Inicio » Opinión

Castilla-La Mancha y los recortes en la Educación: No son dos horas más, son despidos

- 6 septiembre, 2011 – 15:41Sin comentarios

La presidenta de Castilla-La Mancha, Mª Dolores de Cospedal, ha anunciado un recorte en la inversión y el gasto público de nuestra región de 1.800 millones de euros entre 2011 y 2012, una cantidad equivalente al 20% del total de los presupuestos de la Junta de Comunidades. El plan de recorte se llama “Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos”.

El Plan incluye medidas de “ahorro” en educación por un valor de 137 millones de euros. Este ahorro se conseguirá fundamentalmente mediante 3 medidas: el aumento en 2 horas lectivas semanales más al profesorado de la escuela pública; el cierre de 32 de los 33 Centros de Profesores y Recursos que existían; y la eliminación del abono de las vacaciones de julio y agosto para el profesorado interino.

¿POR QUÉ SE PIDE AL PROFESORADO TRABAJAR 2 HORAS MÁS?

La medida del aumento de 2 horas persigue un ahorro económico. Con el aumento de 2 horas los profesores fijos se ocuparán de dar más clases, que antes eran impartidas por los profesores interinos. Así se podrán deshacer de estos últimos. El único objetivo es eliminar profesorado interino para ahorrar sus salarios. Si en Castilla-La Mancha existen unos 35.000 profesores y maestros, y cada uno de ellos realiza dos horas más conseguimos 70.000 horas sobrantes. Si dividimos estas horas entre 20 horas que realiza cada profesor como jornada lectiva nos dará una cifra de 3.500. Por tanto, el exceso de horas podría permitir eliminar 3.500 profesores y maestros interinos que dejarán de ser contratados.
Por lo tanto, el objetivo de la medida no es hacer trabajar 2 horas más sino despedir a miles de trabajadores de la enseñanza y ahorrar sus salarios.

¿LOS PROFESORES TRABAJAN 18 HORAS SEMANALES?

Es totalmente falso que los profesores trabajen 18 horas semanales. Estas 18 horas semanales son las horas de clase, llamadas horas lectivas. El horario de un profesor o maestro son 37 horas semanales. El resto de horas, desde las 18 a las 37, son completadas en sus horarios con horas de tutorías con alumnos, tutorías con padres-madres, guardias en el centro, reuniones de departamentos, sesiones de evaluación, así como las horas necesarias e imprescindibles para la preparación de las clases, actividades, correcciones, seguimiento del alumnado, etc.

¿ES VAGO O INSOLIDARIO EL PROFESORADO DE LA ESCUELA PÚBLICA?

Los que quieren aplicar la medida argumentan que trabajar 2 horas más no es demasiado, o que la mayoría de trabajadores tienen jornadas más largas, están desviando la atención sobre la cuestión real, puesto que el objetivo de la medida no es hacer trabajar 2 horas más, sino que el objetivo es poder despedir profesorado interino para ahorrar dinero. Por tanto, el dilema no está entre 2 horas más o 2 horas menos sino entre despedir o no despedir. Lamentablemente, todo este argumentario encuentra el terreno abonado entre una parte de la ciudadanía, ya que durante muchos años desde algunos sectores se ha lanzado una campaña de desprestigio hacia los trabajadores de los servicios públicos.

Afortunadamente la mayoría del profesorado se opone a esta medida por dos motivos: porque no quiere el despido de ningún profesor y porque la medida va a deteriorar gravemente la enseñanza pública.

Por tanto, no es que los profesores no quieran trabajar 2 horas lectivas más sino que se oponen al despido de compañeros y defienden una enseñanza pública de calidad. Sobre la solidaridad del profesorado en estos momentos de crisis económica, hay que recordar también que desde mayo de 2010 el Gobierno aplicó un recorte del 7% en los salarios, recorte que sigue aplicándose actualmente con la congelación de los mismos.

¿AFECTA ÉSTO AL ALUMNADO Y LAS FAMILIAS?

La medida del aumento de 2 horas lectivas hace aumentar la carga de trabajo del profesorado. La jornada de 37 horas semanales no aumenta, por lo tanto el aumento de 2 horas lectivas eliminará de los horarios otras tareas como horas de atención a alumnos, horas de atención a padres-madres, tutorías, horas dedicadas a alumnos con dificultades de aprendizaje, etc.

El aumento de horas lectivas dificulta al profesorado realizar el proceso de enseñanza en óptimas condiciones. Tendrá menos tiempo real para la atención al alumnado y a las familias. Por tanto, serán el alumnado y las familias las que se verán perjudicadas y se reducirá la calidad de la enseñanza pública.

¿CÓMO AFECTAN ESTAS MEDIDAS A LOS JÓVENES?

Repetimos que el aumento de horas se aplica para conseguir eliminar profesorado interino. Por lo tanto, esta medida impedirá a miles de jóvenes entrar a trabajar en su profesión vocacional, para lo cual llevan preparándose duramente durante muchos años. Se cierra así una puerta más a los jóvenes de nuestra región, en un momento en que sufren unas tasas de paro del 50%, con un mercado de trabajo casi totalmente paralizado.

Además, entre las medidas del Plan de recorte se incluye la congelación de todas las ofertas de oposiciones de empleo público y la prohibición de contratación de interinos. Es una lamentable noticia para los jóvenes que no van a poder entrar a trabajar en el sector público. Recordemos que España es uno de los países de la Unión Europea con menor número de empleados públicos, tanto en número como en proporción a la población. Además de que en España existe un gran déficit social, siendo de los países con menor inversión en los servicios públicos como educación, sanidad o servicios sociales.

¿DESPEDIR PROFESORADO NOS AYUDA A SALIR DE LA CRISIS?

Repetimos que el aumento de horas persigue el despido de profesores interinos. Esta es una medida antieconómica, es decir, es contraria al crecimiento económico. El ahorro de salarios en profesorado va a conllevar un gran gasto en prestaciones por desempleo, con lo cual quedará compensado e inutilizado el supuesto ahorro de dinero público. Además, la destrucción de empleos conllevaría una reducción en el consumo privado de estos trabajadores y sus familias, lo cual afectaría negativamente a todos los sectores de empresas privadas de nuestra región, generándose un bucle antieconómico que puede generar destrucción de empleo también en las empresas privadas.

Hay que recordar que el Plan de recorte también incluye otras medidas antieconómicas, como por ejemplo el recorte en inversión para la construcción de infraestructuras, con un recorte de inversión de 250 millones de euros, con lo cual quedará más perjudicado el sector de la construcción y todos los sectores afines a éste.

¿NO HAY OTRA ALTERNATIVA?

El Plan de recortes viene acompañado de algunos argumentos falsos. Se repite una y otra vez que no hay otra alternativa a este Plan. Pues bien, es totalmente falso que no exista otra alternativa y veremos porqué. Además, dentro del Plan podemos encontrar algunas medidas que podemos considerar como positivas, pues suponen un ahorro basado en la utilización eficiente de los recursos públicos sin tener como consecuencia destrucción de empleo o deterioro del servicio. Por tanto, primero hemos de decir que apoyamos la existencia de un Plan de ahorro pero que no contenga medidas que supongan destrucción de empleos o deterioro de los servicios públicos.

El Plan de ahorro presentado por De Cospedal está basado en un 95% en un recorte de gasto, y solo en un 5% en un aumento de ingresos. Se dice que solo es posible ahorrar reduciendo los gastos.

Claramente este argumento es falso, puesto que también se puede ahorrar aumentando los ingresos. A título de ejemplo se podría volver a implantar determinados impuestos que se eliminaron en 2007, como por ejemplo el Impuesto sobre el Patrimonio, el cual solo lo pagaban las personas con un patrimonio superior al millón de euros. Con este impuesto se recaudaban en España anualmente 2.000 millones de euros, cifra suficiente para hacer innecesarios los recortes en educación. A nivel general, podemos decir que se debe realizar una reforma fiscal de carácter progresiva, es decir, para que paguen más los que más tienen, que incluya la recuperación de impuestos eliminados o casi eliminados (como el Impuesto sobre el Patrimonio, o el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones), así como un plan de afloramiento de la economía sumergida. Estas serían medidas que permitirían el ahorro, mediante el aumento de ingresos, pero que no afectarían negativamente a la inmensa mayoría de los ciudadanos.

¿EL RECORTE ES INEVITABLE POR LA HERENCIA RECIBIDA DEL ANTERIOR GOBIERNO?

No es nuestro cometido discernir qué herencia ha recibido este gobierno, ni qué hicieron los anteriores. Es un dato objetivo que el Plan de recortes surge en un contexto de gran déficit en nuestra región. Pero aplicar recortes en educación y despedir a profesores interinos es una decisión política, y como tal solo podría rectificarse y retirarse por quienes nos gobiernan. Ya hemos visto antes que es posible aplicar otras medidas de ahorro, mediante el aumento de ingresos, que harían innecesarios estos recortes traumáticos e ineficaces. Sin tener en cuenta cuestiones electoralistas concluimos que la decisión del recorte en educación y el consiguiente despido de profesorado es una decisión ineficaz (porque va a ocasionar un gran gasto de dinero público en prestaciones por desempleo), innecesaria (porque se puede ahorrar mediante el aumento de ingresos), injusta (porque los trabajadores de la enseñanza no son culpables de la crisis ni del déficit, y ya han contribuido reduciéndose y congelando su sueldo) y perjudicial para nuestro sistema educativo público y toda la sociedad castellano-manchega.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.