Inicio » Contornos

La moral de Moro

- 19 diciembre, 2017 – 09:0013 Comentarios

Ángel RomeraHubo una época en que algunos políticos tenían vergüenza. Si se equivocaban, pagaban las consecuencias con su vida porque ellos mismos habían destruido vidas con su política. Iban al matadero por pura coherencia y sentido de la responsabilidad; eran una parte de un todo más importante. El honor era tan alto que no se podía pasar por alto la hidalguía, el juego limpio, la honestidad. Eran como los samuráis en Oriente. Hoy, cuando todo se compra y vende y el mundo se ha vuelto económico en vez de justo, cuando solo habita en el mundo el dinero y no los seres humanos, reducidos a seres virtuales, a ecos electrónicos atados de pies y manos por las redes en Internet, parece algo casi absurdo.

Se pudo escribir que Tomás Moro era un hombre para la eternidad o para todo tiempo, pero en este su sacrificio no tendría sentido. Era un católico coherente que llevó a la hoguera a seis protestantes, pero cuando se separó la Iglesia de Inglaterra no quiso huir a Francia, a España o a Roma. No se le ocultaba que tendría que rendir cuentas abajo y no solo arriba; él no diría, como el inquisidor de Borges, “Pude haber sido un mártir. Fui un verdugo”. Después de haber sido verdugo, fue, efectivamente, un mártir: por pura coherencia.

Le exigieron firmar el acta de supremacía que reconocía el divorcio del rey Enrique VIII: con eso habría negado la autoridad del Papa sobre la Iglesia de Inglaterra. Y decidió no hacerlo a sabiendas de que acabaría ajusticiado por ello, ya que, si no lo hubiera hecho, el que quemó a seis protestantes no habría podido mirarse a sí mismo. Y así murió el fanático como los mismos fanáticos que ejecutó: con coherencia. En su época la gente no dimitía: iba al cadalso. Ingleses y franceses han enviado a ministros y a reyes al cadalso; pero nosotros somos un pueblo sin sentido del honor: pagamos a nuestros fanáticos una maravillosa jubilación. Ante el espectáculo de Tomás Moro el poeta latino Marcial (II, 80) se habría burlado con su famoso epigrama: “¿No os parece estúpido morir por huir de la muerte? /  Non furor est, ne moriare, mori?“. Pero Marcial era español. Y el cinismo tiene anchas y antiguas raíces en nuestro país, mayores incluso que el senequismo, al parecer. De hecho, entre nosotros fue necesario el senequismo popular para poder aguantar el cinismo de nuestros gobernantes. Se ha llegado a decir que este pueblo era muy superior a ellos… pero lo cierto es que no sabe exigirles responsabilidades. No es tierra de justicia.

¿No era mejor no matar a nadie y ser un poco más tolerante? ¿Dejar de arruinar al país con mentiras bancarias? ¿Procurar no perjudicar a la mayoría en vez de beneficiar a tan pocos con tanta codicia marrana y política asesina con los pobres y los débiles? ¿Rebajar la desigualdad? ¿Arreglar problemas en vez de enconarlos? ¿Ir uniendo a España cada vez más en vez de resquebrajarla con cada vez más corrupción y menos democracia? ¿Abandonar la política como agencia de colocaciones y “qué hay de lo mío? ¿Dejar de burlarse de una “ley” que trata con tanta ternura a Rajoy y a los poderosos de buena y “real” familia, y con tanta crueldad a tres millones de españoles que han entrado en la clase baja? ¿Tener un poco de honradez, de honor, de vergüenza?

Preguntas retóricas para políticos retóricos. El papa Francisco ha dicho que se reconoce al demonio porque es un charlatán y nos confunde a todos. Que aparece como un pesado una y otra vez hablando de lo mismo. Como los políticos en los debates… O algún troll.

Más de algún alumno con malas notas y familia menos afortunada habría merecido más la “beca” que le dieron a Froilán en Estados Unidos por tripitir segundo de ESO; y ahora que este afortunado joven ha entrado ya en una cara universidad, alguien tendría que sentir vergüenza, pues estando en la línea sucesoria de la Corona tendría que haber cursado “garantía social” con otros ninis por dar ejemplo, como Tomás Moro, el imperativo categórico de Kant o la madre que lo parió, que según dicen fue la “voluntad general” de Rousseau. Ah, ya, que Rousseau no era monárquico, ustedes perdonen.

Sí; aquí la única voluntad general es la de un gallego providente con un millón de muertos por justificar y demasiada mierda para olvidar. El día que la limpien de verdad habrá nacido, sí, una nueva España de la que podríamos sentir legítimo orgullo.

Y no creer en ello, como ya no creo, no impedirá que la gente siga esperando que ocurra, porque Franco y sus sucesores murieron en la cama, no como Tomás Moro. Los que murieron en atentados de toda índole merecían algo más que tanta mierda y tan poca vergüenza. Casi como lo que ocurrió con otro Moro, Aldo, en un país que ya parece incluso más limpio que este.

Contornos
Ángel Romera

http://diariodelendriago.blogspot.com.es/

[Los comentarios serán moderados por el autor de la sección]

Artículos relacionados

Etiquetas: ,

13 Comentarios »

  • Ángel Manuel Sánchez dice:

    El demonio para ser más preciso es charlatán y Rey de la Mentira.

    Celebro que recuerde a Santo Tomás Moro, uno de mis santos preferidos, hombre brillante e íntegro, gran amigo de Erasmo de Rotterdam, que asumía las consecuencias de sus hechos y…sus silencios.

    No mudó cuando el poder cambió de confesión, no huyó cuando empezaron a acosarle, y siempre fue clarividente frente a la corrupción humana.

    (…) No alabéis esa justicia que solamente es hermosa en apariencia. Dejáis que den a los niños una educación abominable que corrompe sus almas desde sus más tiernos años. ¿Es necesario pues que los castiguemos por los crímenes que no son culpa de ellos cuando llegan a ser hombres? Porque ¿Qué otra cosa hacéis de ellos sino ladrones que luego castigáis?

    SI EL RELATIVISMO Y EL SECTARISMO SE CONVIERTEN EN VALORES PEDAGÓGICOS…

    Pues tenemos evidencias…Rodrigo Lanza.

    Un poco de hidalguía para reconocer que la realidad NO CONFUNDE, aclara.

  • Hobbes dice:

    Lo siento A.R. porque mi comentario será, como cada día, el motivo para que este descerebrado te estropee el artículo con doscientas barbaridades más pero ¿Es que no hay nadie con sentido común que le ponga freno a las barbaridades que suelta a diario este individuo?

    A ver qué cojones tendrá que ver lo de Rodrigo Lanza con el asunto del artículo.

    Y, encima que un sectario nos venga a insultar a los que queremos defender la democracia real. Es que es para mear y no echar gota.

    Hala, angelmanuelito, barra libre para joder el foro.

    Por cierto, angelmanuelito, este mensaje creo que es para ti:

    “El papa Francisco ha dicho que se reconoce al demonio porque es un charlatán y nos confunde a todos. Que aparece como un pesado una y otra vez hablando de lo mismo. Como los políticos en los debates… O algún troll.”.

    • Ángel Manuel dice:

      Libertad de expresión para TODOS, es Democracia auténtica.

      Y eso tú no lo compartes.

      Fíjate que nunca he pretendido anular la tuya, ni lo he pedido, tú constantemente.

      Y por supuesto como un auténtico troll, BAJO ANONIMATO, cuestión ésta criticada por el autor de este artículo cuando se le replica. Tú no te das por aludido, pero eso ya es evidente.

      Ni hidalguía ni pudor te acompañan, camarada comisario Hobbes.

  • Hobbes dice:

    Claro que si angelmanuelito, a ti te pasa como al Abad del Valle de los caídos que soltaba perlas como esta y, por supuesto, ejercía su derecho a expresarse:

    1.- “ninguno de los penados trabajó en el Valle de manera forzada, todos lo hicieron voluntariamente, de acuerdo con la naturaleza del sistema al que se acogían”.

    2.-“cobraban un salario superior al de los obreros de igual categoría laboral de los pueblos cercanos” y que “existían posibilidades de gratificación extraordinaria”.

    3.- “se cuidó especialmente la alimentación de los presos”. En esta línea continúa el informe, donde escribe que “no puede decirse sin falsedad evidente que el Valle de los Cuelgamuros fuera un campo de concentración ni de explotación de trabajo esclavo de los presos políticos”.

    3.- “se observa una anticipación a las condiciones de trabajo de los reclusos dispuesta por la ONU en 1955”.

    Y, remata el amigo diciendo que tuvo que hacer esas declaraciones para contradecir las “tergiversaciones que se habían realizado en ese momento, tras ser requerido por el Gobierno de Rodríguez Zapatero dentro de los trabajos de la comisión de estudio creada para elaborar la ley de Memoria Histórica”.

    Señores, esto es la libertad de expresión de un señor que es un servidor de Dios. Con dos cojones!!

    Esto es lo que quiere angelmanuelito que nos lo comamos como su sacrosanto derecho a decir lo que le dé la gana en MCR.

    Me reitero en las palabras de A.R.: “Los que murieron en atentados de toda índole merecían algo más que tanta mierda y tan poca vergüenza”.

    • Ángel Manuel Sánchez dice:

      Por qué mezclas esas afirmaciones conmigo? Porque tu intención es señalarme por odio ideológico y personal.

      Tú te crees que estás en Cuba o en la España del Frente Popular de las chekas.

      Estamos en 2017, España es una democracia donde tanto el derecho a reclamar dignidad para las víctimas de la represión franquista como las del Frente Popular están amparados en la libertad de expresión, y son exigencias de justicia material y objetiva que no deberían convertirse en propaganda ideológica porque las víctimas son todas de la Nación española y especialmente de sus familias.

      Que NO HUBO QUE PASAR PÁGINA EN LA TRANSICIÓN CON LOS CRÍMENES DEL FRANQUISMO ?? Por supuesto, como con los retornados del exilio implicados en esos mismos crímenes.

      Porque aquí en España todo quiere resolverse pasando página (ETA, 11-M y ahora el golpe de Estado catalán).

      Y la revisión histórica también forma parte de esa libertad tratándose además de una Ciencia.

      Lo demás es señalarme desde el anonimato para engendrar odio gratuito hacia mí que NO me escondo bajo el anonimato, en una etapa donde los delitos de odio por motivos ideológicos se multiplican.

      Juegas con fuego y te quemas.

  • Hobbes dice:

    Otra que entiende la libertad de expresión de una manera muy sui generis es Sorayita PP, que el otro día, al parecer un tanto achispada en un mitin, soltó que su jefe M. Rajoy descabezó y liquidó a los adversarios políticos.

    Esos dos verbos, parece que son poco democráticos, pues como dice Ruth Toledano, en una democracia a los adversarios políticos se les supera -si puedes, si tu propuesta tiene el apoyo social suficiente- en las urnas, no se les descabeza o liquida como si estuviésemos en plena dictadura…como si estuviésemos? No sé si el tiempo verbal…

    • felipe dice:

      Efectivamente, el gobierno, con la aplicación del 155, descabezó, es decir, eliminó políticamente a la cabeza del golpe secesionista. Y bien que lo celebro, como la inmensa mayoría de la gente. A continuación la justicia dio la razón al gobierno y la fiscalia, encarcelándolos, tal como ellos propusieron. Por fortuna esto es un estado de derecho y el golpe de Estado, no siguió adelante. Y no precisamente gracias al apoyo de los Podemitas.

      • Hobbes dice:

        Maravilloso Gobierno con una rápida actuación. Lástima que no fuera igual a la hora de averiguar quién era M.Rajoy en los papeles de Bárcenas.

        Por supuesto que estoy de acuerdo contigo en que quien se salta la legalidad debe cumplir por ello, pero en España, donde la separación de poderes es tan real como la de Jesulín y la Campanario, permíteme que me reserve…

        Por otro lado, una vez encarcelados los responsables, queda una tarea política ingente, pero no veo que haya nadie del Gobierno de España dispuesto a llevarla a cabo Hay un tanto por ciento superior de separatistas que de unionistas en Catalunya, y no pongo el dato porque hoy ya es ilegal ¿Qué hacemos con ellos? ¿También a Extremera? Por cierto, con el apoyo de los pepemitas y de los falangitos.

        Ya me cuentas.

  • Charles dice:

    Lo cierto es que urge la creación de una política moral, es decir, de tomar decisiones sobre un basamento ético aplicado en acciones morales.
    Pero la relación entre la moral y la política es compleja.
    El cinismo y la hipocresía parecen ser las consecuencias inevitables de todo intento de relacionar la moral con la política.
    Está claro que todo puede, merece y debe discutirse, pero una sociedad permisiva o cómplice con dirigentes ladrones, falsarios o corruptos no tiene destino, como tampoco lo tiene una clase dirigente que, en nombre del cinismo, la hipocresía o el ‘relato’, supone que todo le está permitido.
    Por cierto, Franco, y a pesar de la intercesión divina, resultó ser mortal….

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.