Inicio » Alcázar de San Juan

Discurso de Sánchez Bódalo y Diego Ortega en el Pleno de toma de posesión de la nueva Corporación

- 11 junio, 2011 – 16:54Sin comentarios

José Fernando Sánchez Bódalo, alcalde saliente:

Señor alcalde, felicidades y suerte. Compañeros de Corporación, vicepresidente del Parlamento Europeo, Inspector Jefe del Cuerpo Superior de Policía, Comandante de la Guardia Civil,  representantes de las instituciones, partidos políticos, empresarios, sindicatos, asociaciones y movimiento vecinal, vecinos y vecinas, amigos todos, BUENOS DIAS y gracias por vuestra presencia.

Comienza la novena corporación municipal de la moderna historia democrática española. La Constitución de 1978 ha permitido 32 años de ayuntamientos democráticos en los que nuestro pueblo ha progresado aupado en los vientos de la libertad y de la igualdad. 32 años después la ciudad es mejor, más igual, incluso más bonita. A lo largo de estos años, la libertad y la igualdad, han sido los valores que han inspirado las corporaciones presididas por Emilio Fernández,  Miguel Ángel Reguillo,  Anastasio López, José Eugenio Castellanos y yo mismo. Todos hemos entregado a nuestro sucesor una ciudad mejor.

Hoy es el comienzo de un nueva Corporación, el nuevo alcalde ha nacido en democracia  y por primera vez el alcalde no será el propuesto por el Partido Socialista Obrero Español, a pesar de que este Partido ha recibido más apoyos que ningún otro. La geometría variable de la democracia lo hace posible y perfectamente legal. Por ello mis felicitaciones al Sr. Ortega  y mis deseos de que su trabajo también haga mejor nuestro pueblo. En todo lo que esté en esa dirección cuente con nuestro apoyo.

Yo represento a un Partido que en democracia y en Alcázar siempre ha gobernado,  alguno de nosotros sólo hemos hecho oposición a la Dictadura, por eso hoy sólo puedo recordar aquello que decía José Bergamín de que no conociendo los oficios los haremos con respeto….y a los que nos ven sólo como oposición decirles que nuestra  cultura y nuestra obligación no es oponernos por oponernos, ni alegrarnos de las desgracias o las cosas que hagan mal los que gobiernan, ni entorpecer el trabajo o poner dificultades, ni destruir a los concejales del gobierno, sino procurar que el gobierno municipal haga aquello que más beneficia a Alcázar y lo que menos se aleje de lo que nosotros proponíamos a los ciudadanos en nuestro programa electoral y que, en definitiva, es lo que ha recibido un apoyo mayoritario.

Esa es la tarea que ahora asumimos y que representa una mano tendida al nuevo alcalde a la vez que una disposición permanente para desempeñar responsabilidad de gobierno con nuestra mayoría relativa. Porque, créanme, lo que de verdad esperan y quieren los vecinos y vecinas de Alcázar, está flotando en el viento y lo que en este Pleno se acaba de producir no lo interpreta exactamente. El tiempo nos lo va a ir diciendo.  Somos muchos los que pensamos con Bob Dylan que “La respuesta, amigo mío, esta soplando en el viento”.

Hoy también es un día muy emotivo para todos, para los que reciben la responsabilidad de gobernar y también para los que la entregamos.

Y los que la entregamos queremos expresar nuestro agradecimiento a los vecinos y vecinas que a lo largo de estos años nos han ayudado a conseguir un sueño, el sueño de una ciudad mejor.

En lo personal hoy le entrego a usted, señor Ortega, con orgullo una ciudad en la que se han cumplido muchos sueños, míos y de mucha gente…

Hace ahora doce años, recordando aquel “Yo tengo un sueño” de  Martin Luther King, expresé lo que quería para mi pueblo. Soñé con una ciudad que a cada niño que nace le ofreciera la posibilidad de buscar la felicidad.

Es un sueño por una ciudad amable, para los niños, los mayores, los que van andando o en bicicleta.
Soñé con una ciudad saludable, deportiva, con sitios para las asociaciones, para la cultura, la enseñanza, la igualdad de oportunidades.

Soñé con una ciudad que proporcionara más oportunidades a los jóvenes, a los adolescentes, y en la que hasta los niños contaran y participaran.

Soñé con una ciudad que arriesgara con los emprendedores y ayudara a los que pierden el empleo. Que contribuya a reducir el efecto invernadero y que se convierta en líder mundial en energías renovables.

Soñé con un ayuntamiento que asegure el empleo a sus trabajadores y el pago puntual a sus proveedores.

Soñé con vecinos alegres por los éxitos de nuestra gente, tristes con sus fracasos y generosos en respeto a los diferentes y solidaria con los que menos pueden.

Soñé una ciudad con respuestas y atenta con los discapacitados, los enfermos mentales, los drogodependientes, las mujeres víctimas de violencia de sexo, los mayores, las personas dependientes…

Soñé con una ciudad que sane a los enfermos y no los lance inexorablemente a las carreteras para recibir tratamiento a sus dolencias.

Soñé una ciudad que conserve y recupere sus tradiciones, su patrimonio, su historia, su naturaleza.

Soñé una ciudad sin complejos, ambiciosa y abierta a todas las ideologías, razas, religiones, cuna de tolerancia y fecunda en creatividad. En la que todas las opiniones contaran.

Casi como en los cuentos, como si los duendes hubieran venido por la noche a hacer las cosas mientras la ciudad dormía, comenzaron a aparecer nuevos colegios, comedores, aulas matinales, campos de futbol, pistas deportivas, calles arregladas, más calles arregladas, rotondas, muchas rotondas.

Desaparecieron los malos olores y las aguas depuradas nos descubrieron unas lagunas que se llenaron de visitantes sorprendidos. Y aparecieron residencias para mayores y para discapacitados y para enfermos mentales y centros de día para todos ellos y para los drogodependientes y para las mujeres maltratadas, los transeúntes, los inmigrantes, los sin techo. Y por fin muchos conocieron el torreón y se sintieron orgullosos porque volvimos a tener molinos y nuestro Príncipe Felipe conoció nuestra partida de bautismo de Miguel de Cervantes en el abanico que regalamos a la Princesa Leticia. Y pudimos ir en autovía a todos los rincones del país y hasta podemos pasar por debajo del ferrocarril y salieron las carreteras del casco urbano. Y de pronto había Centros de Creación Empresas repletos de emprendedores y polígonos nuevos que se llenaban y centros de formación para el empleo y hasta centros de excelencia y los alcazareños comenzaron a dar premios  a los deportistas, a los empresarios, a los que hacen las cosas bien. Y Santa Clara por fin se hizo hotel y escuela de escritores y universidad de verano y vinieron más y mejores hoteles, muchos y visitantes a los nuevos museos en los que encontraban la Casa de ese Hidalgo tan famoso que no quiso acordarse del nombre de ese lugar de la La Mancha, quien sabe si no era Alcázar.

Y los enfermos encontraron atención a dolencias que antes solo encontraban fuera de Alcázar y llegaron los MiR y la radioterapia y la UVi pediátrica y muchas cosas que no sé ni nombrar y al final ¡vaya si cabía más hospital! mucho más grande y mejor. Aparecieron mares de espejos en nuestros campos fabricando energía con el sol, y nuestras calles se transformaron, tenían otro aspecto y había más gente, algunos diferentes de otros lugares, también muchos con sillas de ruedas que se movían por todas partes.

Y los veranos tuvieron escenarios y los sabores feria y los títeres festival y las músicas del Mundo cantera para sonar y las asociaciones Centro y los vecinos sedes y…. además, nunca faltó para los que estando más lejos peor están.

Amigos y amigas, ciertamente parece un sueño, y más que una lluvia fina parece una pedrea de sueños hechos realidad, porque todo ha pasado en muy poco tiempo, el tiempo que cualquiera de nuestros hijos necesita para acabar la enseñanza Primaria. Hemos trabajado hasta el límite de nuestra resistencia y ¡Vive Dios! que muchos de nuestros sueños son realidad… por eso quiero hoy felicitar a mis paisanos y paisanas porque entre todos hemos podido y hemos convertido muchos sueños en realidad… aunque parecía difícil y no siempre nos han ayudado todos los que debían.

Juntos hemos superado muchas dificultades, inundaciones, terremotos, la quiebra técnica de la hacienda municipal, la crisis del ferrocarril, el cambio de siglo y milenio, la incorporación del euro, incluso hemos hecho frente a la peor crisis de la era contemporánea….por todo ello como el alcalde que lo he sido de los últimos 12 años quiero expresaros el orgullo que siento por nuestra ciudad y por haber recibido la confianza mayoritaria y el apoyo de tanta gente, gentes capaces de hacer tantos sueños realidad.

Gracias a todos y todas y especialmente al grupo de hombres y mujeres trabajadores,  honestos y comprometidos, que a lo largo de estos años han trabajado conmigo y que han servido al pueblo de Alcázar haciendo siempre lo que creían mejor para el pueblo.

Gracias también a los empleados municipales, una plantilla que con casi los mismos efectivos ha contribuido a cuadruplicar la capacidad del Ayuntamiento y de la que toda la ciudad debe sentirse orgullosa, porque es de ella, de la ciudad y no de quienes gobiernan.

Y cómo no, creo que es la primera vez que lo referiré en uno de mis discursos, gracias a mi familia y mis amigos,  ellos como nadie son los que más me han sufrido y más han sufrido en sus propias carnes y también, los que menos me han tenido. Gracias.

Seguro que no todo lo que he impulsado o he realizado es compartido, incluso por los propios, también habré cometido errores por los que pido disculpas, pero crean una cosa, siempre hice lo que pensé que era correcto para nuestro pueblo.

Por ello, aún hoy, el día en el que entrego el testigo al señor Ortega quiero expresar públicamente una última reflexión y es que sería fatal para nuestro pueblo no percatar la urgencia del momento y perdernos en los equilibrios de la aritmética política sin abordar las decisiones más valientes, para que nada ni nadie nos apee de la senda de la recuperación económica, la creación de empleo, la mejora de la calidad de vida y el aumento del rango de nuestra ciudad: No podemos permitirnos ningún paso atrás en lo conseguido porque tenemos retos fantásticos al alcance de la mano. Créanme, Alcázar puede seguir haciendo muchos sueños realidad.

Hoy es un día de alegría y de responsabilidad para los que asumen el gobierno, y de tristeza para quienes no podrán seguir trabajando en primera línea para hacer más sueños realidad, permitirme que a estos últimos les diga que hoy también es día de ilusión, porque hoy es el primer día de trabajo para recuperar el gobierno y que nuestra ilusión, es decir, nuestra oposición, la vamos a cimentar sobre la sólida roca de la fuerza de la razón, los principios y la convicción, nunca denigrando o destruyendo al adversario sino ganándolo, convenciéndolo, en definitiva,  intentando demostrar que podemos hacer más y mejor todo lo que convenga a Alcázar.

He trabajado por un sueño, Alcázar. Una ciudad de hombres y mujeres libres e iguales que ofreciera a todos posibilidades para encontrar la felicidad.

Termino dirigiéndome a todos los que soñamos juntos y a todos cuyo cuidado es nuestra preocupación, a todos deciros que el trabajo continúa, la causa permanece, la esperanza aún vive y el sueño no morirá jamás.

Muchas gracias y mucha suerte.

Diego ortega, alcalde electo:

Estimados compañeros concejales, queridos vecinos y vecinas:

Quiero que mis primeras palabras como Alcalde de Alcázar de San Juan sean de agradecimiento. Agradecimiento en primer lugar a los ciudadanos que, con su voto, hacen posible el acto que hoy celebramos, reflejo de la sociedad democrática en la que vivimos. Agradecimiento, también, a mis compañeros de Partido, a toda la familia del Partido Popular de Alcázar de San Juan, que un día, no muy lejano, confiaron en mí para liderar el proyecto del Partido Popular en nuestra ciudad.

En este momento quiero tener un recuerdo especial para aquéllos que me habéis precedido como candidatos del Partido Popular a la Alcaldía de Alcázar: Javier, Carmina, Jesús Teodoro, José Luis y Francisco Javier. Vosotros tenéis parte importante en lo que hoy celebramos y quiero haceros partícipes de ello de manera especial.

Quiero también agradecer de una manera muy especial a mis compañeros de candidatura, a esos veintitrés hombres y mujeres que han demostrado su compromiso, no sólo conmigo y con el Partido Popular, sino algo mucho más importante, su compromiso con Alcázar y con los alcazareños al aceptar formar parte de la candidatura que he encabezado.

En este capítulo de agradecimientos, no quiero dejar de dar las gracias a mis compañeros, concejales ya del Equipo de Gobierno, tanto del Grupo Popular como del Grupo Ciudadanos por Alcázar. Desde aquí mi gratitud por querer ser partícipes de este proyecto tan importante que comenzamos hoy, que tiene como único objetivo trabajar por los intereses de los alcazareños, en la búsqueda de la mejora de la calidad de vida y el bienestar de todos y cada uno de los vecinos. Gracias por confiar en mi, gracias por darme vuestro apoyo. Como he venido haciendo hasta ahora, seguiré confiando en vosotros para que con vuestra entrega y dedicación, que no me cabe duda que será la máxima, devolvamos a todos los alcazareños la confianza que han depositado en nosotros.

Finalmente, gracias a los compañeros concejales de la oposición. Gracias por aceptar vuestra responsabilidad como concejales. Os invito a que, entre todos, sigamos construyendo una ciudad cada día mejor, por el bien de todos los alcazareños.

Quiero recordar, que soy el primer alcalde de Alcázar de San Juan que ha nacido en democracia. No he vivido otro sistema político que no sea este. Ha sido en democracia donde he crecido, donde he aprendido los valores que el espíritu democrático trae consigo. Valores que han conformado mi forma de ser y mi idea de entender la política. El diálogo, el respeto, el consenso, el bien común, el servicio a los demás, han sido valores que han configurado mi manera de ser, pensar y actuar.

Yo creo en la democracia. Democracia entendida como participación política y como forma de servir a los demás. Los que me conocéis sabéis que llevo años participando en diferentes y muy diversos ámbitos de servicio a los demás. Desde mis orígenes en la parroquia, pasando por diferentes asociaciones y colectivos, el Consejo Local de la Juventud, ONG´s, y como militante de mi partido político, he ido descubriendo la importancia y la oportunidad que nos brinda la democracia de poder participar en los asuntos públicos en favor de los demás. Y esto, es en lo que debe consistir la política, Política con mayúsculas, entendida como servicio a los ciudadanos.

Queridos vecinos, comenzamos hoy la andadura de la novena Corporación de los Ayuntamientos Democráticos de toda España. Y por primera vez en la historia de la democracia de nuestra ciudad, los vecinos han querido un cambio histórico del partido en el gobierno del Ayuntamiento. Con su voto, que es la mejor y más clara manera de expresar su opinión, los ciudadanos han querido mayoritariamente que el cambio político se produjera en nuestra ciudad en las recientes elecciones. Estamos ante un momento histórico para Alcázar, como bien sabéis. Y el protagonismo no es mío, ni de los concejales de esta nueva corporación.

El verdadero protagonismo lo tienen los alcazareños y alcazareñas que han optado por una nueva forma de hacer política en nuestra ciudad. Una forma de hacer política basada en la austeridad, la transparencia, la cercanía y el diálogo.

Para mi es todo un honor y un privilegio ser la persona que os represente durante, al menos, los próximos cuatro años. Pero a la vez, es una enorme responsabilidad la que los alcazareños me habéis encomendado. No tengáis la menor duda de que estaré a la altura de las circunstancias. La capacidad de trabajo y el esfuerzo, es algo que mis padres me han inculcado desde que nací. Por tanto, no os quepa la menor duda de que mi dedicación plena y mi trabajo por Alcázar y sus gentes será la constante que oriente mis acciones durante los próximos años.

El compromiso que hoy adquiero con vosotros, con todos y cada uno de los vecinos de Alcázar, más allá de ideologías y formas de pensar, además de ser motivo de agrado en lo personal, es un reto que afronto con un enorme sentido de la responsabilidad. Sois muchos, más que nunca, los que habéis depositado la confianza en el proyecto que encabezo. Un proyecto en el que, como sabéis no estoy solo. Cuento con el mejor equipo; un equipo de gobierno formado por hombres y mujeres comprometidos por Alcázar y preparados para gobernar, desde hoy mismo, con responsabilidad y honestidad.

Estamos ante unos momentos cruciales y decisivos para el futuro. Los alcazareños nos enfrentamos a la crisis más grave que hemos vivido en muchos años. Son muchos los alcazareños que están sufriendo el zarpazo del desempleo y la falta de oportunidades. Y somos nosotros, queridos compañeros y compañeras concejales, quienes debemos estar cerca de ellos, sobre todo de los que peor lo están pasando. Debemos ser especialmente sensibles con los que más sufren y debemos ser los primeros en dar respuesta a las demandas de los ciudadanos que más lo necesitan.

Como Alcalde de nuestra ciudad, os pido a todos los vecinos que confiéis en el proyecto que a partir de hoy vamos a llevar a cabo en Alcázar. Estoy firmemente convencido, al igual que mis compañeros concejales, de la capacidad que tiene la sociedad alcazareña para recuperar el camino de bienestar de todos los vecinos. Entre todos, debemos realizar un gran esfuerzo colectivo para recomponer una sociedad que durante demasiado tiempo ha caído en el pesimismo. Es responsabilidad de todos, y más de los que tenemos la responsabilidad de gobernar, dar lo mejor de nosotros mismos para conseguir un futuro mejor y más halagüeño para la ciudad que compartimos.

No me equivoco si digo que tenemos un objetivo común y compartido por todos; un objetivo prioritario hacia el que encauzar nuestras políticas. Y ese objetivo es el de la creación de empleo. Mejorar los niveles de empleo, reduciendo los niveles de paro, será el gran objetivo que nos proponemos para los próximos años. Para ello, serán determinantes las acciones que se lleven a cabo desde el Ayuntamiento, potenciando e impulsando diferentes iniciativas de creación de empleo.

En este sentido, es necesario ahora más que nunca, reactivar la economía local. Para conseguirlo, es necesario poner en marcha un Plan de Austeridad y de Control del Gasto. Una adecuada gestión de los recursos económicos del Ayuntamiento bajo criterios de racionalización y control del gasto, son ahora más que nunca, necesarios en la búsqueda de la austeridad.

Debemos trabajar para atraer inversiones productivas que repercutan directamente en la reactivación de la economía local y en la creación de empleo. Inversiones relacionadas con infraestructuras, como la puesta en marcha de la línea del AVE, o de más autovías para nuestra ciudad, que nos vuelvan a situar como referente, a la vanguardia de las comunicaciones terrestres.

Atraer inversiones mediante la implantación de nuevas empresas y ayudando a las existentes son medidas necesarias para la creación de empleo y reactivación de la economía. Debemos facilitar terreno industrial para potenciar la revitalización de este sector económico, así como simplificar los sistemas de licencias, tasas, y regulaciones administrativas, de manera que ningún emprendedor tenga que demorar el inicio de su actividad por impedimentos burocráticos.

La bajada de impuestos y la presión fiscal a empresarios y autónomos es fundamental para que puedan reinvertir y generar riqueza para Alcázar y los alcazareños.

Además, es de vital importancia ofrecer una Administración local, un Ayuntamiento, más cercano a los vecinos, desde la transparencia, con las puertas abiertas a los ciudadanos, en la que todos y todas tengan las mismas oportunidades.

En definitiva, queridos amigos y amigas, debemos trabajar de la mano de los vecinos, porque son ellos, sois vosotros, los vecinos de Alcázar, los únicos y los verdaderos protagonistas de la vida de nuestro municipio. El novelista inglés Dickens, en una de sus citas, señala que “la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes”. Ese es mi propósito: que los vecinos os sintáis grandes, protagonistas y dueños de vuestra ciudad. Sois vosotros, más que nadie, quienes mejor conocéis vuestros ambientes y las realidades en las que os movéis día a día. Desde vuestros barrios, vuestras empresas y comercios, en el ámbito de la cultura, la educación o el deporte, en los colectivos relacionados con la sanidad, las ONG´s, hermandades y cofradías. Sois todos vosotros los dueños del Ayuntamiento y los protagonistas del funcionamiento de Alcázar. Desde que amanece hasta que anochece sois vosotros los que hacéis que nuestra ciudad funcione en todos sus ámbitos.

Especial relevancia tiene el tejido asociativo alcazareño, como una de nuestras principales riquezas. Desde la administración estamos en la obligación de seguir fomentando y ayudando a las diversas asociaciones y colectivos de la ciudad, para que sigan siendo nuestro referente en la sociedad, en la calle, en el día a día.

Debéis tener clara una idea: el Ayuntamiento no manda ni impone, sino que colabora y ayuda. El Ayuntamiento está a vuestra disposición para ayudaros y proporcionaros lo que necesitéis para realizar vuestras actividades de la mejor forma posible.

Os voy a hablar de los varios retos que tenemos por delante. Varios proyectos ya iniciados que deben ser realidades en los próximos años. La conversión en avenida de la CM-420, o la construcción de nuevos centros educativos, o la finalización de las obras del Pabellón Multiusos, por citar algunos de ellos, son proyectos iniciados por la anterior corporación y que van a seguir adelante.

Pero tenemos planteados otros retos importantes. Uno de ellos es el relacionado con el sector turístico, como uno de los sectores que más incidencia debe tener sobre nuestra economía y nuestro comercio. Bajo el nombre de “Alcázar, cuna de Cervantes”, llevaremos a cabo un Plan de Promoción Turística, cuya principal aportación será el nombramiento de Miguel de Cervantes como Hijo Predilecto de Alcázar de San Juan, a título póstumo. Este reconocimiento a nuestro paisano más ilustre, colocará a nuestra ciudad en lo más alto del turismo cultural cervantino. Se trata de un ambicioso proyecto que será el punto de partida para que, definitivamente, Alcázar se convierta en un punto de referencia Cervantino a nivel internacional.

No quiero alargarme más. Son muchos los proyectos, retos y compromisos que tengo, que tenemos, pensados para Alcázar, relacionados con cada uno de los ámbitos y realidades de nuestra ciudad. Proyectos, retos y compromisos relativos a Servicios Sociales, discapacitados, personas dependientes, familias,  jóvenes y mayores. También referentes a educación, sanidad, cultura, seguridad ciudadana, zonas verdes, deportes, etc.

Pero sobre todo, queridos vecinos, quiero que sepáis que nuestro proyecto de gobierno es un proyecto de gobierno abierto. Un proyecto de gobierno abierto a la sociedad alcazareña. El objetivo es el mismo. Quiero que mi proyecto sea vuestro proyecto. Quiero que lo reconozcáis como vuestro, que os veáis en él, que encontréis respuestas, que aportéis soluciones… Eso es lo que quiero. Quiero gobernar para vosotros y con vosotros y, para eso, todo esfuerzo es poco.

Termino como empecé, dando las gracias a todos los presentes, y a todos los que tendrán ocasión de seguirnos a través de los medios de comunicación. Gracias por hacer posible, una vez más, el triunfo de la democracia en este lugar de la Mancha llamado Alcázar de San Juan.

Para finalizar, me vais a permitir que termine con una cita de San Francisco de Asís, que resume, de manera muy concreta, mi proyecto para Alcázar de San Juan, y que dice así: “Comienza haciendo lo que es NECESARIO, después lo que es POSIBLE, y de repente estarás haciendo… lo IMPOSIBLE”.

Muchísimas gracias.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.