Inicio » Editorial

Una «pataleta» del Renovalia Ciudad Real que atenta contra el libre ejercicio del periodismo (Editorial)

- 8 noviembre, 2010 – 21:36Sin comentarios

La plantilla del Renovalia Ciudad Real, ayer, leyendo su manifiestoEl club de balonmano Renovalia Ciudad Real está protagonizando durante estos días un episodio que atenta directamente contra el libre  ejercicio de  la profesión periodística, el cual no debe tener más tutela que la de la Constitución y las leyes. El artículo publicado la semana pasada por nuestro compañero Santos González Monroy, titulado “Domingo Díaz de Mera, el incómodo convidado del poder (I y II)”, ha provocado las iras de la plantilla al completo con su entrenador a la cabeza, Talant Dujshebaev, quien profirió el pasado viernes unas duras descalificaciones contra el redactor de este digital en el transcurso de una concurrida rueda de prensa.

A juicio de Dujshebaev el periodista puertollanense es un “caradura”, un “enemigo del club” que ha realizado un trabajo “vergonzoso” y que por añadidura “no tiene ni idea de balonmano”. El entrenador llegó incluso a pedir el apoyo de la afición y la colocación de pancartas de apoyo durante la celebración del partido disputado el pasado sábado contra el Granollers.  Insinuó también  que el trabajo de Miciudadreal ha estado mediatizado y dirigido de manera interesada desde el Partido Popular: “lo que pone aquí a todos nos huele de qué grupo político es y de dónde viene; ahora que hay elecciones que no intenten jugar con el balonmano y utilizarlo”, dijo. Por si fuera poco, anoche los jugadores del club leyeron un sorprendente comunicado, del que no ha tardado en hacerse eco todo el aparato mediático de Díaz de Mera, en el que se atribuyen al reportaje unos contenidos e intención que son, sencillamente, inexistentes.

{audio}http://www.miciudadreal.es/http://www.miciudadreal.es/images/stories/2010/1011/comunicado_bm_cr.mp3{/audio}

Según Dujshebaev, el objetivo de este medio no ha sido otro que atentar contra el prestigio del Renovalia y de su presidente, así como involucrar al club en “politiqueos”... Pero la respuesta de Dujshebaev y, por consiguiente, la del club presidido por Domingo Díaz de Mera, parece más bien la pataleta de niños malacostumbrados que protestan ante una comida que no les gusta… O lo que es lo mismo, ante la información de un medio que no tiene por qué rendirle pleitesía y que no ha contado ninguna falsedad. Otra lectura que podría hacerse de la exagerada repercusión del artículo sería que todo responde al inicio de una campaña de presión mediática a conveniencia de los fines políticos del presidente.

Sea como sea, que un artículo no sea del gusto de quien lo lea no implica que quien lo escriba sea un sinvergüenza caradura, y ni mucho menos motivo para la crucifixión pública del periodista. La pretensión de este medio ha sido  repasar, desde un punto de vista estrictamente periodístico y de servicio a la opinión pública (como corresponde en una sociedad libre), las reacciones que ha concitado la solicitud, por parte de Domingo Díaz de Mera, de la cesión gratuita de terrenos municipales para el desarrollo de futuros proyectos relacionados con el club. Es decir, poner negro sobre blanco lo que todo el mundo conoce o debiera conocer. Quizá la costumbre de actuar sin aparecer en los medios (o apareciendo, pero con la información debidamente cocinada) sea lo que haya propiciado ahora la “sorpresa” ante la pieza periodística  tanto del ilustre deportista como del presidente del Renovalia.

Acusaciones ficticias

El artículo no tiene como fin dañar la imagen del Renovalia Ciudad Real, a no ser que el Renovalia considere un daño a la imagen del club el simple relato de los hechos y su interpretación crítica. De su lectura es imposible inferir cualquier tipo de acusación delictiva contra Domingo Díaz de Mera, porque, sencillamente, no la hay. Precisamente han sido el propio Dujshebaev y su plantilla, con sus declaraciones despreciativas hacia un profesional de la información y su medio, quienes han dilatado exponencialmente el sentido del artículo otorgándole nuevas significaciones que quizá existan sólo en su imaginación.

Igualmente desproporcionado ha sido el intento de “politizar” el contenido del artículo y del medio de comunicación en una orientación concreta. Los medios libres siempre son sospechosos. Pero es lo que hay. Miciudadreal.es sigue siendo un medio independiente de cualquier partido político e institución, como nuestros lectores pueden comprobar a diario. Y ni que decir tiene que la decisión de publicar la pieza periodística se gestó única y exclusivamente en el seno del consejo de redacción de Miciudadreal.es.

Dujshebaev se salió igualmente por la tangente al acusar a Monroy de “no tener ni idea de balonmano” (algo que en realidad ignora), como si hubiera que saber obligatoriamente qué es un golpe franco para analizar la actualidad política y social de la entidad deportiva… Dos cosas muy distintas, como es evidente.

Es asimismo una falsedad afirmar que periodista y medio son “enemigos” de esa asociación deportiva. No. Miciudadreal no es enemigo de nadie, pero sí un medio libre para interpretar la realidad provincial y regional como considere. Por esa razón, Miciudadreal desea a club, plantilla y aficionados las mayores alegrías deportivas, en la misma medida que espera que personas con proyección pública (como es el caso del famoso jugador de balonmano, los jugadores y la directiva del club), sepan entender y encajar las informaciones y las críticas de un medio de comunicación. Como corresponde, insistimos, a un Estado de Derecho.

Sin comentarios »

1 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.