Inicio » Contornos

Utopías posibles e imposibles

- 28 septiembre, 2017 – 12:5916 Comentarios

Ángel RomeraLas ideas suelen enredarse entre sí imposibilitando su consecución. Sobre todo si hay pegamentos de pasión que las lían como el nacionalismo. Pero la realidad es compleja y requiere muchas soluciones distintas y sucesivas, no una sola y en un solo momento para muchos problemas distintos; es preciso desenredar la madeja con un proceso escalonado de consecución y mucha democracia por medio, sin saltos ni simplificaciones.Los catalanes, por ejemplo, piensan que una república catalana (dos cosas que no tienen por qué estar unidas, sobre todo porque la segunda ya existe) es posible y les liberará…¿de qué? ¿De pagar lo que deben? ¿De tener que declarar lo de Suiza? ¿De los pegadizos genes charnego-africanos? ¿Del genocida Franco que siguen defendiendo los del PP para darles munición?

Desvinculemos república y nacionalismo: lo primero es condición previa de lo que va después y es para todos; lo otro vendrá después… si quiere venir, porque eso de ser catalán no es algo que te tengan que dar si ya lo eres. El problema sería entonces muy otro y se contemplaría de otra manera sin herir a nadie. Porque el problema de España es que tiene una Constitución que no es legítima y que no ha sido cambiada desde que la hicieron aprobar los fascistas. Por eso ahora muchos se han valido de la república para vender otra cosa.

Pues no, ya veis, son cosas distintas. Después de la primera, por ejemplo, se podría contemplar un estado federal o asimétrico. No debe resolverse todo saltándose procedimientos y problemas previos y negando la existencia de los otros. Sobre todo cuando los otros hablan también una lengua tan tuya como la otra. Los castellanos hemos aprendido que el nacionalismo excluyente es un mal. Los catalanes (si es que lo son y no una imaginativa invención del reino de Aragón), que han desarrollado (o inventado) el suyo a costa de luchar contra el español, se darán cuenta también. Aunque, claro está, PP y PSOE no han sido nunca castellanos, todo lo más predemócratas (o postfascistas). Llevan cuarenta años rascándose la panza y dejando que les crezca el enano nacionalista: el vago Rajoy, con su flauta de un agujero solo, viene tocando la misma canción desde el comienzo de su cagadazgo mientras el de Hamelin Puigdemont se lleva su credibilidad de cabeza al abismo. Y todo esto le ocurre por no haber haber creado una constitución de llegada como la otra fue de salida, por haberse quedado, gallego al fin, a mitad de la escalera.

Las utopías suelen ser así: piden todo lo disímil junto y al mismo tiempo; por eso son utopías y no pueden existir. Lo único que consiguen son campos de concentración tan grandes como países y aproximaciones que empobrecen la vida de la mayoría en un lager ceniciento, sirviendo solo para enriquecer a minorías dirigentes increíblemente corruptas que expatrían sus capitales con ayuda de bancos ladrones, mientras la ciencia, la cultura y la salud languidecen. Los atenienses hacían bien asegurando con su isonomía (algo que las leyes españolas siempre han despreciado o malentendido a través de la práctica común de la epiqueya) que la mayoría de los cargos de su democracia fuesen colectivos u otorgados por sorteo. Incluso se aseguraron de que hubiera ostracismo, un útil procedimiento para mandar a tomar por culo al que más gastaba en publicidad. ¡Y aún así todavía tuvieron que lidiar con demagogos y gilipollas a lo Trump! ¿Con qué tendremos que lidiar nosotros que cargamos con una constitución predemocrática y postfascista, armada de diez mil aforados mangantes, de un senado inútil y oneroso que impide toda reforma y de cien mil políticos autonómicos de nomenclatura corrupta, todos ansiosos de llamar demócrata a la carta otorgada sive Constitución que garantiza su existencia?

El remedio para todo esto no es un nacionalismo más, sino una constitución camelo menos: más democracia. Una constitución republicana y procedimientos efectivos para controlar la deriva autoritaria de tanto político mangante y trilero infiltrado como el último que hemos visto, un tal Molina que esconde sesenta mil del ala y solo se acuerda cuando se lo recuerdan. Es la prueba del algodón: si se sube el sueldo, es un corrupto. No dirán que no se lo he dicho cuando ya muchos otros y menos tontos que el que suscribe se han cansado de decirlo: en el PSOE, por ejemplo, hay un sector propepero y mentiroso acaudillado por Page, y en el PP una colección de chorizo rancio de antología. Un solo dato para que escueza: la comunidad autónoma donde más se ha recortado en educación en toda España de 2010 a 2014 es Castilla la Mancha (-31,13%); le sigue la nefanda Cataluña (-21,82%) y Murcia (-19,31%). Y eso que datos más actualizados que me han dado afirman que las cosas han ido a peor: el 40% ya en Castilla-La Mancha.

¿Y qué es posible hacer? ¿Es tan difícil ser decente, pagar las cuentas, ahorrar en lo que se puede, resolver los problemas que pueden resolverse, anticipar los que van a venir, evitar la corrupción, vigilar que no se robe, fomentar lo útil? Yo creo que no. Llamadme idealista, si queréis. Pero no me llaméis cínico: de esos ya hay demasiados. Es más, habría que expulsarlos de todas las instituciones políticas.

Contornos
Ángel Romera

http://diariodelendriago.blogspot.com.es/

[Los comentarios serán moderados por el autor de la sección]

Etiquetas: , ,

16 Comentarios »

  • Alonso dice:

    Te llamamos idealista, sí, pero qué gusto da conocer algún que otro.Porque el idealismo no es tan difícil de llevar a la práctica. La decencia, el trabajo bien hecho, cuando se tiene, son las únicas aspiraciones que vale la pena tener. Eso es lo que procuramos hacer algunos: trabajar con honestidad y llevar una vida decente. Ahora que todos sacan las banderas a pasear para ser besadas y manoseadas en juras de bandera civiles, léase la que montaron los bolañegos hace unos días, ahora que las esteladas ondean con una soberbia absurda, es el momento de proclamar que los únicos patriotas que merece la penas son los que trabajan tanto que no les dá tiempo de hacer cola para besar un trapo que separa más que une.

  • Ángel Manuel dice:

    La Virtud no es un ideal, es una capacidad real para hacer el bien que unos ejercitan y otros, o desconocen o atacan.

    La Virtud es un ejercicio práctico. La Ética su lección teórica.

    Y se vive o no se vive.

    • Juan dice:

      ¿Qué predica ud de virtud o de ética si se le está haciendo la boca agua y ya ha comprado palomitas para ver “hostias como panes” el 1-O desde la cómoda y omnidistante perspectiva del sofá de su casa? ¿Pero qué predica ud, paradigma del consumidor posmoderno al que todo lo que a vaya a emitirse le es ajeno?

      • Ángel Manuel dice:

        Yo no soy virtuoso, líbreme Dios de considerarme con superioridad moral respecto a usted.

        Ninguna de nuestras obras nos son conocidas.

        Prefiero juzgar más por las obras que por las palabras, soy católico.

        Y si los líderes de las instituciones catalanas proclaman unilateralmente la independencia, espero que, como ocurrió en la República y en el 23F, acaben en la cárcel.

        La gente en la calle podrá expresarse como le dé la gana pero en orden.

        Y sí, me deleitaré con un acto de autoridad del Estado, no de Rajoy, que es de justicia, el domingo si lo veo.

        Así que amigo Torquemada, siento defraudarle pero ejercito mi pensamiento, que no es débil.

  • Censor dice:

    “La comunidad autónoma donde más se ha recortado en educación en toda España de 2010 a 2014 es Castilla la Mancha”. Y, dígame, ¿cuánto empeoró la educación respecto al periodo anterior? En esos cuatro años, ¿cuánto más se ha perjudicado la formación de los educandos? ¿Bajó mucho el rendimiento académico? ¿Suspendieron todos los niños por el efecto Cospedal? Por último, ¿cómo explicar que Barreda, en tiempos de bonanza, colocara barracones en Valverde y Cospedal, en tiempos de crisis, fuera la culpable por no hacer un nuevo colegio en esa pedanía?

  • remigio dice:

    La educación, en todos los sentidos, está por los suelos y eso es lo que interesa a todos los gobernantes sin excepción cuando es lo que más deberían potenciar y mimar, curioso pero lógico: cuanto menos formados más borregos. Estoy bastante de acuerdo esta vez con el artículo de Ángel Romera, y bien escrito y respetuoso…muy cierto desvincular republicanismo de nacionalismo, porque en su pregunta secesionista ya en la redacción manipulan hablando de “república” catalana cuando debería ser “¿quiere una Catalunya independiente de España?”, y si meten “república” para atraer y manipular ¿por qué no ponen “y fuera de la U.E” por ejemplo? porque eso no les interesa…Saludos a todos.

  • Charles dice:

    Los que se oponen a la independencia de Cataluña o Euskadi son tan nacionalistas como quienes la reclaman. En España se suele reservar el término ‘nacionalistas’ para referirse a los nacionalistas independentistas, pero la ‘unidad de España’ es otro nacionalismo igual.
    Cualquier nacionalismo implica necesariamente insolidaridad. Primero nosotros y, si nos sobra, ya daremos algo a los demás.
    El nacionalismo es uno de los motivos por los que la pobreza está tan concentrada en algunos lugares del mundo.
    Yo tengo pasaporte español pero me siento más cerca de Galileo Galilei que de Torquemada. Me fascinan Goya, Quevedo y Ramón y Cajal, pero no precisamente porque nacieron en un terruño que alguien decidió llamar España.
    Cuando alguna vez he leído a los clásicos griegos, siempre me he preguntado: ¿cómo puede ser que estos genios de las matemáticas, el teatro y la política, no se diesen cuenta de la aberración moral que suponía la esclavitud?
    Estoy convencido que dentro de unos siglos, los seres humanos mirarán hacia nuestro tiempo y dirán, ¿cómo puede ser que estos tipos que descubrieron la mecánica cuántica no se diesen cuenta de la aberración moral que suponían las banderas y naciones?
    En cuanto a la ‘república’ y el ‘nacionalismo’, los chicos de ERC son un perfecto ejemplo de este contraste. Este partido, que pretende hacerse llamar de izquierda y republicano, es un claro ejemplo de lo opuesto a los principios republicanos: esto es, nacionalismo, compromiso con unas esencias supuestamente ajenas a las instituciones políticas y que trascienden a los individuos, los cuales a ellas están supeditados.
    Un ‘republicano’, en definitiva, quiere sentirse orgulloso de la República de la que forma parte como satisfacción por la justicia que es capaz de garantizar, es decir, es accidentalista, lo considera únicamente un medio, necesario e imprescindible, pero solo un medio.
    Mientras tanto, un ‘nacionalista’ está orgulloso de la nación de la que siente formar parte y tiene la necesidad de explicitarlo. Es, por lo tanto, esencialista.
    Ya decía Charles de Gaulle: “patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás es lo primero”….

    • Ángel Manuel dice:

      Vamos a ver, detrás de esa bandera española, está la Constitución y un conjunto de leyes que ha sentado en el banquillo desde al cuñado y la hermana del Rey, a Rodrigo Rato, a Chaves y Griñan, Bódalo y hasta por supuesto Pujol.

      Detrás de la bandera española está la solidaridad económica de todos los españoles para sostener las pensiones y los servicios públicos.

      No hay otra bandera que de cobertura plena a ambas cosas, justicia, igualdad y solidaridad.

      Así que no llames nacionalismo a lo que es sencillamente Estado social y democrático de Derecho.

      Y que cada uno se sienta de su tierra como el que más, pero no nos confundamos con las ideologías, una comunidad política es una común unión de intereses y de legado histórico. Y eso no es nacionalismo. Y entre las regiones de España hay comunión de intereses desde hace más de 500 años. A nosotros no nos creó ni una potencia colonial ni Naciones Unidas.

      Nosotros nos hemos hecho durante siglos a nosotros mismos, y no hay nadie que pueda romper los poderosos intereses que nos unen. Desde la Caixa hasta el vasco, castellano, catalán, andaluz o gallego que marcha a trabajar a cualquier rincón de este país hermoso y diverso, pero no heterogéneo.

      Dejad ya de llamar nacionalistas a quienes legítimamente reivindican la permanencia de esos intereses comunes.

      Eso es perversión, ignorancia y manipulación.

      • . dice:

        A ver, nazionalista de pacotilla, a todos esos que se han sentado en el banquillo no les pasará nada porque aquí las leyes las hace la misma casta que controla el ascenso y los destinos de los jueces, que no es otra que la misma castuza que hace la ley a espaldas del pueblo.

        Aquí en esta España con la que os llenáis la bocaza no hay separación de poderes más que sobre el papel, que lo aguanta todo.

        Y como te dijeron hace unos dias, lo que lleva haciendo España desde hace 500 años es perdiendo territorios por su absolutismo, su imposición y la estrechez mental de la gente que piensa como tu.

        • Ángel Manuel dice:

          A ver comunista de pacotilla.

          En Venezuela y en Cuba no hay ni separación de poderes.

          Y España en quinientos años de formación le pagará la pensión a tus padres, pese a que nuestra tasa de natalidad y ocupación es mediocre.

          Ahh y no sé si acabarán o no condenados, pero uno se asustó tanto que se pegó un tiro (Blesa).

          BACIN.

          • . dice:

            A ver, franquista de pacotilla, yo no soy comunista, tu sí eres bacín y abundante. Y muy tontaco, pero todo esto ya lo sabemos. Lastima de tu familia que debe aguantarte todos los días. Supongo que lo llevarán mejor teniéndote de guardia permanente por aquí, te animaran a vivir pendiente de este foro para que los dejes en paz a ellos.

            Fíjate si eres bacín y abundante que estabas en la cabeza de Blesa para saber qué pensaba en ese momento, si es que fue el, que su entorno dice que estaba muy tranquilo los días anteriores y no soy yo quien para negarlo. De todas formas a ver si los demás siguen su ejemplo sea por la razón que sea, pero están disfrutando de sus yates y de la vida mejor que tú. Fanático.

            ¿Y con los rescates a los bancos que ha pasado? ¿Han devuelto ya el dinero al pueblo? ¿Y los de las autopistas de Madrid?

            Estamos peor que en Cuba y en Venezuela, con la que tantos negocios hacen los de tu calaña.

            Que lástima de los que sufren a la gentuza como tú.

        • . dice:

          A ver, franquista de pacotilla, yo no soy comunista, tu sí eres bacín y abundante. Y muy tontaco, pero todo esto ya lo sabemos. Lastima de tu familia que debe aguantarte todos los días. Supongo que lo llevarán mejor teniéndote de guardia permanente por aquí, te animaran a vivir pendiente de este foro para que los dejes en paz a ellos.

          Fíjate si eres bacín y abundante que estabas en la cabeza de Blesa para saber qué pensaba en ese momento, si es que fue el, que su entorno dice que estaba muy tranquilo los días anteriores y no soy yo quien para negarlo. De todas formas a ver si los demás siguen su ejemplo sea por la razón que sea, pero están disfrutando de sus yates y de la vida mejor que tú. Fanático.

          ¿Y con los rescates a los bancos que ha pasado? ¿Han devuelto ya el dinero al pueblo? ¿Y los de las autopistas de Madrid?

          Estamos peor que en Cuba y en Venezuela, con la que tantos negocios hacen los de tu calaña.

          Que lástima de los que sufren a la gentuza como tú.

  • . dice:

    Lamento mucho las palabras que he escrito en las respuestas a Angel Manuel. No debí expresarme así.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.