El Ayuntamiento de Ciudad Real emplea las ordenanzas para impedir el libre ejercicio de derechos constitucionales como el de manifestación o comunicación

Carmen Soánez Contreras. Portavoz municipal de IU Ciudad Real.- El Ayuntamiento de Ciudad Real ha notificado una sanción de 120 euros a un ciudadano por participar en la concentración en protesta por uno de los suicidios que se han dado como consecuencia de la desesperada situación a la que se ha condenado a miles de personas en nuestro país. Obviaremos las razones de la protesta: la inmoral posición del PP y del PSOE al negar la dación en pago y promover los desahucios sin ningún tipo de alternativa habitacional y pese al hecho de que el Estado es propietario de miles de viviendas desde que nacionalizó casi un tercio de la banca española (de sus pérdidas en concreto y dada la gestión que se está llevando a cabo).

En Izquierda Unida no sabemos si lo que motiva la sanción son los argumentos que se vierten con ayuda de un megáfono o la desesperada necesidad de recaudar. En el caso de la recaudación de las multas conviene recordar que el Ayuntamiento de Ciudad Real contrata una empresa a la que paga más de 250.000 euros. La cesión del cobro a esta empresa se relaciona directamente con el ansia sancionadora del Ayuntamiento que “sólo” recauda por este concepto 1.298.254 €. Es decir, en el colmo de la ineficiencia de la gestión privada que tanto gusta al Ayuntamiento gobernado por el Partido Popular, casi 1/5 parte de lo que se ingresa por multas se destina a la propia empresa encargada de su gestión. ¿No sería más fácil y barato suprimir este contrato y que la policía local se encargase de su gestión como viene pidiendo desde hace tiempo?

Destaca también que en la notificación que se ha enviado al afectado no se indica cuánto ruido se hizo, la medición de decibelios ni tampoco se especifica que se trataba de una concentración con las pertinentes notificaciones.

Conviene recordar que en un país democrático no se “pide permiso” para manifestación –nadie tiene que darlo– se notifica a la autoridad que se va a llevar a cabo para que en su caso tome las medidas de protección y seguridad necesarias. De este modo y una vez más, el Ayuntamiento de Ciudad Real emplea las ordenanzas municipales para impedir el libre ejercicio de derechos constitucionales como el de manifestación, concentración o comunicación. Ya en su momento se sancionó a ciudadanos por “repartir panfletos”, como si una ordenanza de limpieza pudiese regular derechos fundamentales.

El Tribunal Constitucional ha reconocido el uso de megafonías, panfletos, mesas u otros utensilios como parte integrante del derecho a reunión del art. 21 de la Constitución. Es decir, el uso de estos materiales no puede ser disociado del derecho fundamental de reunión o manifestación, en tanto en cuanto son utensilios que se usan para hacer posible el ejercicio del propio derecho. Y como los derechos fundamentales sólo pueden regularse mediante leyes orgánicas y en ningún caso pueden ser afectados por ordenanzas municipales o normas administrativas de menor rango, no es necesario solicitar al ayuntamiento permiso alguno para usar megafonía durante la asistencia a una manifestación debidamente comunicada a la subdelegación de gobierno, que justamente el caso de la que nos ocupa. Es más, resulta anticonstitucional el pago de cualquier tasa para el ejercicio de un derecho fundamental.

Además cabe decir que una interpretación de la norma jurídica (incluidas las ordenanzas) que resulte restrictiva para el ejercicio de derechos fundamentales ha sido reiteradamente declarada inconstitucional por el TC.
Desde Izquierda Unida mostramos nuestro apoyo al ciudadano sancionado y nuestra más enérgica indignación ante este último ataque a la libertad perpetrado por el consistorio municipal.

Relacionados

1 COMENTARIO

  1. Carmen siempre me han gustado tus criticas, pero en esta te puedo asegurar que la persona que portaba el megáfono, no lo utilizo para entonar causas como las que en su articulo cita. Fui testigo de como ese joven utilizo el megáfono para realizar provocaciones a la policía, espero sinceramente que por parte de la policía nacional o local se instruyera atestado por incitar este tipo de acciones.
    En cuanto al comentario que haces de los decibelios, me parece extraño que usted no conozca la normativa, como se va a medir decibelios en vía pública?, paralizamos la ciudad para hacer una medición de fondo?, mírese la ordenanza para este tipo de actividades y no haga demagogia barata, pues como he dicho anteriormente me gusta mucho sus comentarios, pero en este en concreto no estoy para nada de acuerdo. Estoy a favor de las manifestaciones pacificas con y sin megafonos, pero nunca podre estar de acuerdo en incitar al odio hacia un colectivo que defiende la democracia.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img