Inicio » Opinión

Día Mundial de la Juventud

- 12 agosto, 2009 – 15:12Sin comentarios
Hace una década ya que las Naciones Unidas acordaron declarar el día 12 de agosto como Día Mundial de la Juventud. La reunión de ministros de Juventud celebrada un año antes en Lisboa consideró que era necesario poner un especial interés en el desarrollo de políticas para la juventud, considerando a esta parte de la población como principal protagonista del cambio social, del desarrollo y de la innovación en el seno de las sociedades. Se recomendaba entonces a los Estados que proyectaran todos sus esfuerzos en entender que en la juventud se encontraba una oportunidad para el desarrollo económico y social, y no como un grupo con problemas.

La juventud es sólo expresión en cada momento de la sociedad que vamos construyendo las personas más adultas, de los conflictos que no vamos siendo capaces de resolver y de las oportunidades que somos capaces de construir entre todos. No existe una única manera de entender la juventud, sino que son los jóvenes y las jóvenes las que comparten algunos rasgos y sin embargo, mantienen notables diferencias entre sí. Cada una de esas personas jóvenes merece que les ofrezcamos todo nuestro apoyo para desarrollar su potencial como persona y como ciudadano, como estudiante o como persona en el mundo del trabajo.

Hace dos semanas el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el Plan Joven 2009-2012, el tercer Plan Integral de Juventud de la Comunidad y que pretende dar una respuesta coordinada a las necesidades de nuestra juventud actual, con un mismo enfoque y desde la colaboración entre las diferentes Consejerías del Gobierno regional y sobre todo, la cooperación con nuestros Ayuntamientos, que son la Administración más cercana a las necesidades y demandas más particulares de los jóvenes.

El Plan surgió del trabajo a lo largo de todo nuestro territorio con los propios jóvenes y con los agentes que más trabajan con ellos, con las asociaciones juveniles, con los consejos de la juventud y con los responsables locales de Juventud de los ayuntamientos y mancomunidades de ayuntamientos. Quisimos conocer cuáles eran las principales preocupaciones, necesidades y demandas de los jóvenes, atendiendo a su diversidad y sus diferencias, especialmente en lo que a nuestras múltiples comarcas, pueblos y ciudades se refiere.

El Plan Joven surge pues de la participación de los principales interesados y beneficiarios que son los propios jóvenes. Este documento surge con medidas concretas y medibles, un compromiso integral de Gobierno junto a los jóvenes participativos de asociaciones y consejos de la juventud, siendo la participación una de sus señas de origen y uno de sus objetivos de desarrollo. Cuando el Plan haya terminado su periodo de ejecución se deberán abierto nuevos espacios y canales para la implicación social de los jóvenes, sobre todo a nivel local, y dentro del nivel local, en aquellos municipios más pequeños, donde los jóvenes pueden marcar la diferencia para apuntar su desarrollo sostenible con nuevas ideas, nuevos proyectos y una manera nueva de entender sus pueblos.

El Plan parte del realismo que supone entender que la juventud es un periodo de transición vital pero determinante para el desarrollo posterior como adulto; es el momento para aprender a entender la sociedad, su papel particular y colectivo en ella, para entenderse y conocerse a sí mismos, para moverse, viajar y ver mundo, ampliando al máximo sus potenciales capacidades. Por ello, ofreceremos medidas concretas que den prioridad a los procesos formativos y educativos, a la información, a la movilidad y acceso a la cultura, al conocimiento del medio natural y la participación social, porque es una etapa de determinante aprendizaje.

El horizonte último de toda persona joven es poder establecer una vida autónoma, con su trabajo y con su vivienda, pero en la base debemos lanzar un mensaje de apuesta por el proceso formativo como base a una emancipación más sólida y competente, y menos sujeta a inestabilidades de un futuro cada vez más incierto y cambiante. Para ello debemos colaborar para que nuestros jóvenes y nuestras jóvenes obtengan una titulación y certificación competente para el trabajo, pero también, que hayan desarrollado unas habilidades para desenvolverse en este mundo complejo, fundamentalmente confianza en sí mismos y en esta tierra.

Recientemente en Castilla-La Mancha hemos sido capaces de ponernos de acuerdo para firmar un Pacto que nos permita salir de la crisis económica y reforzarnos frente a ella a través de la unidad. Para el presidente Barreda las políticas se hacen desde el Gobierno en coalición con la sociedad y sus principales representantes, por lo que en este Pacto por Castilla-La Mancha se encuentran tanto el Gobierno regional, como las Diputaciones provinciales, como nuestros Ayuntamientos, y los principales agentes sociales.

En este importante acuerdo la juventud es también protagonista, ya que se incorporan actuaciones que permitan las oportunidades educativas para todos, la formación y la cualificación profesional juvenil, su acceso al mundo del trabajo, el apoyo a sus iniciativas emprendedoras, y sobre todo, el apoyo a su acceso a la vivienda a través de medidas de fomento y protección, siendo los jóvenes los principales demandantes de una vivienda, tanto en propiedad como en alquiler. Es pues nuestra juventud una oportunidad que debemos apoyar y fomentar, ya que el esfuerzo de la sociedad en cada uno de nuestros jóvenes es una apuesta por el desarrollo estratégico de Castilla-La Mancha.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.