Inicio » Sin tapujos

Declaración de Mikis Theodorakis

- 2 junio, 2017 – 08:2613 Comentarios

MarcelinoDentro de tres meses se cumplirán cinco años de una importante declaración. La hizo Mikis Theodorakis. Ese revolucionario, artista y patriota griego. Por proceder de quien procede, la reproduzco casi en su integridad, con la esperanza de que las palabras de quien naciera cerca del monte Olimpo nos impulse a ponernos en pie frente a la realidad engañosa en que vivimos.

Preámbulo

Por una Europa de Naciones, de pueblos y Estados.

Una Europa de ciencia, arte y cultura.

Una Europa de economía, industria y desarrollo social.

Una Europa de paz y solidaridad entre los pueblos“.

“Hoy el mayor contraste que existe se produce entre todos los pueblos de Europa y las fuerzas que representan, y tienen como objetivo, el dominio de un gobierno global centrado en una serie de enormes bancos como los de Rockefeller-Rothschild y Goldman Sachs, con auxiliares tales como el Deutsche Bank y el Banco Central Europeo (BCE); con el Club Bilderberg ejerciendo de vocero del gobierno (con Henry Kissinger como presidente) y sus satélites: FMI, la Organización Mundial de Comercio, y órganos tales como, por ejemplo, la Escuela de Chicago”.

“El objetivo de este nuevo totalitarismo es la globalización, que implica la construcción de una nueva sociedad de tipo desconocido sobre las ruinas de naciones y la patria de los pueblos, para crear una nueva clase de ciudadano, subyugado y obediente a los planes y aspiraciones del gobierno global, que será controlado y dirigido por un Trust Internacional de Bancos y servirá a sus intereses”.

“Los estados europeos hoy están divididos en dos bandos: Uno, formado por los que se dan cuenta de la nueva realidad, y de modo consciente sirven a las fuerzas del gobierno global y, otro, que desdeña esta realidad e incluso coopera, como oposición al primero, dentro del proceso político. De modo que las fuerzas políticas actuales de todos los partidos: derecha, centro, izquierda, los verdes, etc. están dentro de la misma maquinaria de poder político. Andan sobre los raíles que controla el gobierno global y que lleva a la muerte de los pueblos nacionales para sustituirlos con la creación de una nueva sociedad internacional, completamente subyugada a los intereses y exigencias del gobierno global”.

“Por lo tanto los Parlamentos actuales, que se encuentran bajo el control del FMI y de los bancos europeos, se han pasado a los órganos del nuevo totalitarismo, de modo que no hay posibilidad de resistencia a través de estos sistemas de poder. Las fuerzas que quieran mantenerse dentro de estas nuevas circunstancias, deberían tener como centro de su actividad su presencia física entre el pueblo”.

“La experiencia en mi país por la presencia de la Troika, en los últimos dos años y medio, nos lleva a la conclusión de que el control de la economía por gobiernos extranjeros, impone condiciones de ocupación. Por este motivo, la resistencia del pueblo debe adquirir la forma de una lucha de liberación”.

“Nuestra arma es la resistencia activa de una unidad nacional verdadera.

Consecuentemente, la unidad patriótica del pueblo es clave.

Esto quiere decir que como la totalidad del pueblo está afectada, la forma de la unidad debe estar por encima de las clases existentes, de ideologías y de diferencias políticas; en otras palabras, un patriotismo nacional”.

“Cuando una nación no moviliza todas sus fuerzas, sin excepción alguna, en contra de las fuerzas de saqueo de la globalización, está perdida”.

“Después de todo, el ataque, con dinero como arma, es mucho más severo y más eficiente que cualquier clase de fuerza política o militar. Porque es un ataque contra todos los ciudadanos en su conjunto. No sólo contra la integridad de su cuerpo, sino también de su mente y de su alma”.

“El dinero, con el impacto del desempleo, miseria y miedo, acaba con la individualidad de la personalidad del ciudadano y destruye el tejido social que establece la forma y el contenido del Estado nacional del pueblo”.

“De modo que es necesario que cada nación sea capaz de movilizar todas las fuerzas que tenga disponibles: la tradición, la historia, la ciencia, el arte, la cultura, la salud nacional y el potencial de desarrollo. De este modo, el movimiento patriótico nacional, será capaz de resistir desde una posición de fortaleza. Podrá aislar las fuerzas que sirven o que persistan en ignorar la amenaza de un ataque del nuevo totalitarismo, para profundizar en la unidad del pueblo que lo lleve a niveles de fuerza y de determinación superiores proyectando el plan de una nueva sociedad en un país completamente libre”.

“La creación de un frente unido de los pueblos de Europa conduciría naturalmente a una derrota total de las fuerzas de la invasión destructiva y a la creación de una Europa de los pueblos, para la paz y el progreso, cuyo poder e influencia sería tan enorme que podría jugar un papel importante a un nivel internacional”.

Si esta declaración no estuviera firmada por Theodorakis, la pijoprogresía circundante seguramente la calificaría de fascista. Tanta apelación al patriotismo nacional seguramente les revolvería las tripas; y esto por dos motivos: por hablar de nación y hacer lo propio con patria; dos palabras tabú.

Perdón, que la patria es la gente.

Dejémonos de neolengua de una vez. La patria es el lugar de nuestros ancestros. La gente es el pueblo. Curiosamente los que quieren transformar el significado de patria por gente no osan mencionar la palabra pueblo. Justo lo que recomienda el mundialismo y sus adláteres, utilizar un lenguaje “magmático”, amorfo. Estaremos todos de acuerdo en que la potencia que tiene la palabra pueblo no la tiene gente.

¡Y nacional! Mikis, ¿cómo se te ocurre? El vocablo nacional es mala palabra, al menos deberías antecederla con el prefijo “pluri” ¿Pluri….? ¡Hay que ser cursi……! No creo que ninguno de estos pijoprogres se atreviera a enmendar la plana en su día a Theodorakis cuando emitió la declaración. Hicieron algo peor, la despreciaron. Porque una declaración de este calibre es mucho más que unos papeles escritos, es un manifiesto político con todas las de la ley. Claro que nació con pecado original: Llamar a una unidad nacional patriótica contra la superestructura (me imagino que esta palabra todavía les sonará a algunos) que nos fagocita imparablemente.

Es tal la aversión a las palabras unidad, nacional y patriótica, que se casaron con la superestructura. No lo digo yo. Lo afirma el firmante de la declaración.

Nunca se debe morder la mano que te da de comer, ¿verdad? Ahora entendí.

La izquierda, la derecha, el centro, los verdes, ¿hace falta seguir?, son cómplices. Así que dejemos de pegarnos entre nosotros.

Unidad nacional patriótica. Tranquilos que no son fascistas. Son palabras con una energía vibratoria extraordinaria. Como tradición, historia, ciencia, arte, cultura, salud nacional o potencial de desarrollo, también mencionadas por el artista griego.

Si hoy apareciera un partido que hiciera suyos los postulados de Theodorakis el sistema en pleno trataría de echarlo fuera del tablero político tachándolo de extrema derecha o populista ¿Mikis Theodorakis de extrema derecha o populista? Lo que sin duda posee es sabiduría.

A los que tenéis la amabilidad de leer estos artículos os animo a que participéis en un debate reflexionado sobre la declaración de Theodorakis dejando vuestros comentarios.

Todavía queda mucho por hacer. La historia del mañana no está escrita. Somos nosotros quienes tenemos el papel y la pluma. Que no se nos olvide escribir a mano por más que disfrutemos de un tecnológico ordenador.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

13 Comentarios »

  • Charles dice:

    Como de costumbre, un interesante y estimulante artículo.
    El próximo 29 de julio, Michael ‘Mikis’ Theodorakis cumplirá 92 años.
    Siempre se ha definido como ‘independiente de izquierdas’ aunque pasó a colaborar con la derecha por su ‘confianza absoluta’ en su líder.
    Admiro a este prolífico compositor e intelectual griego a pesar de que, a veces, no se le comprende y se le acusa de ‘nacionalista’, pero no lo es.
    Él, simplemente, cree que la historia y el conocimiento le dan fuerza y energía para hacer cosas buenas.
    Siempre ha dicho que “primero, la música; luego, la política”.
    Creo que la vida y obra de Michael ‘Mikis’ Theodorakis deberían servir a muchos en estos días difíciles.
    Luchar para lograr, lograr para dar…

  • Gonzalo dice:

    La diga quien la diga, esta declaración es una declaración fascista. Tiene poco que envidiar en cuanto a fanatización patriótica a las que en su momento lanzaron Hitler o José Antonio, que por cierto, al igual que Theodorakis, también atacaban en sus discursos el Status Quo económico-político de su época y lanzaban bonitas proclamas de parabienes futuros una vez alcanzada la unificación patriótica nacional.

    Asumiendo que este hombre ha sido alguna vez realmente de izquierdas, y que no tiene demencia senil, que también podría ser, esta declaración no muestra sino la pérdida de norte de la izquierda de hoy, tema que acabo de tratar en mi último texto.

    La izquierda, por naturaleza, por definición, es internacionalista. No entiende de patrias ni banderas. Lo importante son las personas. Todas ellas, hayan nacido donde hayan nacido. Todos somos iguales.

    Pero la izquierda de hoy ha perdido el norte… unos no defienden la democracia… y otros se vuelven fascistas.

    • Ana dice:

      Lo siento Gonzalo. Te habla una persona humanista que, tradicionalmente, se ha identificado con la izquierda.

      Estás confundiendo el internacionalismo con el globalismo.
      El internacionalismo se basa en relacioner inter-nacionales, es decir, como su propio nombre indica, entre-naciones.

      El globalismo es otra cosa. Es una superestructura -como dice el artículo- al servicio de los que sí son fascistas.

      Evidentemente, la izquierda -y no sólo la izquierda- está “despistada”. Y lo está porque se ha subido al carro de la globalización diciendo que es internacionalismo. No, Gonzalo, no. Son dos cosas absolutamente diferentes. Siento que tú que hablar de desorientación de la izquierda seas un exponente de tal pérdida de rumbo. Porque estás unificando dos conceptos que son diferentes.

      • Gonzalo dice:

        El uso, tal vez inadecuado, del término “internacionalista” no invalida el argumento. Dejo bien claro lo que significa para mí ese término justo después: la izquierda no entiende de patrias ni banderas.

        La izquierda en su origen, en su esencia.

        No los que hoy se consideran de izquierdas, que han perdido el norte del todo.

    • Ademán dice:

      Gonzalo, con todo respeto. La izquierda tendrá que ser lo que tenga ser para defender a los más desfavorecidos ¿De verdad piensas que la globalización está pensada para eso?

      Dices que por definición la izquierda no sabe de patrias ni banderas. Eso es un canto al sol, porque en el mundo real sí existen las dos.

      Posiblemente en una época futura, sabe dios cuándo, eso podrá realizarse. Hoy, el mundo en que vivimos, los que plantean las no patrias y las no banderas son aquellos que seguramente tú pretendes combatir. Sin embargo, estás alimentando al suscribir sus postulados.

      Actualmente, los Estados nacionales son los únicos que pueden garantizar la protección de los desfavorecidos y promover el desarrollo de sus ciudadanos.

      Como dice Ana. El internacionalismo no es lo mismo que la globalización, pero, incomprensiblemente, muchos estáis confundiendo ambos términos.

      • Gonzalo dice:

        La izquierda, por definición, no sabe de patrias ni banderas. Pero una buena parte de la izquierda de hoy ha perdido el norte, como ya he comentado antes, y defiende unas y otras.
        Y el hecho de que existan no quiere decir que sean buenas.

        Y no, los Estados nacionales no son los únicos que pueden garantizar la protección de los desfavorecidos y demás. Eso es unos de los dogmas oficiales del Sistema. Dogma de fe. Una bobada que mucha gente cree porque se la han repetido muchas veces.

        Sin embargo, lo que no es un dogma de fe, sino un hecho, es que los Estados nacionales saquean otras naciones, provocan guerras, hambrunas, etc. Que en absoluto contribuyen al desarrollo de los ciudadanos de las naciones a las que agreden.

    • Francisco de Goya dice:

      Gonzalo ¿Cómo puedes llamar fascista a la declaración de MT por hacer un llamamiento a que sean los pueblos de Europa los que tomen las riendas de su destino en vez de un Trust Internacional de Bancos?

      ¿Se te ocurre algo más sensato?

      • Gonzalo dice:

        En el mismo texto llama al “patriotismo nacional”. Puro fascismo.

        Después de ese llamamiento, lo de “los pueblos de Europa” son palabras vacías.

        Que quedan bien. Engañan a los que reflexionan poco.

        Y además, ¿por qué Europa? ¿Por qué no son los pueblos del mundo los que deben tomar las riendas de su destino?

  • Ángel Manuel dice:

    Para mí Marcelino, está declaración tiene también una intención que va más allá de denunciar la falta de soberanía de Grecia, tutelada por las entidades financieras internacionales.

    Qué le pasa a un pueblo cuando su moral está destruida por la corrupción crónica de sus gobernantes, necesita ánimo patriótico.

    En España, donde no hemos tocado fondo porque el Estado es suficientemente fuerte pues sus ingresos están asegurados por un sistema informático excepcional que impide que el fraude fiscal esté generalizado (en Grecia no era así), necesitamos de esa vena patriótica por motivos diferentes, la secesión territorial promovido por un separatismo intensamente corrompido.

    Porque el separatismo busca esencialmente impunidad.

    Es un matiz el español, que le hace un fenómeno muy particular. Estamos intervenidos de hecho, pero Marcelino, pero me alegro de ello. El límite de gasto público impuesto por la UE es un límite también para la corrupción.

    El nivel de los gobernantes españoles es muy bajo. Afectados por ello en nuestra moral, y porque la corrupción también es un fenómeno social y no sólo político, necesitamos de ese patriotismo español para reforzar el valor del Bien Común tutelado por todos.

    El patriotismo es aspiración a no conformarnos con lo que hay, es rebeldía frente al conformismo o resignación, es afirmar la identidad española por encima de los oscuros intereses particulares o secesionistas.

    Pablo Iglesias habla de patriotismo, pero como un elemento homogeneizador de la masa. Porque para el populismo el pueblo español es masa. El individualismo siempre resiste la manipulación, y por otra parte fomenta la indiferencia.

    Patria y España son realidades inseparables. Individualismo y comunitarismo cara y Cruz de la contradictoria condición humana.

  • Pensamiento crítico dice:

    La pérdida del norte no es exclusiva de la izquierda, es general; y lo es porque ambas ideologías hace tiempo que dejaron de ser opuestas. Actualmente están abrazadas, aunque lo nieguen formalmente, pero lo están.

    Necesitamos un replanteamiento general, asumiendo que este juego, el que veníamos realizando desde hace 250 años, se ha terminado.

    • Gonzalo dice:

      Tienes toda la razón, aunque mucho me temo que esa asunción de que este juego ha terminado la hacemos cuatro gatos. Por desgracia, el rebaño no asume más que lo que le dicen por la tele.

      Pero bueno, esos cuatro gatos podríamos hacer mucho más de lo que hacemos, si nos pusiéramos a ello.

      Que tampoco lo hacemos.

  • Antonio Fernández dice:

    En el día de hoy, el Banco de Santander ha comprado el Banco Popular. La banca española – gracias al rescate (que pagamos todos los españoles, con unos tipos de IVA muy elevados además) – además de saneada, mantiene intacta su cartera inmobiliaria, y sigue regulando sin contratiempos el mercado inmobiliario, con todas sus consecuencias. La Banca, y todas las empresas afines (energéticas, seguros, prensa, etc.), en nuestro país, son mucho más que un poder fáctico que controla la economía (más especulativa que productiva).

    Mucho nos quejamos de la corrupción de los políticos (en connivencia con empresas corruptoras), pero esto no solo no ha perjudicado a la banca, sino todo lo contrario. Cabría decir aquello de que “a río revuelto, ganancia de pescadores” ¿entonces, quien puede hacer frente a la banca? Evidentemente, aquellos que con sus actos acrediten representar los intereses de la población de un Estado, en todas sus capas, favorecidas y desfavorecidas. Y las leyes, que es la única herramienta efectiva para hacer ejercicio del poder que emerge del pueblo.

    Más allá de que los respaldos parlamentarios otorguen el poder a una u otra opción política (que vienen a favorecer intereses clientelares fundamentalmente, con guiños a los sectores de la población que pueda darle sus votos), lo que creo que viene a decir la declaración de Teodorakis, es que la mayor legitimidad proviene de los acuerdos que alcancen a la mayoría de la población, tanto a nivel de sus representantes políticos, como (¡sobre todo!) a nivel de red. Esas redes deben basarse en unos mínimos comunes, como es el respeto al prójimo y la revalorización de los valores culturales, los cuales se relacionan a su vez con el territorio y el idioma (español en nuestro caso, por más que haya otras lenguas maternas en algunos territorios que merezcan el respeto al que hago alusión, por más que el castellano sea la lengua oficial de todo el territorio).

    Ahora bien, no nos volvamos locos por las acepciones subjetivas que podamos hacer de las palabras patria o pueblo. En mi argumentación he utilizado palabras sinónimas (territorio, población, etc.), que podrían haber sido sustituidas perfectamente por estas palabras polémicas. Si de verdad queremos ser una nación unida de una puñetera vez, empecemos por vaciar de connotaciones perversas al diccionario, y aceptemos con respeto el derecho del contrario a que tenga su opción ideológica aunque difiera o discrepe de la nuestra. Aunque haya quien no lo crea, el adversario político más apasionado ama tanto a nuestro país como uno mismo. Y somos mayoría a quien nos sigue doliendo España. El adversario no es el ciudadano medio, sino quien se beneficia de nuestra debilidad, haciéndonos cada vez más débiles.

  • Bolchevique1917 dice:

    “La burguesía no tiene patria, la única patria de la burguesía es su bolsillo y su caja fuerte” Estas palabra son ni más ni menos que de Juan Manuel Sánchez Gordillo palabras que suscribo por entero, la derecha se califica de ser patriota pero creo que en realidad sus actos denotan absolutamente todo lo contrario -“por sus hechos los conoceréis”-la derecha no es patriota porque es impasible ante los desahucios, la pauperización progresiva, el exilio forzado de los jóvenes, la miseria material y la degradación que se ha causado a gran número de compatriotas por culpa de una legislación y de unas decisiones estipuladas por la oligarquía burguesa del país sin remordimiento alguno, porque la burguesía es indiferente a la destrucción que su propio bipartito a su sueldo hizo de la soberanía economica nacional vendiendo a sus compatriotas al dejar al pais sin industria que es el garante de la verdadera riqueza y fortaleza de un país soberano ;por no hablar del robo que por parte de los capitalistas interiores se ha hecho del dinero público de la patria que debería de haberse destinado para proporcionar servicios universales, totalmente accesibles y sin obstáculos para toda la sociedad pero ese dinero del contribuyente robado se ha ido a los Panamá papers o a rescatar bancos privados. La burguesía ,osea la derecha real, no puede ser patriota cuando su configuración intrínseca, su ADN, no es otro que el de acrecentar su ya agrandada riqueza a base de robar valor de uso de la fuerza de trabajo de sus compatriotas abonandoles salarios miseros y ofreciendo condiciones laborales indignas, pues si, esto es lo que le hace la burguesía a la mayoría de las buenas y humildes gentes que en verdad sustentan materialmente este país con su esfuerzo en sus centros de trabajo y encima viéndose en una axfisia de impuestos a que se ven sumidos encima de ser ya de por si los menos pudientes monetariamente hablando y mientras sin embargo los grandes capitales disfrutan con exenciones, bonificaciónes y deducciones de todo tipo a nivel fisval .¿ Las reformas laborales es de patriotas ?
    Y sobre la tiranía del fascismo decir simplemente que ese fenómeno irracional y mezquino es la plasmación patente del secuestro de la patria por parte de un grupo organizado de criminales que cuando ha llegado al poder busca acabar físicamente con un gran número de personas que conforman esa patria que previamente han secuestrado y a los que no eliminan físicamente les espera un perdida de libertades junto a una opresión y violencia tremendas, así se secuestró por ejemplo a los españoles con terrorismo oficializado durante casi 40 largos, angustiosos y sanguinarios años con cárcel y muerte de gente inocente y de grandes intelectuales y artistas.Patriota es el que desea lo mejor para todas la personas que viven en el territorio que conforma dicha patria y se enoja y cabrea cuando se entera de que parte de sus compatriotas lo está pasando mal en un acto de empatía con las personas que conforman la comunidad más cercana que tiene, su país , y de la que también forma parte.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.