Inicio » Divagario

El frío del calor

- 16 junio, 2017 – 10:155 Comentarios

joseRivero2El viejo debate de la correlación de las temperaturas climatológicas con las diferentes formas de organización política en las sociedades modernas y contemporáneas, se ha vuelto a reabrir en canal en los días pasados.

No en un canal  regable cualquiera, ni en un canal de res sacrificada y abierta en el matadero atufarado, sino un acopio de canales informativos y comunicativos.

Que eso es un Canal abierto y aún espatarrado.

Medios fríos y Medios calientes con Macluhan.

FRIOEs decir, el debate del presuntamente frío-aristocrático y del no menos presuntamente calor-democrático ha vuelto al candelero de la actualidad impasible y puede, que imposible.

También a la actualidad de los mass-media.

¿Es más democrático el frío que el calor? O ¿será al revés, como se señalaba atrás?

Y si es más democrático el frío ¿qué conclusiones podemos extraer?

Más allá de las democracias nórdicas y de las brumas socialdemócratas, pocas conclusiones podemos extraer de la política del termómetro.

Democracias septentrionales y dictaduras meridionales. A veces ni eso.

Aunque si el frío mata más que el calor a los depauperados del mundo, tendremos que sospechar que, pese a todo, el frio no es sólo democracia.

Y es que el frío, como en la Revolución Rusa, desvía las formas democráticas iniciales por otras que exhalan autoritarismo igualmente helador.

Pero también el calor, como en la Revolución cubana, puede verificar un viaje análogo: de la apertura al cerrojazo. Y ello en pleno calor tropical.

Ha vuelto en estos días, más africanos que europeos, la romanza del frio templado y del calor tropical.

CALOR2Ha vuelto el frío del uniforme paramilitar y el calor de la verbena popular.

Y ese retorno del calor democrático era una conmemoración de los 40 años del 15-J-77.

Como si esa fecha fuera el ecuador del Norte dictatorial con el Sur democrático.

¿O debería ser al revés? El Sur dictatorial separado del Norte  democrático.

Una barrera climática, la del 15-J-77, que fue otra suerte de calor instantáneo y muy soluble, capaz de romper el hielo gris y pesado del franquismo.

Y ese retorno del calor histórico se produce en unos instantes que han hecho coincidir la Tercera Moción de Censura de la era democrática (TMCED) con la primera Ola de Calor del año de 2017.

Como quiera que esa Tercera Moción de la ED, ha resultado ser la Primera Moción de Censura del partido Podemos (PMCP), y como además ha coincidido con el arrebato africano del termómetro, algunos ingenuos han deducido el talante democrático del calor.

Una cosa es el talante democrático del calor y otra el talante democrático de la Moción de Censura.

Frente al calor popular y democrático, no diré que calor populista, esgrimen la soledad grisácea del frio. Y del gris marengo, que para ellos era un Gris mariano.

america invertida 1943Incluso esgrimen la soledad de los Polos con la colmatación de las playas meridionales.

Allí vacío, aquí acumulación.

Un frío solitario y puede que helado, que por ello debe de emparentarse con el solipsismo aristocrático. Que es puro hielo.

Pero hay quien, pese a todo, invierte la cuestión.

Y ven el calor como fuente de arrebatos teocráticos y la templanza climática como alimento de la reforma luterana y de la Ilustración francesa.

Es decir, todo al revés.

Calor dictatorial y frío democrático, sin ayuda de Max Weber y su Ética de la Reforma protestante.

Aunque algo se transparente en esas divisorias climáticas.

José Rivero
Divagario

5 Comentarios »

  • Charles dice:

    Después del calor, viene el frío.
    Aunque, con el frío, se supone que los políticos meten las manos en sus propios bolsillos…

    • Charles dice:

      Por cierto, al parecer, las temperaturas más bajas matan veinte veces más personas que las altas.
      En España, el 5,5% y el 1,1% de las muertes producidas entre 1990-2010 se atribuyen al frío y al calor, respectivamente.
      Y es que, actualmente, hay un ‘amor frío’ entre la política y la sociedad….

  • Angel Manuel dice:

    Con este calor se duerme muy mal, y uno acaba cabreado al día siguiente. Se encuentra mal, y trata mal a los demás.

    Yo lo tengo muy claro, dormir bien dormir bien, creo que nuestras señorías no lo han hecho bien estos días, especialmente la pareja, parecían los Pimpinela.

    La bronca más seria la del insomnio.

  • Manuel v. dice:

    Puro placer de leer

  • Á. R. dice:

    El frío hostil obliga a la gente a depender más estrechamente entre sí y eso termina por crear una conciencia social de interdependencia y una ética nórdica de la humildad y de la integración del individuo llamada Ley de Jante, que es responsable de la superioridad en muchos aspectos de su legislación. Inversamente, esa misma ley hace que se sea especialmente adverso con los extraños o extranjeros. La integración del individuo en las culturas abiertas mediterráneas se produce en forma inversa, desde la afirmación de la heteronomía. Puede leerse un resumen aquí:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Jante

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.