Inicio » Manzanares

65 vinos compiten en el 43º Concurso de Calidad de la Feria del Campo de Manzanares

- 27 junio, 2013 – 18:28Sin comentarios
Un total de 65 vinos elaborados en 25 bodegas de Castilla-La Mancha participaron este miércoles en Manzanares en el 43º Concurso Regional de Calidad de Vinos que se celebra con motivo de la Feria Regional del Campo (FERCAM), “un escaparate idóneo para los vinos de esta comunidad”, según destacaron miembros de la organización del concurso. La cata a cargo del jurado tuvo lugar en el Castillo de Pilas Bonas. concurso vinos 2013 (9) Las medallas de oro, plata y bronce se darán a conocer el día 3, coincidiendo con la inauguración de la feria y se entregarán el 7 de julio en el acto de clausura. La categoría de blancos fue la que tuvo más competencia, con 22 vinos presentados al concurso. En tintos jóvenes hubo 17, 12 en tintos crianza, 9 en tintos reserva y 5 en rosados. Se trata de vinos protegidos por las diferentes Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha y vinos de la tierra de Castilla, así como producidos, elaborados y embotellados en la región. En el jurado reunido en el Castillo de Pilas Bonas para realizar la cata hubo representación de consumidores y técnicos especialistas a través de la Unión Española de Catadores, Universidad de Castilla-La Mancha, IVICAM, Consejos Reguladores de la región y prensa especializada, como el caso de la veterana publicación “El Correo del Vino”, de Manzanares. Félix Yáñez Barrau, del Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM), presidió el jurado y resaltó la apuesta que se hizo hace 43 años en Manzanares por los vinos de calidad y embotellados en un momento en el que había pocos concursos de calidad. “De los que había es el único que continúa”, destacó Yáñez, para quien FERCAM es un gran escaparate para presentar los mejores vinos seleccionados en la cosecha de este año. “Es una feria regional pero con repercusión nacional, con muchos visitantes de otras comunidades”, afirmó. En la misma línea se expresó la concejal de FERCAM, Lola Serna, a quien los catadores participantes le transmitieron la enorme calidad de los vinos concursantes. La responsable de la Feria del Campo de Castilla-La Mancha puso de relieve la alta participación de bodegas y deseó que los resultados sirvan para promocionar un producto fundamental para nuestra tierra, ya que se trata de un concurso muy consolidado, con prestigio a nivel regional y nacional. “En FERCAM queremos darle al vino la importancia que debe tener en una región que es el mayor viñedo del mundo. Es un valor fundamental que tenemos que mimar, venderlo bien, potenciarlo y promocionarlo, y esta feria es un escaparate muy bueno para darle ese valor,” declaró la concejal del Área de Ferias Comerciales del Ayuntamiento de Manzanares. En esa línea, la feria tendrá este año como novedad un túnel del vino para, en horario de mañana y tarde, dar a conocer el vino a los miles de visitantes mediante catas organizadas por las Denominaciones de Origen “La Mancha” y “Valdepeñas”. En cuanto a los detalles técnicos de la cata, Yáñez Barrau habló de la gran diversidad de vinos a concurso en cuanto a variedades o sistemas de elaboración. En blancos hubo airén, macabeo, viura, chardonnay y sauvignon blanco, “que consiguen vinos muy elegantes y este año muy notables en su calidad”, según transmitieron los catadores. En tintos, junto a la emblemática cencibel (tempranillo), hubo vinos realizados con variedades de uva syrah, cabernet sauvignon y merlot, además de otras tradicionales en la región como bobal y garnacha, “muy interesantes y con mucha proyección de futuro”, explicaron. El representante del IVICAM dijo que el gran salto de calidad de los vinos de Castilla-La Mancha se debe en un alto porcentaje a la reconversión varietal, pero fundamentalmente a las mejoras tecnológicas en las bodegas y a la elección adecuada de las fechas de recolección en el momento más esplendoroso de calidad de la uva. En opinión de Félix Yáñez, se ha conseguido un nivel de calidad tal que convendría cambiar los premios de los concursos para no diferenciar entre primero, segundo o tercer clasificado a vinos de altísima calidad que difieren entre sí unas décimas. “Hay que pensar en aplicar los criterios de la Oficina Internacional del Vino (OIV) para que se premien por igual todos los que superen un mínimo de puntos”, recomendó el presidente del jurado.
jfdghjhthit45
Etiquetas: ,