcamiento regulado en superficie por un plazo de 10 años a partir del 6 de junio de 2007.

Todos los vecinos consultados por este digital en la zona de Avenida Primero de Mayo se han mostrado visiblemente molestos ante la implantación del estacionamiento de pago en su barriada. Hay quien considera la zona azul como toda una “amenaza a la economía familiar” por cuanto se trata de una medida meramente recaudatoria en barriadas muy alejadas del centro comercial de Puertollano.

“Están privatizando una barriada obrera”, dice indignado otro vecino, que asegura que no puede permitirse pagar la zona azul para dejar el coche aparcado cerca de su propia casa, y que la zona destinada a residentes “no asegura la plaza en muchos momentos del día”.

Otro ciudadano se ha quejado de la presión fiscal en la ciudad no para de aumentar, y ha recordado que ya el año pasado el Ayuntamiento aprobó una subida de tasas e impuestos del tres por ciento, “incluido el impuesto de vehículos, las tarjetas de residentes para el estacionamiento en zonal azul, y el billete del autobús”.

Una “redistribución de plazas”

Según el equipo de Gobierno, la ampliación de la zona azul responde a una “redistribución” de 102 plazas de zona azul y de residentes, “en compensación por la reducción registrada por diversas causas”, entre ellas la instalación de terrazas en la calzada permitida por la nueva ordenanza municipal.

Hasta la fecha, la única voz discordante en el seno del Consitorio ha sido la del portavoz de Izquierda Unida, Agustín Pérez Motilla, quien ha señalado que la mayor parte de las plazas que se han perdido se ha debido a la colocación de terrazas en la vía pública y ha mostrado su posición contraria a que se desplazara la zona ORA hacia la calle Numancia, Primero de Mayo y Goya, “ya que supondría reducir en una forma importante el número de aparcamientos libres e incrementar las zonas de pago, en especial a los vecinos de la barriada Santa Ana”.

“No se ha tenido en cuenta que existe una menor ocupación de la zona azul y debería haberse replanteado que estos momentos sean necesarias las 701 plazas con un estudio en profundidad. Para beneficiar a unos pocos se perjudica a una mayor parte de la población”, señalaba Pérez en el pleno municipal.

Por su parte, el concejal de Movilidad, Jesús Caballero, sostiene que no supone una ampliación de la zona azul ni residente, sino que es una “compensación” de las plazas perdidas “y no se incrementa ni una sola más, dado que existe un contrato firmado en la que se fijan las condiciones y que ahora no se puede modificar por los perjuicios que podría ocasionar a este Ayuntamiento”.

zp8497586rq
Etiquetas: , , , , , ,