Inicio » Ruido Blanco

La orquesta de guitarras

- 13 febrero, 2018 – 08:39Un comentario

ruido-blancoLas formaciones musicales que se componen de muchos miembros, le dan a la música una dimensión especial, incluso espacial. En realidad, la música que hacen estas agrupaciones se basa en los mismos principios de composición que el de formaciones instrumentales más reducidas, o incluso de un instrumento polifónico: se organizan por tesituras (es decir, de agudo a grave)básicamente en 4 niveles diferentes – soprano (agudo), alto, tenor (medios) y bajo (grave) y por timbres. Después, se le asigna a cada voz o parte del grupo una función estructural básica. Normalmente la melodía principal la lleva la parte más aguda; la parte más grave (el bajo) soporta discretamente la armonía de todo el entramado del conjunto; el resto sirve de complemento. De esta forma surgen una infinita cantidad de obras, que abarcan desde lo más sublime a lo más tedioso. Lo que diferencia la música de formaciones amplias de las pequeñas (aparte de las posibilidades de orquestación para combinar partes, o voces, y ampliar la variedad tímbrica) es el contraste sonoro que hay entre una línea tocada por un solo miembro que por varios a la vez. Un ejemplo muy claro de este contraste se aprecia en los conciertos barrocos para violín y orquesta de cuerda.

Formaciones, las hay diversas: de viento (bandas), de instrumentos de viento-metal (brass band), de plectro, de cuerda, orquestas sinfónicas (de cuerda y viento), bigbands… Hoy vengo a hablar de la orquesta de guitarras,formación compuesta básicamente de un amplio grupo homogéneo de guitarras españolas.

La guitarra española (que es como se conoce a este instrumento en el mundo entero) es un instrumento muy particular.Es casi una reminiscencia de la música de otros tiempos, donde la delicadeza del sonido en un ambiente silencioso se valoraba más que la intensidad. Si esta tendencia comenzó a cambiar en el siglo XIX, en la actualidad lo que más se valora es la excitación que produce la música de intensidad fuerte – y más en un país tan ruidoso como el nuestro.Con solo 6 cuerdas, y la habilidad del guitarrista, se pueden combinar distintas partes que canten a la vez, y distinguirlas sin dificultad. Pero a un nivel más sencillo, se pueden hacer rasgueados de acordes, cambiando las posiciones de la mano izquierda en el mástil; lo que desde hace siglos, hace de la guitarra el instrumento perfecto para el acompañamiento de voces o instrumentos –si la intensidad sonora permite el empaste de ambas.

Desde el siglo XX se han compuesto obras para cuartetos de guitarra, pero la orquesta de guitarras no parece una formación que haya despertado demasiado el interés de los compositores, sean de estética vanguardista o más convencional. Curiosamente, no sucede lo mismo con las orquestas de plectro (con mandolinas, bandurrias, laúdes, guitarras y guitarras bajo o contrabajo). Sin embargo, el repertorio interpretado por una orquesta de guitarras es de una sonoridad deliciosa, y tiene poco que ver con la de ninguna otra. Como sucede en otras formaciones, la sonoridad de la orquesta se puede enriquecer con la adición de instrumentos diferentes(de viento o cuerda frotada), sin que por ello pierda la sonoridad propia de este tipo de conjunto. Y como además son muy escasas en nuestro país, las posibilidades de verlas son igualmente escasas. Por esa razón, es un lujo para el melómano disfrutar de esa experiencia.

Todos los años,coincidiendo con el final de curso, los profesores de guitarra del C.P.M “Marcos Redondo” de Ciudad Real organizan un concierto en el que los alumnos participan como solistas, o en pequeñas agrupaciones de guitarras. Es además un concierto con carga emotiva, porque también asisten antiguos alumnos – la mayoría de los cuales cursa o ha cursado estudios superiores o máster. El profesor de guitarra Manuel Muñoz, siempre incluye algún número musical con orquesta de guitarras, para que también puedan participar estos guitarristas, que tocan con ganas y ejemplaridad. El trabajo que hace Manuel Muñoz es impresionante. No solo los convoca o dirige, sino que es responsable del repertorio, en su mayoría arreglos propios de obras que se adecúan al nivel de los músicos que las van a interpretar. Arreglos muy bien hechos (como se espera de alguien que es maestro de su instrumento) y siempre renovando el repertorio(como se le exigiría a un Maestro de Capilla; aunque nadie le obliga, ni reciba retribuciones extras o reconocimiento alguno por ello).

Esta vez ha ido un poco más lejos, y ha creado la Orquesta de Guitarras “Marcos Redondo”, que hará su presentación el viernes 16 de febrero, a las 19’30, dentro de las actividades organizadas para la Semana de la Música del Centro, con arreglos de obras de Kuwahara, Vivaldi, Mandonico, Moreno Torroba y de Falla. La orquesta se compone de 20 guitarristas que han sido alumnos de este Conservatorio, a los que se suman 4 instrumentos de cuerda, 2 de viento, 1 de percusión y 1 de tecla¿Qué más puedo decir? Que no es posible empezar mejor un fin de semana sin acudir a este concierto.

Antonio Fernández Reymonde
Ruido Blanco

Un comentario »

  • Charles dice:

    Como decía D. Miguel Hernández, “entro despacio, se me cae la frente despacio, el corazón se me desgarra despacio, y despaciosa y negramente vuelvo a llorar al pie de una guitarra”.
    No hay que perderse esta oportunidad única…..

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.