Discrepancia científica

La aparición de encharcamientos en el curso donde el Guadiana se oculta y que se ha conocido desde siempre como los ojos del Guadiana, parece que no pone de acuerdo ni a los expertos, sobre si los ojos que han aparecido son los propios del río o debido a un exceso de riego.El matamoscas El caso es que ahí están los ojos, buenos o vagos. Habrá que esperar a ver si la próxima estación de las lluvias otoñales son generosas y se despejan las dudas. Mientras tanto, ojos que no ven corazón que no siente. Y para lo que hay que ver...

Relacionados

1 COMENTARIO

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img