Inicio » Relatos

14.30:

- 19 marzo, 2018 – 07:09Un comentario

Luis Mario Sobrino Simal.- Terminada la “comilona” y recogida su mesa…, el HOMBRE se dirige a un salón contiguo muy peculiar, con unos curiosos sillones circulares pegados a las paredes. Se deja caer sobre uno de esos “círculos”. Es una tumbona maloliente y pegajosa. Se coloca unos pequeños parches debajo de las orejas. Son auriculares por los que escucha una extraña música relajante, pero con mensajes subliminales dándole órdenes y normas sobre el trabajo que tendrá que realizar en la jornada de tarde… ¡Alienación y manipulación hasta en el tiempo de descanso!

el-progresoComienza a realizar una de las pocas actividades que aún no han conseguido controlarle desde el Sistema Superior: PENSAR.

Piensa mientras descansa unos minutos: “¿QUIEN SOY? ¿DE DONDE VENGO? ¿CUAL ES MI DESTINO? ¿QUE ME DEPARARÁ EL FUTURO?”

Mientras da una cabezada vuelve a recordar el sueño que tuvo anoche: “La terrible explosión termonuclear que acababa con la vida de su amado Planeta Tierra…”.

Durante esos minutos de pesadosiesta pasan por su cerebro imágenes irreales del pasado cuando era niño, de sus aficiones frustradas, de algunos amigos, de sus padres ya fallecidos, en fin, del pasado.

lm3

Artículos relacionados

Etiquetas:

Un comentario »

  • Charles dice:

    Ya no hay tiempo para pensar y mucho menos para observar, es decir, mirar pensando, lo que vemos.
    Es necesaria la reapropiación del tiempo. Porque pensar sin cortapisas, sin restricciones, sin condicionamientos, es la expresión de nuestra libertad…..

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.