Inicio » Blog del COFCR

¿Qué sabemos de la Enfermedad de Crohn?

- 20 mayo, 2016 – 09:00Sin comentarios

Cristina López-Casero Beltrán, farmacéutica comunitaria de Campo de Criptana.- La Enfermedad de Crohn es una enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) crónica, que se caracterizan principalmente por una inflamación crónica del aparato digestivo en diferentes zonas del mismo. En concreto, la Enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier zona del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano. Sin embargo, lo más frecuente es que afecte a la vez a la parte final del intestino delgado (íleon) y a la inicial del intestino grueso o colon (el ciego).

Cristina-Lopez-CaseroCAUSAS

La causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce. El sistema natural de defensa del cuerpo, llamado sistema inmunitario, protege contra las infecciones atacando las bacterias, los virus y otras sustancias que pueden causarnos una enfermedad. Los investigadores piensan que en la enfermedad de Crohn, el sistema inmunitario ataca bacterias y virus inofensivos, es decir, que el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano, lo que se conoce como un trastorno autoinmunitario. Durante el ataque, se acumulan glóbulos blancos en el revestimiento intestinal. Los glóbulos blancos causan inflamación crónica, que produce úlceras, llagas y lesiones en el intestino.

Cuando partes del tubo digestivo permanecen hinchadas o inflamadas a lo largo del tiempo, las paredes intestinales resultan engrosadas.

Los factores que pueden jugar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad de Crohn son:

  • Los genes y los antecedentes familiares
  • Los factores ambientales.
  • Tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias normales en el intestino
  • Tabaquismo

SÍNTOMAS

Los síntomas principales de esta enfermedad son la diarrea y el dolor abdominal. La fiebre constituye otro síntoma clásico de esta patología, junto con la pérdida de apetito y de peso.

La diarrea es el síntoma más frecuente en el momento del diagnóstico y, según sus características, puede indicar qué zona del tubo digestivo está afectada por la enfermedad. Así, si es de escaso volumen pero acompañada de sangre, significa que la zona lesionada es el colon. Por el contrario, si son deposiciones voluminosas, indica que es el intestino delgado el afectado por la inflamación.

El dolor, por su parte, puede aparecer en distintas zonas del abdomen dependiendo de dónde se encuentre la inflamación y si se ha producido alguna obstrucción en el aparato digestivo.

La enfermedad de Crohn afecta de igual manera a hombres que a mujeres.  Suele aparecer en la juventud, entre los 15 y los 30 años, pero se observan casos nuevos a cualquier edad, incluso en niños.

PRONÓSTICO

Actualmente, la Enfermedad de Crohn es crónica ya que no tiene cura. No obstante, la persona vivirá periodos de actividad o brotes, con otros periodos sin síntomas, en los que la enfermedad remitirá.

La esperanza de vida es además similar a la de la población general, pero sí se da una probabilidad ligeramente superior de padecer cáncer coleorrectal.

DIAGNÓSTICO

El médico le hará un examen físico y diferentes pruebas para diagnosticar la enfermedad de Crohn:

  • Una analítica de sangre donde es posible que se pueda mostrar anemia ocasionada por la hemorragia, al igual que una cantidad alta de glóbulos blancos, debido a la inflamación crónica.
  • Un cultivo de heces.
  • Una Colonoscopia: es la prueba más común.

 TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento médico es lograr que haya el menor número de brotes posibles.

El tratamiento se basa en tres cosas fundamentales:

  • Los medicamentos
  • El control de la alimentación
  • La cirugía

Los medicamentos que suelen usarse son: antiinflamatorios, esteroides, supresores del sistema inmunitario, antibióticos y fármacos antidiarreícos.

CIRUGÍA  

La cirugía no cura la enfermedad, se recurre a la cirugía cuando la enfermedad acarrea complicaciones, como fístulas, perforación u obstrucción intestinal, entre otras.

DIETA

La dieta es muy importante para evitar la desnutrición o para prevenirla.

Se debe llevar una dieta variada, con alimentos ricos en hierro, calcio y proteínas. Y es que, cuando el cuerpo tiene todos los nutrientes que necesita, se obtiene una mejor respuesta inmunológica la cual permite combatir, por ejemplo, las infecciones del intestino.

Contrariamente a lo que muchas veces se lee y se oye, no existe ningún tipo de dieta que consiga disminuir los brotes de Enfermedad de Crohn. No están justificadas por tanto ni la dieta sin fibra, ni la dieta sin lácteos. Carece de fundamento científico y puede ser contraproducente en la persona. Igualmente, durante los brotes tampoco hay ningún alimento del que se haya demostrado que su retirada sea beneficiosa.

De todas formas como medidas generales, se recomienda:

  • Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
  • Beber mucha agua (consuma frecuentemente cantidades pequeñas a lo largo del día).
  • Evitar los alimentos ricos en fibra.
  • Evitar los alimentos grasos, fritos y las salsas.
  • Evitar alimentos que causan gases, como las legumbres.

COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD

Las personas con enfermedad de Crohn pueden desarrollar obstrucción intestinal cuando el tejido cicatricial bloquea la vía intestinal. Una vía intestinal estrecha se conoce como estenosis. Cuando la vía se bloquea por completo, los alimentos y las heces dejan de circular y se presentan cólicos y vómitos. Hay personas con Enfermedad de Crohn que presentan síntomas en otros órganos del cuerpo. Son las conocidas manifestaciones extraintestinales:

  • Las manifestaciones articulares pueden ir desde las muy leves hasta padecer artritis, sobre todo aquellas personas tratadas con esteroides.
  • En la piel, pueden aparecer lesiones en forma de nódulos dolorosos, enrojecidos y con aumento de temperatura.
  • Los ojos también pueden verse afectados mediante la inflamación del blanco del ojo (escleritis) o la inflamación de una de las telillas que recubren al ojo por dentro (uveítis).
  • También son frecuentes las manifestaciones en el hígado.
  • Anemia, que puede ser causada por la misma enfermedad o por una deficiencia de hierro, puede hacer que la persona se sienta cansada.
  • Síndrome de las piernas inquietas

Las personas con enfermedad de Crohn podrían recibir cantidades insuficientes de proteínas, vitaminas o calorías en su dieta, debido a que

  • Tienen malestar estomacal que no les permite ingerir suficientes calorías
  • Podrían no ser capaces de absorber los nutrientes en el intestino

Los niños con enfermedad de Crohn pueden tener problemas de crecimiento y podrían tener una estatura más baja de lo normal para su edad.

Para terminar, me gustaría incidir en que el estilo de vida es muy importante en esta enfermedad, ya que influye muchísimo en el curso de la enfermedad. Las recomendaciones más importantes que le daríamos a un enfermo de Crohn para que pueda llevar una vida estable serían:

  • Dejar de fumar: es muy importante para las personas con Crohn. Porque fumar agrava su enfermedad, aumenta el número de brotes, conlleva un tratamiento más agresivo para controlar la enfermedad e incluso puede llegar a recurrir con mayor frecuencia a la cirugía.
  • Llevar una dieta sana, variada y equilibrada, comiendo de todo.
  • Hacer ejercicio físico moderado
  • Llevar una vida tranquila
  • Dormir bien
  • Evitar el alcohol y los medicamentos irritantes del aparato digestivo.

Aún tomando estas medidas, nadie asegura que estas personas sufran brotes de vez en cuando, pero con la medicación de mantenimiento y con unos hábitos saludables, llevarán una vida lo más normal posible.

Logo-COF-Ciudad-Real

 

Blog del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real
http://blog.cofciudadreal.com/

Etiquetas: , ,