Inicio » Ciudad Real

La pólvora del emperador aplaca la insurrección en Ciudad Real

- 2 septiembre, 2017 – 23:3213 Comentarios

Eusebio Gª del Castillo Jerez.- Medio centenar de personas han participado esta tarde en la primera jornada de la recreación de la batalla de Ciudad Real entre el Ejército Español y las tropas del emperador Napoleón y la ocupación francesa entre 1809 y 1813. Una iniciativa de la Asociación Batalla de Alarcos, en colaboración con la Asociación La Partida de Francisquete (Camuñas, Toledo), la A.H.C. por la resistencia de Algodonales (Cádiz) y la R.H.C. Bailén por la independencia (Jaén).

Batalla de Ciudad Real Sábado 38La recreación ha comenzado en torno a las seis de la tarde cuando, desde los bajos de la Casa del Arco, donde se ubicaba entonces el Ayuntamiento de Ciudad Real, se ha proclamado el estado de guerra contra el Ejército Imperial dando lectura al histórico bando del 2 de mayo de 1808 del alcalde de Móstoles. En la misma Plaza Mayor, a continuación, el alcalde regidor ha convocado al alistamiento a la milicia provincial. Acto seguido, los participantes se han dirigido al camarín de la Virgen del Prado para pedirle que intercediera en la batalla. Por último, se ha representado una insurrección durante la ocupación francesa de Ciudad Real.

La actividad se trasladará mañana a la Puerta de Toledo. A las 11:00 horas se podrá contemplar la entrada triunfal del Regimiento de Milicias Provinciales de Ciudad Real por la Puerta de Toledo, que desfilará hasta la iglesia de la Merced, donde en su plaza serán recibidos y aclamados por el pueblo de Ciudad Real en relación a la victoria de la Batalla de Bailén y vuelta a la Puerta de Toledo. Entre las 12:00 a 13:00 horas se realizará un combate simulado entre el ejército español y el ejército Napoleónico. El ejército de españoles perderá y serán tomados prisioneros por las tropas del emperador Napoleón hasta que ­finalmente resultarán expulsados de Ciudad Real en 1813.

Etiquetas: , , ,

13 Comentarios »

  • pepero furibundo dice:

    ¿celebrando que nos dieron pal pelo?

  • TecunUman dice:

    No, celebrando que conseguimos echar a un rey francés que trajo la ilustración, la desamortización de manos muertas, la instrucción pública…y pusimos a otro rey francés que nos produjo un retraso histórico del que todavía no nos hemos recuperado…a parte de cepillarse a todos los que lucharon para conseguir que viniera…

    • Ángel Manuel dice:

      Tú no estudiaste lo que vino después de Fernando VII??

    • Charles dice:

      Sr. “TecunUman”, lleva usted bastante razón.
      Por desgracia, el rey depuesto por los franceses, Fernando VII, fue uno de los peores reyes de la Historia reciente de España. Sin duda, José Bonaparte fue mejor rey que él y su breve paso por el trono español permitió la entrada de las ideas liberales y progresistas que cambiaron la anticuada, ultracatólica y conservadora España para siempre.
      La forma en que padre e hijo (Carlos IV y Fernando VII, respectivamente) cedieron la corona a Napoleón es una de las mayores vergüenzas perpetradas por monarquía alguna.
      La Guerra de Independencia no fue una verdadera guerra de independencia, Napoleón no había sojuzgado a España, solo había cambiado la dinastía reinante; José I gozaba de independencia política y se había respetado la integridad de sus Estados.
      En realidad no había mayor diferencia que cuando la llegada de Felipe V al trono.
      Se había cambiado una dinastía francesa, como era la de Borbón, por otra, simplemente eso.
      Por eso, la Guerra de Independencia es más parecida a una Guerra Civil. Una verdadera ‘contrarrevolución’ encabezada por las clases altas y la Iglesia para defender sus antiguos privilegios, privilegios que estaban seriamente amenazados por las reformas ilustradas que querían realizar Jose I y los afrancesados.
      Creo que, en aquella ocasión, nos equivocamos de enemigo y el precio que pagamos fue demasiado alto, no solo perdimos las colonias de América, o nos sumimos en un atraso cultural y económico que nos convirtió en un país tercermundista, sino que la población quedó tan fraccionada que se enzarzó en sucesivas y sangrientas guerras civiles para intentar hacer prevalecer su posición.
      Nefastos efectos que aún prevalecen en nuestros días….

      • Ángel Manuel dice:

        Es que me hace gracia lo idealizado que se tiene al liberalismo del siglo XIX por parte de los antiliberales del XXI.

        Vamos a ver, la desamortización se llevó por delante no sólo muchos bienes de la Iglesia, sino de los municipios. Para financiar las guerras carlistas los liberales suscribieron Deuda del gobierno liberal que fue amortizada con las tierras expropiadas sin compensación de Iglesia y municipios.

        En Madrid se hicieron verdaderas fortunas con la especulación de conventos e iglesias.

        Políticamente el sufragio estaba restringido.

        Las condiciones de trabajo en el campo se hicieron miserables. Se extiende el campesino sin tierra. La iglesia y los municipios instauraron las aparcerías.

        Y la Corona o se mezclaba en negocios turbios para enriquecerse o vivía exiliada atravesando la frontera de cuando en cuando para restituir el modelo anterior que fundamentalmente era el de un modelo agrario de campesinos propietarios.

        La Mancha fue un hervidero de carlistas, es decir, de pequeños propietarios de la tierra resentidos con el gobierno por haber beneficiado a grandes latifundistas, los liberales, una aristocracia del dinero y la francmasonería.

        España NO SE DESMARCO del resto de Europa Occidental. Todo lo contrario. Aceleró la revolución burguesa con fanatismo. Contemporizamos con las demás potencias la red de ferrocarril y los Altos Hornos. Curiosamente comprábamos a Francia el Hierro para nuestra línea de ferrocarril, teniéndolo abundante.

        España se convirtió tempranamente en un país donde los demás especulaban. Un país moderno.

        El desarrollo industrial fue limitado porque no sé produjo revolución agrícola. El terrateniente burgués fue tan reaccionario como el aristócrata.

        Pero con todo ello, España se convirtió en el primer país en reconocer la limitación a ocho horas de la jornada laboral(1919).

        VUESTRA VISIÓN HISTÓRICA ES IMPRECISA Y ESTÁ IDEOLOGIZADA.

        • Ángel Manuel dice:

          El auténtico retraso provino de cuarenta años de dictadura que nos impidió formar parte de la CEE.

          Pero si nos remitimos al siglo XIX, tuvimos una desaprovechada oportunidad de repartir tierras entre los campesinos aparceros y no entre liberales con aspiraciones de convertirse en terratenientes con la Desamortización del siglo XIX, que hubiera permitido el desarrollo del campo y la revolución agrícola que hubiera permitido la acumulación de capital en mayores manos.

          La corrupción del Estado es un fenómeno moderno, decimonónico y liberal.

          En España no hubo más contrapeso a ello que el carlismo y los tardíos movimientos obreros.

          Hubo corrientes regeneracionistas (Joaquín Costa) y reformas como los planes hidrológicos y pueblos de nueva colonización que fueron ideados durante la Dictadura de Primo de Rivera y la República, y llevados localmente a cabo por Franco. España tiene pendiente una revolución agrícola que pasa por hacer un Plan Hidrológico Nacional y Plan ambicioso de concentración parcelaria, impedido por las Comunidades Autónomas en el primer caso, ignorado en el segundo.

          Los exitosos cultivos intensivos de Murcia y Almería y la generación de capital agrícola nos señala una fase que la Historia de España se saltó. La UE nos vio como competencia industrial en el momento de ingresar en la CEE, y nos desmanteló. Nos queda ser despensa y huerta de Europa, si no queremos depender sólo del turismo.

          Los problemas que España tiene hoy tienen sus raíces en el siglo XIX que tuvo para mí más desaciertos que aciertos, fundamentalmente porque a excepción de Prim, Cánovas y Sagasta no se tuvo ni proyecto común ni estabilidad política para España.

          Los inicios de la burguesía ya con poder fueron lo que en todos sitios (aquí y fuera), un quítate tú (Iglesia y aristocracia) que me pongo yo y mis privilegios.

      • Venga ya, pesao dice:

        Kike, digo Charles, lo menos que hace falta aquí es un bacín de copia y pega. ¿Por qué no nos dices que lo has copiado de aquí?

        https://senderosdelahistoria.wordpress.com/2009/11/28/la-guerra-de-independencia-espanola-1808-1814/

        Pero cambiando un par de palabras, como los malos estudiantes.

        Dada tu irrelevancia, espejo de tu existencia, me gustaría que, como en gmail, tus mensajes fueran directamente a la carpeta Spam.

    • Angel dice:

      Así fue desgraciadamente. Los pobres defendiendo las cadenas de los ricos y sus aliados religiosos.

    • atilu dice:

      Chapeau. O me quito el sombrero…

      Todavía siguen los de “vivan las caenas”

  • Charles dice:

    El Regimiento Provincial de Milicias de Ciudad Real fue refundado por Carlos III, el 18 de noviembre de 1766, y estaba formado por un total de 585 soldados de Infantería.
    Formó parte de la 2ª División del ejército del general Francisco Javier Castaños, I duque de Bailén, al mando del general español Antonio Malet, marqués de Coupigny, en el Cerro del Cerrajón (Bailén).
    En este batallón estaba alistado el granatuleño Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro, desde los quince años de edad, el que llegaría a ser general del ejército español y regente de España.
    A su regreso de la Batalla de Bailén, en agosto de 1808, fueron vitoreados por la población y homenajeados en la parroquia de La Merced, habiendo sufrido 25 bajas, al mando del capitán de Infantería José Vicente Nieva.
    El 27 de marzo de 1809, el Regimiento Provincial de Milicias de Ciudad Real quedó destruido, siendo el capitán D. Juan Hidalgo, uno de los pocos que vio premiado su valor en la Batalla de Ciudad Real.
    En esta batalla, las bajas españolas fueron, entre muertos, heridos y prisioneros, de unas 2.054 personas y, por parte francesa, fueron de 100.
    Las tropas napoleónicas destruirían gran parte de la Judería para hacer un parapeto de tierra y emplear cañones alrededor de la actual Plaza de España.
    La derrota de Ciudad Real supuso un gran número de desertores para los que se estipuló penas de 500 ducados ó 4 años de presidio.
    Tal vez tuviera algo que ver la ineptitud de D. Juan de Urbina y Urbina, tercer conde de Cartaojal, despedido por incompetencia…..

  • pepero furibundo dice:

    ¡¡vivan las caenas!!!

    como hoy mismo, parece que no ha pasado el tiempo….

    • Ángel Manuel dice:

      En si tiempo se gritaba esto otro. Un grito popular.

      Viva el Rey y muera el mal gobierno!!

      Fernando VII fue un rey fatídico para nuestra Historia, que no merecía el pueblo que se sacrificó en una sangrienta guerra de independencia por su vuelta. Y al que vendió en Bayona.

      La Constitución de Cádiz de 1812 fue una de las pioneras en Occidente, después de la estadounidense y la polaca. Se elaboró combatiendo aún al francés.

      Fue necesaria una guerra de independencia para fijar los términos de Nación española y soberanía nacional.

      Después de la muerte de Fernando VII la guerra civil carlista entre liberales partidarios de Isabel y carlistas partidarios de su tío. Dos formas de entender España, una burguesa y anticlerical y otra aristócratica y clerical.

      La autoridad del Mercado o de la Tradición.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.