Inicio » Opinión

Día Internacional del Alzheimer

- 21 septiembre, 2004 – 04:30Sin comentarios

Tomás Mañas y Roberto Sabrido (Consejeros de Bienestar Social y Sanidad)

   A menudo se dice que la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad de toda la familia, porque la angustia continua de presenciar el lento e implacable deterioro psíquico y físico de un ser querido afecta a todos por igual.
   Estamos ante una de las patologías cuyo impacto supera la frontera espacial del enfermo y alcanza a todo su ámbito familiar, por lo que se precisa contar con un tratamiento integral que ofrezca, además de una asistencia de calidad, apoyo emocional, orientación psicológica y programas educacionales sobre esta enfermedad, a fin de poder brindar un entorno seguro y cómodo en el hogar al paciente y a sus cuidadores.

   La asunción de las competencias sanitarias hace más de dos años y medio ha permitido al Gobierno de Castilla-La Mancha reforzar la atención ya prestada a los enfermos de Alzheimer y a sus familiares desde la Consejería de Bienestar Social y de Sanidad.

   Ambos departamentos han iniciado una labor incesante de coordinación de todos los recursos de la región en materia de asistencia médica, psicológica y social, ya que la solidaridad con estas personas debe acompañarse de hechos y no sólo de gestos.

   La atención integral a las personas mayores se ha convertido en uno de los principales retos que debemos abordar desde los sistemas sanitarios, ya que dan lugar a situaciones de dependencia, que son atendidas por los familiares y, en menor medida, por las redes tradicionales de apoyo social a los mayores, a los enfermos crónicos y mentales.

   Las residencias de mayores son, en gran medida, otro de los puntales de atención directa los enfermos de Alzheimer, dado que esta enfermedad afecta fundamentalmente a personas de edad avanzada que actualmente ocupan un porcentaje importante de las plazas residenciales públicas para mayores, que posee el Gobierno regional.

   Además, uno de los objetivos de la Consejería de Sanidad es reforzar con más profesionales y con más servicios en esta legislatura nuestra red de cuidados sanitarios domiciliarios, sobre todo de enfermería, que pivotará en los centros de atención primaria, aunque en coordinación máxima con los hospitales y la red de servicios sociales, a fin de garantizar la atención sanitaria a los enfermos y a sus familias en casos de máxima discapacidad.

   El apoyo por parte de las consejerías de Sanidad y de Bienestar Social a las asociaciones de familiares de enfermos de Alzheimer seguirá siendo constante, ya que como dijo el presidente José María Barreda, para el Gobierno de Castilla-La Mancha los que más necesitan de la solidaridad de todos serán siempre los primeros en ser atendidos por la Administración autonómica, porque este Gobierno nunca va a perder la dimensión humanitaria de la que ha hecho gala siempre.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.