Inicio » Opinión

Cáritas apuesta por un plan de desarrollo a largo plazo en Haití

- 14 enero, 2012 – 11:06Sin comentarios
Cáritas Diocesana de Ciudad Real ha aportado a esta emergencia un total de 309.805,08 €, presupuesto que se ha ido aplicando en distintos programas según ha ido surgiendo la necesidad

Cáritas Española ha apostado y apostará de cara al próximo año, por un plan de desarrollo a largo plazo en Haití, para reducir la pobreza dentro de la campaña “Cáritas con Haití” y de un plan de respuesta de la red internacional de Cáritas, liderado por la propia Cáritas Haitiana, según ha indicado esta institución cuando se cumplen dos años del terremoto que asoló el país. 

El mayor reto de Cáritas, después de la emergencia, ha sido trabajar por incidir directamente sobre las causas de la pobreza que hacen enormemente vulnerable al pueblo haitiano, aportando las herramientas necesarias para generar capacidades y crecer en dignidad. En este sentido, Cáritas Española está dando prioridad a la puesta en marcha de proyectos educativos, de vivienda, salud, agua y saneamiento, y de desarrollo rural, además de fomentar la capacidad de Cáritas Haití como institución que acompaña procesos transformadores en el país.

Así, desde 2010, Cáritas Española ha invertido en Haití 10,8 millones de euros, que se van incrementando a medida que lo exigen las necesidades sobre el terreno.

Durante 2010 la mayor prioridad consistió en proporcionar ayuda material y espiritual a las víctimas del desastre. Esto supuso garantizar la distribución de alimentos, agua, atención médica y refugio, pero también una importantísima labor de acompañamiento y apoyo psicológico a las personas que lo habían perdido todo.

Durante 2011 se ha continuado la acción dirigida a garantizar las necesidades básicas de las personas más vulnerables, dada la persistente situación de vulnerabilidad de la mayoría de los haitianos, y que se han dado nuevas situaciones que han exigido dar respuesta inmediata. Una de ellas fue la epidemia de cólera y la otra el paso del huracán “Thomas”. 

Podemos decir que durante el 2011 la labor de Cáritas Haití se ha centrado en seguir trabajando por eliminar las causas estructurales de la pobreza, interviniendo en sectores como la Educación, reconstruyendo escuelas y realizando un plan educativo; la Sanidad, dando respuesta al cólera, e incidiendo en la atención primaria y la sensibilización; la Vivienda a través de la reconstrucción y el Agua y saneamiento por medio de la potabilización del agua y la construcción de letrinas.

El plan de Cáritas Española para 2012 en Haití seguirá orientado hacia el objetivo de contribuir a la reducción de la pobreza. Concretamente, dará  continuidad al desarrollo del plan nacional de educación con la red salesiana; pondrá en marcha un programa nacional de desarrollo rural y seguridad alimentaria; e impulsará un plan nacional de acceso a servicios básicos.

Haití sigue siendo el país más pobre del hemisferio occidental. Más de un 80% de la población vive por debajo de la línea de la pobreza. Es el número 149 en el índice de desarrollo humano. La pobreza en Haití es un factor que condicionó de forma decisiva el balance de muertos tras el terremoto de 2010. La baja calidad de las casas, construidas sin ninguna planificación en terrenos inestables, provocó muchísimas víctimas.

La pobreza afecta de forma desigual a hombres y mujeres, y deja en situación muy vulnerable a niños y ancianos. Es por eso que Cáritas atiende con una sensibilidad especial a estos colectivos que necesitan un apoyo mayor.
 
Aportación de Cáritas Diocesana de Ciudad Real


Cáritas Diocesana de Ciudad Real ha aportado a esta emergencia un total de 309.805,08 €, presupuesto que se ha ido aplicando en distintos programas según ha ido surgiendo la necesidad.

Este es el caso de una partida de 157.000 € que fue aplicada a un proyecto que ha tenido como objetivo apoyar a más de 6.000 familias de agricultores afectados por el huracán.

Después de los 300.000 muertos y 1,3 millones de afectados del terremoto, la posterior epidemia de cólera que provocó nuevos muertos y hospitalizados en la región Norte del país, llegó el Huracán Tomás complicando aún más la situación. 

Hasta el momento, algunas de las actividades completadas han sido la distribución de 6.000 kits de herramientas, 6.000 kits de semillas, 3.264 cabras, 1.360 cerdos, construcción de 117 cisternas, un sistema de irrigación reparado, distribución de 12.000 bidones para agua potable y celebración de 29 sesiones de formación sobre técnicas agrícolas de conservación de suelo y mejora de los cultivos y sobre uso adecuado del agua.

El proyecto ha sido ejecutado en su totalidad por Cáritas Haití a través de sus diócesis, por hombres y mujeres que viven en las zonas afectadas. Ésta es una clave de su éxito.

Todavía faltan algunas actividades por finalizar pero, al concluir el proyecto, se pretende que los campesinos de todas estas comunidades tengan acceso al agua potable, la actividad agrícola se haya reanudado y, en general, la comunidad estén mejor preparada ante un nuevo huracán.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.