Inicio » Opinión

El plazo para salvar la ciencia en Castilla-La Mancha acaba en algo menos de dos meses (opinión)

- 5 junio, 2012 – 09:59Sin comentarios
El vicerrector de Investigación y Política Científica de la UCLM manifiesta su total desacuerdo y preocupación con las cuantías consignadas para las partidas presupuestarias de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha 2012 y advierte de que dicha decisión puede llevar a la región a una situación económica aún peor de la que se encuentra en la actualidad. José Julián Garde López-Brea. Vicerrector de Investigación y Política Científica de la UCLM.- Hace unos días que se hicieron públicos el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla‐La Mancha 2012 y el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012‐2014 de nuestra comunidad autónoma. Una vez analizados dichos documentos en profundidad, puede concluirse que la apuesta por la inversión en investigación e innovación no está en la senda que el ejecutivo regional tiene trazada para sacar a la comunidad autónoma de la grave situación en la que se encuentra. Al contrario de lo que debería ocurrir en estos tiempos de crisis, en Castilla-La Mancha cada vez se está apostando menos por la I+D+i como instrumento para generar conocimiento, crecimiento y riqueza. Sin investigación no hay emprendedores, sin emprendedores no hay crecimiento, y sin crecimiento no hay futuro. Las decisiones de nuestros dirigentes, supuestamente amparadas en la crisis, están poniendo en peligro la ciencia. Castilla-La Mancha tiene que elegir ya entre invertir en I+D+i, para dirigirse hacia una economía basada en el conocimiento, o estancarse. De momento, y sobre la base de lo consignado en los documentos referidos, el Ejecutivo regional parece haber optado claramente por la segunda de las opciones. Situación totalmente opuesta a lo que ha ocurrido en la mayoría de los países europeos a pesar de haber congelado sus presupuestos generales. En tiempos de crisis, la inversión en I+D+i es más necesaria que nunca. Del proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla‐La Mancha 2012, y en lo que a la inversión en I+D+i se refiere, puede deducirse que las partidas presupuestarias consignadas por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte son claramente insuficientes para asumir los compromisos en materia de I+D+i de la anualidad de 2012 de las convocatorias plurianuales del pasado. Esta decisión resulta inadmisible y, además, va a colocar en una lamentable situación a la ya maltrecha I+D+i regional. Las medidas de recorte en las partidas presupuestarias destinadas a la investigación no se entienden bajo ningún escenario, y menos teniendo en cuenta que los gobiernos (éste y los anteriores) afirmaban que la I+D+i era la mejor herramienta para salir de la crisis y avanzar hacia una economía basada en la tecnología y la innovación como medio para generar conocimiento. Lo propuesto en el proyecto de presupuestos generales de CLM afectaría no solo a las acciones de investigación englobadas dentro del Plan Regional de I+D, sino también convocatorias cofinanciadas con fondos europeos: de infraestructuras (Fondos FEDER), y de recursos humanos (Fondo Social Europeo), hecho que sin duda nos estaría abocando a una pérdida de fondos europeos para Castilla-La Mancha. En mi condición de vicerrector de Investigación y Política Científica de la UCLM, además de no entender esta decisión, la considero inadmisible. Como es sobradamente conocido, los recortes presupuestarios han llegado a todo el sistema de I+D+i nacional, pero no en la medida que parece que van a llegar a nuestro sistema regional. Así, en los Presupuestos Generales del Estado elaborados para este ejercicio, las partidas dedicadas a I+D+i se reducen aproximadamente en un 26% respecto al año pasado. Esta situación está siendo denunciada con profunda preocupación por numerosos expertos (incluida la comisaria europea), asociaciones, comités y revistas científicas nacionales e internacionales. En estos momentos de crisis no se debería confundir la prudencia con la parálisis del sistema de I+D+i. La inversión en I+D es una apuesta necesaria de futuro que ha sido ejecutada al alza por los países líderes de nuestro entorno. Así, sería deseable que el Gobierno de España, y el de Castilla-La Mancha especialmente, al igual que escuchan las peticiones de austeridad de Bruselas, escuchasen las críticas de la comisaria europea de I+D por recortar las partidas en esta materia y tomasen medidas al respecto. Castilla-La Mancha destinó en 2010 solo un 0,71% del PIB a financiar actuaciones de I+D+i, lo que representó aproximadamente un 41% menos de recursos anuales que para la media de España (0,71% del PIB, respecto a 1,2% del PIB), situándose entre las últimas del ranking nacional según este criterio. En nuestra comunidad, la Universidad de Castilla-La Mancha es la institución que lidera por cantidad y calidad, la investigación regional. En un estudio independiente, recientemente realizado por un investigador del CSIC, la UCLM aparece en el puesto decimoquinto de un total de 93 centros de educación superior españoles por producción científica. Dicho informe constata la notable posición de la universidad regional en el panorama español de ciencia y tecnología y refrenda la labor de sus investigadores, contrastando enormemente con el poco esfuerzo dedicado por los gobiernos regionales de Castilla-La Mancha a la I+D. Por si todo esto fuese poco, ahora nuestro sistema regional de I+D se enfrenta a otro problema como consecuencia de lo consignado en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla‐La Mancha 2012 y el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012‐2014. En estos documentos se propone una financiación claramente insuficiente para el sistema regional de I+D+i para el periodo 2012-2014. Ello, supondría dejar herida de muerte la investigación en nuestra Universidad y por tanto en nuestra región. Si el sistema muere, habrá que empezar de cero, echando por tierra todo el esfuerzo y logros conseguidos con presupuestos públicos durante los últimos 25 años, afectando todo ello gravemente al desarrollo socioeconómico de Castilla-La Mancha. Esto supondría además mayores desequilibrios con otras regiones de España y con otros países de Europa. Desequilibrios que afectarían profundamente a la calidad de vida de todos los castellano-manchegos. Además, ello supondría desvirtuar y tirar por tierra en un par de años todo el esfuerzo que han hecho los ciudadanos de nuestra región durante 25 años pagando de sus impuestos el desarrollo y mantenimiento de un sistema regional de I+D que funciona y que, lejos de resultar un lujo, genera riqueza. Los presupuestos regionales aún no son definitivos y desde aquí reclamo y exijo, una financiación adecuada para la investigación regional. Una reivindicación que todos deberíamos considerar viable, no pretenciosa y con la que se debería estar de acuerdo, independientemente de cualquier otra connotación. Castilla-La Mancha no puede permitirse un recorte de esta magnitud en un sistema de I+D ya dañado y que tiene obligatoriamente que mirar a medio y largo plazo. No puede interrumpirse ahora la financiación de nuestro plan regional de I+D y pensar que se puede retomar en 3 ó 4 años en el punto abandonado. Puede haber ciudadanos o incluso dirigentes que piensen que la actual coyuntura económica justifica la supresión de la financiación de la I+D para dedicarse a otros propósitos más importantes, de forma que dicha financiación pueda recuperarse para tal fin cuando la realidad mejore. Sin duda, esto sería un tremendo error. Si no se remedia, la situación en la que podría quedar el presupuesto regional de I+D implicará una enorme pérdida de credibilidad y competitividad de nuestra región. Hay mucho en juego, mucho más de lo que pensamos. No sólo está en juego el presente de la región, sino la situación en que ésta quedará tras la crisis. Por tanto, en los próximos presupuestos regionales, y en la parte en la que éstos financien la I+D+i nos va mucho, nos va el futuro. La propuesta de financiación para investigación consignada en el proyecto de presupuestos generales de CLM para 2012 no debe quedar sin respuesta. La ignorancia puede llevar a cometer errores, pero sólo la maldad llevaría a mantenerlos. Por ello, estamos totalmente convencidos de que la situación aún puede y debe revertirse. Creemos que hay muchas cosas que reformar en el sistema regional de I+D, la evaluación de resultados y el modo en que se reparten los recursos, por ejemplo. Pero necesitamos un análisis racional, preciso, objetivo y brillante de los problemas, soportado con estadísticas, y no con impresiones. Y no necesitamos un desmantelamiento del sistema, algo que no se correspondería objetivamente con el balance de recursos/resultados que muestran las estadísticas nacionales e internacionales sobre la I+D desarrollada en nuestra región. Por ello, es imprescindible que esto sea así de coherente y riguroso, porque estamos hablando de investigación, de innovación y de universidad, y en ello nos va el futuro a todos los castellano-manchegos.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.