Inicio » Opinión

La engañosa situación del Tajo

- 18 marzo, 2013 – 23:39Sin comentarios

Víctor García de Lucas.- En las últimas semanas la climatología parece haber dado un respiro a nuestros ríos. De una situación de sequía, hemos pasado a embalses que deben soltar parte de sus reservas y poblaciones en alerta por desbordamientos. opinionPero en el caso del Tajo, la situación de sus reservas al 62% (más de 10 puntos por encima del año pasado) enmascara la dramática situación de su cabecera. Entrepeñas y Buendía se encuentran al 27% y 25% de su capacidad respectivamente, 20 puntos el primero y 10 el segundo por debajo del año pasado. ¿A qué se debe este comportamiento diferencial que está haciendo que se seque la cabecera del Tajo?

tajo01  Obviamente, la climatología no es igual en todos los puntos de nuestra geografía, sin embargo, aunque pudiera ser cierto que la cabecera del Tajo no esté recibiendo tantas precipitaciones como otras zonas del país, estaríamos haciendo una lectura engañosa si atribuimos a esto la alarmante situación de Entrepeñas y Buendía. Estaremos mucho más cerca de encontrar respuesta al misterio si hacemos una correlación con el trasvase Tajo-Segura.

tajo03Efectivamente, pese a la lluvia y la nieve, se está trasvasando más agua del que se acumula con lo que, dados los datos globales, el efecto es que se está separando literalmente la cabecera del Río Tajo para convertirla en cabecera postiza del Segura.

Los datos actuales no dejan lugar a dudas, mientras los niveles de la cuenca del Segura se encuentra por encima del 64% (muy lejos de los valores de necesidad de aportes externos), se sigue sangrando a una cabecera del Tajo que, como hemos visto, apenas llega a la cuarta parte de su capacidad.

tajo02Los datos de la tabla reflejan que esta situación inexplicable se mantiene en los últimos días. La explicación son los 76 hectómetros cúbicos que se aprobaron en Febrero para el conjunto del primer trimestre, momento en que la justificación para los mismos ya era difícilmente defendible.

Desde el punto de vista hidrológico, pero también desde el puramente racional, sería un gran error caer en la trampa de que el Tajo renuncie a su origen, más teniendo en cuenta, que la sangría que se le está realizando no sirve para otra cosa que para alimentar un modelo especulativo  e insostenible que nunca debió surgir.

Los trasvases deberían eliminarse, como debería eliminarse el modelo insostenible que hizo que se construyeran. Se trata de estructuras indefendibles, no solo desde el punto de vista ecológico, sino también desde el punto de vista racional. No tiene lógica alguna que se desvíe la cabecera del río Tajo, ni de ningún otro río, para alimentar unas técnicas agrarias completamente insostenibles en lugares donde nunca debieron implantarse y, mucho menos, para poder mantener un modelo de desarrollo basado en pilares como el derroche de agua o los campos de golf.

Etiquetas: ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.