Inicio » A Sangre Fría

Las tropelías medievales del duque de Westminster

- 9 julio, 2013 – 11:4310 Comentarios
asangrefria

Santos G. Monroy.- Mucho presumir de historia y de raza y de cojones. Mucho guerrillero goyesco, desamortización eclesiástica, revolución liberal, estallido anarquista, transición y no pasarán para que al final Sierra Morena acabe en manos de los mismos señorones de calzas bermejas, patricios de bragueta amparados por el Estado y las corporaciones locales.

Las convulsiones del XIX fueron aprovechadas por burgueses de panzona levita y repolludo chaleco, que se apropiaron de las tierras comunales y monásticas, revendidas posteriormente a las grandes empresas de capital extranjero. Y estas, a su vez, hicieron negocio con la vieja nobleza, que volvió por su fueros a golpe de talón, cerrando así un círculo lampedusiano (cambiarlo todo para que todo siga igual) que nos ha llevado a un neo medievo rural.

Al cabo, las casas nobiliarias, los grandes de España y las dinastías anglosajonas, amén de grandes banqueros e industriales, son dueñas absolutas de Sierra Morena, el Valle de Alcudia y los Montes de Toledo, donde se solazan entre batidas de caza y refinados festines. Su real gana es la ley, su voluntad es decreto; el amanecer es privado y hasta el cielo es un coto donde San Pedro ni pincha ni corta.

El último episodio lo ha escrito el duque de Westminster. Conde de Grosvenor, vizconde de Belgrave. Uno de los hombres más ricos del planeta. Este sir es propietario de la finca La Garganta, en las estribaciones de Sierra Morena, uno de los latifundios más grandes del mundo, que ha convertido en su particular Neverland cinegético, la ensoñación de un reino privado en el corazón de España con su soberano, infantillos, senescales, mayordomos, meninas y camarlengos.

El de la Garganta es un caso paradigmático de lo que sucede en tantas otras fincas ciudadrealeñas. La empresa gestora, Villamagna SA, hace y deshace a su antojo. Aplicando el axioma de que la culpabilidad del vasallo es el principio de la autoridad del señor, corta caminos vecinales, amedrenta a los visitantes que transitan por los pocos caminos públicos que quedan expeditos, elimina especies animales a conveniencia, destruye a pico y pala el patrimonio industrial e histórico de Minas del Horcajo, o se apropia de terrenos comunales bajo la aquiescencia de los gobiernos locales, regionales y nacionales de todo signo político.

Y ahora al lord y a sus chambelanes, que se enseñorean como marqueses pelucones en la Francia pre revolucionaria, les ha dado por vallar el acceso del histórico y bello viaducto de Minas del Horcajo, una infraestructura construida en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera y, por ende, por el Estado español, que además facilita la llegada a la pedanía y es uno de los principales reclamos turísticos del camino de la plata.

Una parte de nuestros orígenes están en ese esbelto puente que desafía a la serranía, en las ruinas industriales del pueblo fantasma donde están enterradas tantas fatigas mineras. Por eso hay que apoyar iniciativas como la de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia y su coordinador, Vicente Luchena, que está recogiendo firmas para instar a que este monumento sea declarado Bien de Interés Cultural y, por tanto, hacer compatible la propiedad privada con el disfrute y uso colectivo de nuestra historia, paisaje y paisanaje.

En Twitter: @santosgmonroy

Etiquetas: , , , , , ,

10 Comentarios »

  • manuel v. dice:

    Copping Garcilaso:

    Quiero fer una prosa en román paladino,

    en cual suele el pueblo fablar con so vezino;

    ca non so tan letrado por fer otro latino.

    Bien valdrá, como creo, un vaso de bon vino.

  • Carmen dice:

    Esa aquiescencia de los gobiernos locales, como el de Almodóvar, se compra a un precio simbólico, tan simbólico y pataconero como las becas que otorga por sorteo la empresa gestora del tinglao, Villamagna , qué poco magna, a una ¿decena? de chavales para viajar a Irlanda durante un mes. Por lo demás, el equipo de gobierno no ha redactado ni un miserable comunicado fingiéndose siquiera un poquito ofendido.¿ Estarán invitados a festines pantagruélicos, amenizados por mujeres exóticas…? Pues me temo que ni eso. El dinero debe ser tan deslumbrante y seductor que solo podemos rendirnos ante él.

  • Fermin G. dice:

    Sí Santos, existen unos Gibraltares…más cercanos y que nadie conoce.

  • Luis Mario dice:

    De la Edad Media solo me gustan la música y los castillos a pesar de que se como se construyeron.

  • minero 2 dice:

    Hay que firmar para que se declare bien de interés cultural.

  • luis dice:

    La finca la garganta podiamos decir que es el fin del mundo.Alli terminan por ejemplo: EL CAMINO REAL DE LA PLATA. Cortado en los limites con minas del horcajo y vuelve a aparecer en la provincia de cordoba.Termina tambien la via verde q pasa por la antigua via de feve.Termina la ruta del quijote (digo q le dio miedo adentrarse en la finca la garganta, o q los guardas no lo dejaron pasar) termina la carretera local q va desde la nacional 420 hasta el municipio cordobes de Conquista.viniendo de Conquista esta alquitranada justo hasta la entrada a la finca.y asi podria seguir un buen rato.Pero en fin seguro q los ayuntamientos de Almodovar del campo y Brazatortas no tardaran en tomar cartas en el asunto. mas o menos lo q tardara cospedal en declararlo BIEN DE INTERES CULTURAL.

1 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.