Señorías señoritas

Si hubiera un "contrato" resultante de su elección en el que se especificase que si sus señorías-señoritas diputados-diputadas cayesen en flagrante delito moral de incoherencia mendaz y venal quedarían automáticamente expulsados del templo democrático, si se les obligara a unas condiciones de jubilación  más parejas con las que tienen que cumplir la mayoría ciudadana, si a los pillados con la mano tonta en la cosa pública se les obligase a reponer hasta el último céntimo, si ser señoria supusiera más sacrificio y desinterés y ser diputado-da  fuera un trabajo más un chollo, ¡cuánta credibilidad no ganaría el sancta santórum  de la Carrera de San Jerónimo!

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img