Inicio » El desván del músico

40 años del adiós a Nino Bravo

- 7 abril, 2013 – 20:162 Comentarios
José Ignacio González Mozos.- La vida del músico no se reduce sólo a la magia del escenario, o a ese intercambio de ofrendas sonoras entre los miembros del grupo y de las que el público participa, quizá sin saberlo, como si de uno más se tratara, vibrando y emocionándose a cada momento, con cada acorde o con cada palabra, siendo posiblemente ésa la causa por la que es tan difícil olvidar las canciones que nos han rodeado a lo largo de nuestra vida y han marcado nuestros momentos más entrañables. joseignacio1.jpg La vida del músico no es sólo el momento de salir a escena y entregarse a su público, sino que podríamos decir que es una mezcla de sensaciones, paisajes, gentes, olores e incluso sabores, que a lo largo y ancho de las innumerables giras, se van agolpando en la memoria como si de un gigantesco catálogo de colores se tratara. Por otra parte siempre he creído que la prima hermana de las giras del músico es la carretera, esa larga lengua de asfalto que atraviesa valles y montañas, vegas y desiertos, fríos y bochornos y a la que el músico consagra horas y horas con la esperanza siempre puesta en el horizonte. Aunque las modernas carreteras por las que transitamos hoy día ya apenas atraviesan pueblos y las modernas autovías suelen dejar el paisaje en un segundo plano frente a interminables rectas y viaductos, no siempre fue así. Los que conocimos las carreteras de los años 70, recordamos la gran cantidad de pueblos por los que discurrían las nacionales y que provocaban atascos monumentales, los pasos a nivel, las preferencias de paso, los baches, estrecheces, tráfico pesado, etc., lo que hacía que cualquier viaje que hoy se puede realizar en tres horas se convirtiera en una aventura casi interminable, teniendo en cuenta además a aquellos automóviles que no contaban con aire acondicionado o con las medidas más básicas de seguridad. Observando estas circunstancias no es de extrañar que los accidentes fueran muchos y muy graves y afectaran también a los músicos que realizaban sus giras de conciertos por toda la geografía española. Dos de los casos más trágicos en la década de los 70, fueron los accidentes de Nino Bravo, del que se cumplirán 40 años este próximo 16 de Abril, y el de Cecilia. Luis Manuel Ferri Llopis conocido como Nino Bravo, nació en Ayelo de Malferit (Valencia) en 1944 y aunque ha sido uno de los músicos más importantes del pop español sus comienzos no fueron fáciles. Ya desde pequeño dio muestras de tener una gran voz, pero comenzó trabajando en una joyería valenciana a los 16 años de edad, “Casa Amat”, en la que llegó a ser maestro pulidor de diamantes, antes de fundar el grupo “Los Hispánicos” en 1962 junto a Félix Sánchez y Salvador Aranda. Más tarde crea el quinteto “Los Superson” con Salvador Pelejero, Vicente López y los hermanos Pepe y Vicente Juesas, grupo que lo acompañará hasta el final de su carrera. Tras hacer el servicio militar en la Marina en Cartagena, comienza su andadura como cantante solista presentándose a festivales como el de Vall D’Uxo sin demasiada suerte, aunque esta cambiará cuando es contratado por la casa discográfica “Fonogram” que le pone en contacto con el compositor Manuel Alejandro bajo cuya colaboración presenta “No debo pensar en ti” en 1970 en el festival de Barcelona sin demasiada buena acogida. Sin embargo Augusto Algueró le ofreció cantar el tema “Te quiero, te quiero” con el que consiguió un gran éxito surgiendo, del trabajo entre ambos, otros temas como Noelia, Esa será mi casa, Un beso y una flor, Libre, etc… A pesar de estos éxitos continuó sin tener suerte en los festivales. Intentó participar dos veces en Eurovisión, perdiendo la primera vez ante Julio Iglesias con Gwendoline y la segunda a través del programa de Valerio Lazarov “Pasaporte a Dublín” en el que quedó en segundo lugar ante Karina, teniendo una suerte similar en el festival de Río de Janeiro y obteniendo un cuarto puesto en la III olimpiada musical de Atenas con el tema “El adiós” de Augusto Algueró en 1970. Entretanto en 1972 saca su tercer álbum “Un beso y una flor” y poco más tarde el cuarto “Mi tierra” preparando el quinto álbum a principios de 1973. En el plano personal se casa con María Amparo Martínez Gil naciendo su primera hija en Enero de 1972 no llegando a conocer a su segunda hija debido a su inesperado fallecimiento. La mañana del lunes 16 de Abril de 1973 Nino Bravo se dirigía a Madrid desde Valencia junto a su guitarrista José Juesas y el “dúo Humo”, grupo del que Nino era manager y a los que acompañaba al estudio de grabación, cuando su BMW E3 2800 de 1970 matrícula GC-66192, se salía de la vía a la altura de la localidad conquense de Villarrubio, en el km 95 de la carretera nacional III. Coche Nino Nino quedó muy malherido mientras los demás ocupantes apenas sufrieron heridas de gravedad, siendo trasladado a la clínica de las monjas mercedarias, “Santa Emilia”, de Tarancón dónde se le dieron las primeras curas, introduciéndole una cánula de Guedel en la boca para ayudarle a respirar. Ante la gravedad de las lesiones internas que sufría el cantante, se llama a una de las dos ambulancias dependientes de la propia clínica, marca Seat 1500 matrícula CU-0539-A y se le traslada a Madrid, al centro sanitario “Francisco Franco” (hoy “Gregorio Marañón”), donde ingresa ya cadáver a causa de los politraumatismos que sufrió en la zona abdominal y que provocaron un neumotórax. Recordemos que el uso del cinturón no fue obligatorio en España hasta 1974. Su quinto álbum fue póstumo y en él aparecieron temas como “América”. Tenía 28 años y además de ser el solista más apreciado en España, triunfaba de forma clara en el mercado hispanoamericano augurándole su estilo musical una larga carrera por encima de modas juveniles efímeras. Evangelina Sobredo Galanes (1948-1976) más conocida con el nombre artístico de Cecilia, fue una mujer valiente y comprometida con su época, y que luchó a través de sus canciones contra la hipocresía de una sociedad que empezaba a despertar ante la represión política, lo que motivó que la censura actuara contra algunos de sus temas. “Dama, dama”, “Mi querida España”, “Me quedaré soltera” o “Un millón de sueños” (Originalmente Un millón de muertos) sufrieron la tijera de la censura franquista, viéndose obligada a modificar parte de la letra original. Su formación cosmopolita, debido a una infancia itinerante, ya que vivió en Reino Unido, Estados Unidos, Portugal o Argel, le hizo ser especialmente crítica con situaciones sociales establecidas en nuestro país, las cuales eran denunciadas en las letras de sus canciones. Los primeros temas fueron en Inglés así en 1970 grabó un sencillo “Expresión” en el que aparecían temas como “Try catch the sun”. Sin embargo en 1971 firma un contrato con CBS comenzando a grabar en castellano y adoptando el nombre de Cecilia. En 1972 lanza su primer LP con el título “Cecilia” y en el que aparecían temas como “Dama, dama” o “Señor y dueño”. El segundo fue lanzado en 1973 con el título ”Cecilia 2” con temas como “Me quedaré soltera” o “Un millón de sueños”. Su tercer álbum salió al mercado en 1975 con el título “Un ramito de violetas” y en el aparecían, junto a éste, otros temas como “Mi querida España”. Durante este año 1975 participó igualmente en el festival de la OTI con el tema “Amor de medianoche” quedando en segundo lugar. Ya en 1976 preparó un recopilatorio sobre este tema, una canción inspirada en la guerra civil y unos trabajos sobre textos de Valle-Inclán. También grabó temas en inglés entre los que se encontraba “Come the wind” para el mercado estadounidense ya que su compañía planeaba su lanzamiento como artista en este país. coche Cecilia La madrugada del 2 de Agosto de 1976 Cecilia se dirigía desde Vigo, donde había dado un concierto en la sala “Nova Olimpia”, hasta Madrid cuando sobre las seis de la mañana el Seat 124 ls matrícula M- 2342-AX en el que viajaba junto a sus tres músicos, chocaba con un carro de bueyes que circulaba sin iluminación, en la localidad de Colinas de Trasmonte, en Zamora cerca de Benavente, perdiendo la vida en el acto junto a su batería Carlos de la Iglesia y resultando heridos leves los otros dos ocupantes del coche y de gravedad el matrimonio de labradores que conducía el carro. Cecilia tenía 27 años y con tan sólo tres álbumes estaba considerada como la cantautora más dotada del país. En estos enlaces puedes disfrutar de los temas América, de Nino Bravo;  y Amor de medianoche, de Cecilia.
Etiquetas: , , , ,

2 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.