Advertisement
Inicio » Puertollano

«Fundación Virtus, caso abierto». Capítulo final: Un asunto tenebroso

- 21 febrero, 2010 – 22:49Sin comentarios

Instalaciones de VirtusMICIUDADREAL.ES publica hoy el último capítulo. Entérate del desenlace de esta polémica historia.

El despido de la gerente es otro de los enigmáticos episodios en este inacabable folletín. Los días que sucedieron al cese de la ex gerente, acaecido el 4 de noviembre de 2008, tejen un hilo argumental con elementos de suspense en el que se suceden tensas reuniones y negociaciones. Como se verá, fueron semanas de incertidumbre durante las cuales la gerente, según su propio testimonio, recibió incluso “coacciones insistentes”. A vueltas con Muñoz Marín A pesar de que, como hemos visto, las investigaciones sobre la gerencia abarcaron las gestiones relacionadas con algunas empresas contratistas, la versión oficial se fundó en la acusación relacionada con el aumento “injustificado” del sueldo del personal directivo. Paradójicamente, fue una de las empresas contratistas que ya conocemos la encargada de defender la política salarial de la gerencia: la Oficina Muñoz Marín de Ciudad Real. Aunque no debemos perder de vista la relación de Fernando Muñoz con las actividades de Virtus (ver capítulos anteriores), lo cierto es que la gestoría ciudadrealeña difundió entre los patronos un informe empresarial en el que justificaba, en contra de los criterios del alcalde-presidente, el incremento salarial de la gerente, directivos y plantilla de Virtus. Y es que la gerente y la Oficina Muñoz Marín siempre defendieron la legalidad de esas decisiones, aduciendo que estaban acordadas por el patronato, y que su aplicación era fruto de la lectura de los convenios vigentes. Ese informe, fechado el 31 de octubre de 2008 y titulado “Análisis laboral de la Fundación Virtus. Propuesta de subsanación de errores”, fue remitido por la Oficina Muñoz Marín a los patronos mediante correo electrónico enviado a las 8,33 horas del 23 de diciembre, precisamente el día de celebración de un patronato en el que se daría cuenta de las actuaciones de la gerente. Según ese análisis, los patronos, en la reunión ordinaria de 11 diciembre de 2006, decidieron por unanimidad incrementar los salarios de los trabajadores y remunerar convenientemente las horas extraordinarias que “determinado personal” realizase a partir de 2007, “habida cuenta de los numerosos picos de trabajo que iban a acaecer” con motivo de los trabajos de formación de personal relacionados con el Aeropuerto de Ciudad Real. Supuestamente se estableció así un tope salarial bruto anual de 65.000 y 50.000 euros para gerente y directores, respectivamente (además del establecido para otros cargos), “que se cumpliría de forma paulatina hasta el año 2010”. Respecto a las horas extras, el informe refleja que en 2007 la gerente llegó a cobrar 9.042 euros por este concepto (195 horas, 4 semanales). El informe de Muñoz Marín justificaba el coste de estas horas aludiendo a los convenios con el Aeropuerto Central de Ciudad Real, a la absorción del trabajo que quedó pendiente tras la rescisión del contrato con Soluciones Aeronáuticas (ver capítulo II), y a una “ampliación de actividades” exigidas por el plan director del año 2007. Lo cierto es que aún queda por demostrar la injustificación o la pertinencia de esos aumentos salariales y horas extras. ¿Fueron o no aprobados realmente por el patronato? ¿Ignoraron durante años la existencia de ese cuadro de salarios tanto el primer edil como la concejala delegada Raquel Gómez? La pesadilla contable Hasta la fecha, cualquier investigación sobre salarios, horas extraordinarias y nóminas ha estado condenada a penetrar en arenas movedizas donde la realidad documental se duplica en lo que parece haber sido una pesadilla contable para los analistas. La auditoría encargada a Laes Nexia para esclarecer lo sucedido se refiere al asunto en términos tan profesionalmente neutrales que rayan la ambigüedad, aunque sí aclara que se le aportaron “dos nóminas diferentes por cada trabajador” y que existe una “duplicidad del acta” de 11 de diciembre de 2006, por lo que cualquier juicio sobre la justificación de los sueldos quedaría desvirtuado. Una de esas actas, supuestamente, sí incluye las resoluciones sobre remuneración y cuadros salariales; en la otra no aparece nada reflejado. Pero lo más desconcertante de todo es que según Laes Nexia, ambas actas estarían firmadas por el secretario de Virtus y del Ayuntamiento, Juan Luis Vázquez Calvo. Instalaciones de Virtus Según los auditores, la modificación entre ambas actas consiste en la actualización de los salarios de  gerente, directores, directores técnicos, instructores y responsables de teorías y prácticas, administración, mantenimiento y secretariado; una actualización que de todos modos, según las indicaciones verbales realizadas por el personal administrativo a Laes Nexia “no se corresponde a la realidad”. Hermoso Murillo aseguró ante el patronato desconocer la existencia de esos cuadros salariales. Sus declaraciones al respecto constan en el acta de la reunión extraordinaria del patronato de 1 de diciembre de 2008. En este documento se indica, textualmente, que “el cuadro de salarios reflejado en el borrador de acta de 11 de diciembre de 2006, remitido por la gerente tanto al patronato como al Protectorado de Fundaciones, no fue tratado ni aprobado en esa convocatoria ni en ninguna otra”. Acto seguido añade que las copias remitidas por la gerente, “tanto en su primera versión como en su rectificación, en ningún caso recogen cuadro de salarios, ya que ese asunto no fue tratado ni aprobado en aquella reunión”; pero a continuación el bucle se enreda de nuevo cuando pone de manifiesto que “los miembros del patronato nunca han manifestado su conformidad con el cuadro de salarios mencionado y que de forma errónea fue incluido en el acta de 11 de diciembre de 2006 remitida al patronato y Protectorado para su diligenciado”. En suma, no queda claro si el patronato conocía, o no, la existencia de esos sueldos. Pero en todo caso las preguntas se agolpan: ¿pasaron dos años sin que ningún patrón conociera lo que se cobraba en Virtus? ¿Por qué ambas actas se presentaron supuestamente firmadas por quien fuera secretario de la fundación y Ayuntamiento, Juan Luis Vázquez Calvo? ¿Qué implican las declaraciones del personal administrativo en el sentido de que las actualizaciones salariales “no se corresponden a la realidad”? Confusión en la fundación Existen, pues, indicios que apuntan a un confuso episodio relacionado con decisiones afectadas por dinero público que debiera ser aclarado. Lo mismo podría decirse de las “nominas siamesas”. Como vimos en el capítulo anterior, a Laes Nexia, y siempre en referencia al ejercicio 2007, le fueron aportadas dos nóminas diferentes, y ambas sin firmar, para cada trabajador: unas fueron presentadas en formato electrónico (fichero Excel) y se corresponden, según los auditores, a las registradas en la contabilidad de la fundación en los epígrafes de gastos de personal y otros gastos; las otras, en formato papel, no estaban registradas, e incluían diferentes importes en cuanto a conceptos salariales, retenciones y cotizaciones a la Seguridad Social. ¿Quién ordenó la realización de esas nóminas, y con qué fin se guardaron? Además, ¿qué relación existe entre la duplicidad de actas relativas a salarios y la existencia de dobles nóminas? Despido fulminante Se desconoce qué actuó como la chispa que hiciera estallar el polvorín. Probablemente fuera la conjunción de decisiones, errores e irregularidades descritas a lo largo de este artículo. Pero lo cierto es que en noviembre de 2008 la situación se tornó tan preocupante que obligó al alcalde a tomar resoluciones drásticas: el día 3 de noviembre, a las 14,55 horas, Hermoso Murillo requiere la presencia de la gerente en el despacho de Alcaldía… Con carácter de urgencia. Tal y como relataría posteriormente la ex gerente en la reclamación previa a su demanda de conciliación por despido nulo, se dirigió hacia el despacho de Hermoso. Allí fue recibida por éste y por las dos concejalas que hasta la fecha habían llevado las riendas de la fundación: Raquel Gómez Castellanos y la recién llegada Eva Morales Mozos. La bronca debió de ser descomunal. En palabras de la gerente, “el alcalde me exigió que presentara mi dimisión y mi baja voluntaria o que, en caso de no hacerlo, además de iniciar actuaciones contra mí porque había cometido delitos graves, nunca más volvería a trabajar en Puertollano”. La ira de Hermoso también se dirigió contra otro alto directivo del Centro de Excelencia de Nuevas Tecnologías (CETIC), organismo que, según se ha sabido en los últimos días, desaparecerá una vez se formalice la titularidad municipal de Virtus. En su escrito de reclamaciónInstalaciones de Virtus, la gerente alega que debido a un estado de “absoluta ansiedad” y al temor de perder las opciones “de seguir en Puertollano”, la primera reacción de la gerente fue aceptar la baja voluntaria. Asegura no ser consciente de haber firmado su dimisión, aunque reconoce que “el 4 de noviembre la persona a la que se lo pedí presentó en mi nombre y en mano el escrito, que una administrativa del centro entregó a la concejala”. De este modo, y con carácter de urgencia, la Junta de Gobierno local de 5 de noviembre decidió aceptar la baja voluntaria de la gerente y contratar los servicios de una auditoría (la elegida a la postre sería Laes Nexia) que buceara en la gestión durante el año 2007. Como se ha visto, la gerente aceptó inicialmente su “cese voluntario”, pero dio marcha atrás de inmediato para iniciar un proceso de denuncia de lo que entonces consideró como “despido nulo o subsidiariamente improcedente”. Entre otros fundamentos, los abogados de la gerente sostenían que la Junta Local de gobierno era un órgano ajeno y sin capacidad jurídica para la toma de decisiones que afectaran a la fundación. Otras voces del ámbito municipal apuntan a la posibilidad de que la gerente estuviera jugando su carta para arañar alguna garantía que blindara sus posibles responsabilidades. Al rescate de la dama Sea como sea, el Ayuntamiento, en un giro sorprendente, también decide replantearse su decisión inicial y evitar los tribunales. Durante los tensos días en los que se gestaron las definitivas condiciones de despido, la ex gerente fue asistida por la Fundación Empresarial (precisamente uno de los patronos de Virtus), que siempre se mostró afín a la gestión de la cesada. la mujer contó, incluso, con la defensa jurídico-laboral de Carlos Calatayud, abogado que ha venido prestando diversos servicios a la Federación de Empresarios de Puertollano (Fepu). Estas circunstancias motivaron algunos encontronazos entre Hermoso Murillo y los entonces presidente y vicepresidente de la Fepu, Antonio Cabañero y Pedro Adán, respectivamente. Durante aquellas semanas no faltaron los enfrentamientos, ni ocasiones en las que no se comunicaron a los empresarios, o al menos no en la forma adecuada, las convocatorias de algunas reuniones decisivas del Patronato en las que se dio cuenta del despido, actividades e informes jurídicos relacionados con la gerencia. Fepu apostó siempre por una salida “extrajudicial” al conflicto. Coacciones insistentes Fueron jornadas convulsas. Del testimonio de la mujer se desprende que presuntamente fue objeto de presiones por parte de conocidos funcionarios municipales durante el mes de diciembre. El 18 de diciembre de 2008 la gerente interpuso una denuncia por “coacciones insistentes” en la Comisaría de Ciudad Real. En ese documento la ex gerente manifiesta haber recibido la llamada de cierto funcionario que le insistía en que “admitiera que había dimitido voluntariamente, y que si así lo hacía habría una manifestación pública de que no había ni apropiación ni irregularidades en su gestión, que sólo habría habido diferencias de criterio” y que “así se recogería en el informe de auditoría”. En el atestado, asegura que el referido funcionario le comunicó que si cumplía esas condiciones, ciertos gestores “le acompañarían a la Fundación Virtus a decirle a los trabajadores que ella no había robado, y que posteriormente el alcalde le acompañaría a ver a Juan Antonio LInstalaciones de Virtuseón y a Escolástico González [presidente y director general del Aeropuerto de Ciudad Real, respectivamente], para adjudicarle un puesto de trabajo en el aeropuerto”. La declaración de la ex gerente hace asimismo referencia a otras seis llamadas anteriores de la misma persona en términos parecidos, y a la existencia un folio manuscrito con una propuesta del alcalde. También relata que recibió “distintas llamadas de otros funcionarios municipales con pretensiones similares” y que, incluso, llegó a reunirse con otro más en la cafetería Sabor Hispano de Puertollano, “encuentro del que tiene grabada la conversación en su grabadora personal por consejo de su abogado y durante la cual se le dice que la auditoría ha sido correcta, pero que el informe no estaba hecho y podía hacerse en otro sentido”. La mujer concluye su denuncia declarando que “todo lo sucedido se deriva de un juicio que tiene pendiente contra el Ayuntamiento de Puertollano […], del que cree que tratan de evitar que se celebre y la dicente pueda declarar sobre esta u otras cuestiones”. El asunto cobraba tintes más tenebrosos a media que se sucedían los días. Pero el acuerdo finalmente pareció llegar, si nos atenemos a las manifestaciones realizadas en su día por el grupo municipal de Izquierda Unida. Esta formación siempre se negó a creer la versión del equipo de Gobierno, que aseguraba que la gerente cobró simplemente su finiquito legal. IU, no obstante, aseguró que la gerente no recibió el finiquito que le hubiera correspondido (2.942 euros), sino una indemnización de 21.663,46 euros pagada íntegramente por el Ayuntamiento de Puertollano. Deuda urgente La foto fija de las deudas actuales de la fundación está tomada por el informe realizado hace unas semanas por Atd Auditores Sector Público, con fecha de 5 de febrero de 2010. La auditora estima que los pagos pendientes por la totalidad de los pasivos financieros ascienden a un importe mínimo de 3.688.026,55 euros, y la necesidad de financiación de carácter inmediato se sitúa en los 2.196.379,58 euros. Virtus adeuda 556.908 euros en concepto de créditos bancarios; 889.265 a la empresa Indra Sistemas; unos 620.000 a Soluciones Aeronáuticas; 558.429 a los proveedores de los que se tiene constancia escrita; 376.627 a la Agencia Tributaria; 238.853 a la Seguridad Social; 207.300 en concepto de reintegros de subvenciones; 78.129 en honorarios de letrados y procuradores; y 139,716 en salarios de personal. El informe señala asimismo que la empresa Qualitas Training, a la que se le adeudan 141.446 euros,  también ha interpuesto una demanda pendiente de juicio. Hay que recordar que Qualitas Training es precisamente la empresa para la que Fernando Muñoz Marín trabajaba cuando éste comenzó sus relaciones con Virtus. Extrañamente, el informe no haInstalaciones de Virtusce ninguna referencia a la deuda que reclama Interconsult, la empresa de Muñoz Marín, ni a su petición de concurso necesario de acreedores. Epílogo: un nuevo prólogo Desde el inicio de la publicación de este artículo, hace cuatro semanas, la Fundación Virtus ha sido el epicentro de un intenso y, a veces, violento debate político, así como de un terremoto mediático alimentado por vertiginosos acontecimientos. El consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un gasto de 2.196.000 euros que permita suturar la deuda urgente y afrontar con tranquilidad las demandas. El Equipo de gobierno se ha visto forzado a anunciar el cambio de titularidad de Virtus, que en breve pasará formar parte del ámbito municipal. Los actuales patronos, incluidas las tres consejerías de la Junta de Comunidades, han abandonado este trágico Titanic. La oposición municipal, IU y PP, han llegado a un acuerdo histórico, y sin precedentes en el Ayuntamiento de Puertollano, para pedir un Pleno extraordinario donde se debatan las responsabilidades políticas, situación y futuro de Virtus. La nueva gerente, Pilar López Rivera, ha presentado su dimisión debido a la “falta de respaldo a sus iniciativas”. La plantilla de trabajadores será sometida a un importante recorte. Y el grupo popular en las Cortes Regionales clama por una comisión de investigación mientras pide la comparecencia urgente del presidente del Gobierno regional, José María Barreda... El toma y daca político de estas semanas ha vuelto a poner de rabiosa actualidad a la Fundación Virtus, que deberá enfrentarse a nuevos y desafiantes retos. El epílogo de esta historia no es más que el prólogo de otra nueva que asegure a los alumnos la formación y el futuro laboral que, sin duda, merecen. http://santosgmonroy.blogspot.com Fotos: Fundación Virtus y Ayuntamiento de Puertollano ¿No pudiste leer los capítulos anteriores de “Fundación Virtus, caso abierto”? Aquí tienes los tres anteriores: 1, 2 y 3. En unos días, miciudadreal.es te ofrecerá el trabajo completo en formato .pdf.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.