Inicio » Opinión

Bienvenido Mister Ratzinger

- 10 noviembre, 2010 – 23:07Sin comentarios
No voy a criticar de la visita papal los 5 millones de euros que del dinero de todas las personas –creyentes o no- se ha gastado el “anticlerical” estado español para que él pudiera encontrarse con su rebaño. Tampoco voy a criticar la visión machista y homófoba de D. Benedicto pues ya es conocida como bandera de la “perseguida” iglesia católica apostólica y romana, cuando habla del puesto que la mujer debemos ocupar en la sociedad y en nuestra casa y de los derechos de los homosexuales.

Pero si  hago una reflexión sobre las percepciones tan distintas de la realidad que del mismo país tenemos el papa y yo, analizando algunos detalles.

Si es un país con tan alto nivel de “laicidad, secularización y anticlericalismo agresivo”, cómo es que continua en pleno vigor el mantenimiento de la iglesia católica por parte del estado, sus colegios concertados, la existencia de salas de culto en lugares públicos (hospitales, cuarteles, …), como que están exentos de pagar determinados impuestos todo esto   según los distintos acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede del 3 de enero de 1979.

Si es un país aconfesional, como lo es desde la Constitución del 78, recogido en su artículo 16, continúa hasta la última toma del renovado gobierno prometiendo el cargo delante de un crucifijo y una Biblia. Cómo es que para quitar los símbolos religiosos haya que denunciar cada caso para que se retiren, no sin grave polémica. Cómo es que todos los funerales de estado son presididos por el sacerdote. Como es que la inmensa mayoría de las fiestas del país versan alrededor de la misa en honor a San X y una posterior procesión presidida por las autoridades. Como es que 32 años después la gran mayoría de calles, de plazas (en C Real incluidas las nuevas), mantengan nombre de personajes religiosos tales como obispos, santos, vírgenes.

Visto lo visto, por mi parte que “Dios le oiga” Sr. Ratzinger y sea por fin España un estado aconfesional, esto es que la religión se quede para practicarla de forma privada y en los lugares adecuados quien lo desee, no para tener que ir descartándola de todos los actos sociales que hay en la vida cotidiana. Y que sí, que se le pase la factura que la asociación Europa Laica le ha preparado con el respaldo de miles de firmas, de esta forma igual nos ahorramos los contribuyentes los 25 millones que nos esperan para la  próxima visita.

                                                
                                                        

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.