COAG-IR advierte que la mitad de la aceituna que queda en el olivar se podría perder si persiste el temporal

 COAG-IR de Castilla-La Mancha ha advertido que entre el 55 y el 60 por ciento de la aceituna que queda en el olivar se podría perder si persiste el temporal de lluvia, nieve y viento, mientras que el fruto que se ha caído no merecerá la pena recogerlo porque incrementará considerablemente su coste de producción.
Esta situación  ha sido calificada  de “dramática” por  el responsable de la Sectorial de Aceite, José Vicente Fernández de Sevilla,  porque, además de las pérdidas sufridas hasta el momento por los oleicultores, muchos de ellos se están planteando si realmente merece la pena reanudar su recolección cuando el tiempo lo permita.

“  El pedrisco del pasado mes de agosto ya ocasionó algunos daños en el olivar, a los que hay que sumar los provocados por el hielo de mediados de diciembre y el temporal de lluvia, nieve y viento que está esquilmando la cosecha de aceituna”, ha subrayado Fernández de Sevilla que ha agregado que muchos agricultores han tenido que adelantar parte de los jornales a los trabajadores contratados que, en algunos casos, llevan más de quince días sin poder salir al campo.

Las elevadas pérdidas de esta campaña, en la que  habrá agricultores que no podrán cubrir ni los costes de los jornales, no son el único quebradero de cabeza para los oleicultores sino sus perspectivas de futuro, ya que la sanidad vegetal de muchos olivos se está viendo seriamente afectada.

Ante este lamentable  panorama para la economía de los agricultores y de la riqueza que este cultivo social representa para muchos municipios de la región, COAG-IR  pedirá a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural que colabore con los agricultores en el control y seguimiento de sus olivos, una petición que también se extenderá al viñedo, muy afectado por las heladas del pasado mes de diciembre.

En este sentido, la organización agraria demandará el asesoramiento de los técnicos de la Administración regional para evaluar con la mayor exactitud los daños  en las yemas y  asesoramiento para podar adecuadamente las viñas y salvar la producción de cara a la próxima campaña.

Las heladas de  mediados de diciembre han provocado numerosos daños en los viñedos de La Mancha, en poblaciones como  Alcázar de San Juan, Cinco Casas, Socuéllamos, Pedro Muñoz y Tomelloso, entre otros municipios del cuadrante norte de la provincia de Ciudad Real, que podrían agravarse con las nevadas y las bajas temperaturas de los últimos días. 

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img