Inicio » Castilla La Mancha

El Gobierno regional y los sindicatos aprueban por unanimidad el Protocolo de Prevención, Identificación y Actuación frente al acoso en el lugar de trabajo

- 8 abril, 2018 – 13:01Sin comentarios

El Gobierno de Castilla-La Mancha y todos los sindicatos integrantes del Comité Regional de Seguridad y Salud Laboral han aprobado por unanimidad el Protocolo de Prevención, Identificación y Actuación frente al acoso en el lugar de trabajo en la Administración de la Junta de Comunidades y sus organismos autónomos, que tiene como principios rectores asegurar el respeto, la dignidad y la integridad a las personas afectadas, así como la imparcialidad y la objetividad.

Este protocolo, que fue aprobado en la reunión del Comité Regional de Seguridad y Salud Laboral que se ha celebrado esta semana, contó con el voto favorables de CSIF, CCOO, FSES, Intersindical, UGT, USAE y CESM, todas las organizaciones sindicales que integran este órgano, que agradecieron a la Administración regional que la elaboración de este texto se haya realizado en el seno de un grupo de trabajo, en el que se han podido aunar e integrar las distintas propuestas presentadas.

Tal como se recoge en el texto, el protocolo será de aplicación para la totalidad del personal empleado público de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y sus organismos autónomos, mientras que las empresas externas contratadas y entidades que reciban encargos de la Administración serán informadas de la existencia de este texto mediante la entrega del mismo y la firma de su recepción.

El protocolo, que entrará en vigor en mayo, define las pautas que deben regir para, por un lado, prevenir o evitar en lo posible las conductas de acoso en los centros de trabajo de la Administración regional y, por otro, identificar, evaluar y actuar en los casos en que se produzcan.

Este texto se ha planteado y diseñado desde una perspectiva esencialmente preventiva, para poder identificar y actuar en la fase más precoz de los posibles casos y que estas conductas se eliminen o, en la peor de las situaciones, produzcan el menor efecto posible sobre quienes las sufran y supongan una sanción para quienes las practiquen.

Los principios generales que inspiran esta acción preventiva son la tolerancia cero ante el acoso y los principios de equidad; respeto a la dignidad personal; confidencialidad; voluntariedad; eficacia, coordinación y participación y celeridad.

Así, la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se compromete a garantizar un entorno laboral positivo, saludable y libre de acoso en el lugar de trabajo; a rechazar todo tipo de conducta de acoso en el lugar de trabajo; a garantizar a su personal el derecho a plantear una queja o reclamación sobre esta materia, sin temor a ser objeto de intimidación o de trato injusto, discriminatorio o desfavorable y a garantizar la salud laboral de sus trabajadores.

Las medidas de prevención del acoso quedan definidas en el Protocolo en dos niveles

Por una parte, están las medidas de prevención primaria, que son aquellas que se implantan antes de que se produzca cualquier situación de acoso. La información sobre el protocolo y el procedimiento que establece; la difusión, a través de las herramientas telemáticas de las que dispone la Administración, del manual de acogida y de sesiones informativas para la divulgación de las medidas preventivas entre los empleados públicos; la formación en prevención y resolución de casos de acoso, especialmente dirigidos a los responsables de equipos; la aplicación de una adecuada evaluación y control de los riesgos psicosociales y la realización de actuaciones de mejora de la organización, para permitir entornos más adecuados y que no favorezcan la aparición de conductas de acoso son las acciones de prevención primaria.

Por otra parte, se encuentran las medidas de prevención secundarias, que son aquellas dirigidas a la detección precoz del acoso y que se pondrán en marcha cuando la situación esté comenzando a producirse. Entre estas medidas está la revisión de la evaluación de los riesgos psicosociales; la inclusión de cuestionarios complementarios en los protocolos específicos de vigilancia de la salud; la realización de estudios sobre la incidencia de este tipo de conductas en la organización y las características que presentan y el establecimiento de un sistema de consulta y asesoramiento en materia de acoso en el lugar de trabajo, en el que se podrán hacer preguntas de forma anónima.

Etiquetas:

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.