Referéndum “pa” los toros

Manuel Valero.- Siempre que asisto al cansino debate  toros si, o toros,no,  me  acuerdo de Lorca, sean o no las cinco en punto de la tarde y en el baldón que se llevó el poeta al otro mundo como aficionado y defensor de  la fiesta. Más que como amante silente de Sánchez Mejías.  “Parece como si el toro, por un instinto revelado o por secreta ley desconocida, elige el torero más heroico para llevárselo, como en las tauromaquias de Creta, a la virgen más pura y delicada”.
Manuel Valero
¡AH, el gran Federico que con Poeta en Nueva York dejó toda su producción anterior reducida a inmortales coplas de ciego!. El choque entre quienes se enternecen y enojan por el gratuito sufrimiento del animal y quienes apoyan a muerte la tauromaquia es una de esas inercias tan nuestras cuya perdurabilidad acaba hastiando hasta el vómito. Y como tal es una de esas cosas que uno, si pudiera,  zanjaba de un tajo -como  Alejandro con el estúpido nudo-y sacaba de la canana democrática un referéndum inapelable. Quizá aprovechase la magna y constitucional convocatoria para añadir una pregunta más sobre la cuestión catalana y vasca, únicamente en esos territorios, aun a riesgo de entreverar vitalidades viscerales de enconos e identidades. Porque no sé si lo habrán notado, pero la perpetua guerra civil entre los unos y los otros, es de esas contiendas que seguirán más allá de los confines del tiempo con la melancólica sensación de permanecer siempre en el mismo sitio dando vueltas sobre un inagotable diálogo de besugos. Es muy nuestro mantener paces y guerras sin resolver, en permanente cháchara, mientras se nos escapan los lustros y de pronto son los nietos de los franciscosdeasís los que le cogen el relevo a sus papás animalistas frente a los nietos de los toreros con dos cojones que sacan pecho en defensa de la fiesta nacional, para acabar enredando la cosa.

En cuestión de toros, hay que tener muy presente la bifurcación argumental a la hora de tomar partido. Y esta es otra. ¿hay que tomar partido?  Pues mire usted: a mi los toros me dan exactamente igual y si soy sincero no sufro por lo que sufren porque soy un egoísta, una persona, o sea, el peor animal, y me duelen otros dolores.  Y como ojos que no ven... En el orden de  prioridades, de esas que uno se hecha al coleto cuando pone la punta del zapato en el mundo para transitar por el día, ni siquiera aparecen esos pobres animales, como seres perturbados por la chulería manoletina cuya perturbación es capaz de perturbar la tranquila convivencia de esta piel de toro. La jodimos..

El cantante que fue de Gabinete Caligari, Jaime Urrutia ha recibido dos pirotos en uno: “Miserable, Hijo de Puta”,  bien montado en una foto suya por decir que siente por el toro en el ruedo, lo mismo que por el balón en el campo de fútbol. Hombre, el chico de la movida no ha dicho que disfruta viendo como torturan al bóvido para solaz del pueblo encanallado, sino que no se le abren las carnes. Claro que esa indiferencia sentimental hacia un animal que sufre ya es toda una revelación de alma miserable y su condición de hijo del placer tasado, para los iracundos y mansos defensores de la bravura.  Uno se pregunta cómo se puede amar a un toro si se tiene esa facilidad faltona para quien dice que los toros no son precisamente el arrebatador objeto de su corazón sensible. Los abanderados de uno y otro bando, irreconciliables, no caen en la cuenta de que hay un tercero de absoluta indiferencia, sobre todo en este mundo loco en el que el dolor se visualiza tanto y entre seres humanos, como para que la  ejecución trompetera del animal  le suponga un insomnio crónico.

Por eso cuando surge el debate, en la televisión, en la radio, en las redes sociales, ah, las redes sociales, cómo nos están cambiando, me acuerdo de Federico García Lorca, y no me desmerece ni un verso el hecho de que poetizara la fiesta. Reconozco esa pátina cañí por la que parece no discurrir el tiempo, y el uso y abuso que se hace del animal y su liturgia como semiótica de una españolidad antañona y bien dotada, pero de la misma manera me cargan y mucho quienes arremeten contra las corridas con ardor guerrero, en una paradoja que dista mucho de la mansedumbre que debe abanderar todo amante de los animales, que por cierto, somos  todos.O casi. No en el sentido literal de la palabra, claro.

Y como es una discusión infructuosa en la que se cruzan identidades, la cultura, por Dios la cultura,  la economía, el turismo, el negocio  y otras reverencias, nada mejor que un referéndum pa los toros, con una pregunta facilita, para que todo el mundo pueda votar sin trampas hermenéuticas y aquí paz y después gloria. Pero España es tan singular en su algarabía plural que ni siquiera el resultado de una consulta popular sería aceptado  por la parte contratante. Necesitamos políticos que tomen decisiones. A bote pronto sólo me acuerdo del referéndum de la OTAN, de modo que ya va siendo hora de sacar al oreo las grandes cuestiones nacionales y sociales y tirar de convocatoria, antes de que la herramienta constitucional acabe por oxidarse más de lo que está.

Y acabo con Lorca y su Llanto por Ignacio Sánchez Megía, el torero de piel de aceituna, por una vez  O no.:

¡Qué gran torero en la plaza!

¡Qué gran serrano en la sierra!

¡Qué blando con las espigas!

¡Qué duro con las espuelas!

¡Qué tierno con el rocío!

¡Qué deslumbrante en la feria!

¡Qué tremendo con las últimas

banderillas de tiniebla!

Relacionados

35 COMENTARIOS

  1. Personalmente odio las corridas por varias razones:

    Estoy en contra del maltrato animal a pesar de que soy consciente de como viven y mueren muchos animales de granja de los que me alimento. No admitirlo sería hipocresía.

    Por otro lado estoy en contra del sufrimiento, tortura y muerte por el puro placer de matar, aquí no hay paliativos.
    Estoy en contra de que el toreo sea llamado arte y menos aún fiesta nacional; y tan en contra del toreo como de todas esas manifestaciones que se dan por la «piel de toro» en donde el animal, toro, vaquilla, perro, gallo o lo que sea sufre y sufre hasta la muerte para deleite de unos cuantos «homo sapiens».

    Estoy en contra del oficio de «matador» o torero.

    Estoy en contra de que el dinero de mis impuestos se gaste en armas o en subvenciones toreras cuando hay tantas necesidades sociales por solucionar. Y si no las hubiera, igual.

    Y ojo, estoy en contra de la demagogia de por ejemplo los catalanes de ERC que votaron NO a las corridas – porque eran españolas – y en cambio mantienen los Correbous, porque son catalanes…

    ¡Ah y me gusta Lorca aunque fuera taurino!
    … y por cierto, hay una expresión que me gusta aunque escrita y pronunciada queda fatal y es «antitauricida» por no decir antitaurino que en realidad sería ser «anti toros», y evidentemente no lo soy.

    Buen artículo en cualquier caso Manuel aunque en algunos momentos me perdía…

  2. Bonito artículo. Personalmente, dejaré de leerle en cualquier otra ocasión porque que uno haga algo estéticamente bello no significa que sea humano.
    Nadie más humano que Aristóteles, o San Francisco de Asís.
    Personalmente, abjuro y repudio a quienes desde su condición «humana» abusan de los animales.
    Y si a usted no le importan nada, me demuestra que su sentimiento es más pequeño que su cerebro. Y francamente, entonces, usted no es nada para mí.
    Ni para otros.
    Mezclar la OTAN con los toros, es propio de quien dice que a quien nos importan los animales, no nos importan las personas.
    Propio de quien tiene el corazón pequeño y la lengua larga.

      • Jajajaja. Qué tal tus nuevas responsabilidades?? Por cierto, leí tu comentario (o entrevista) sobre la financiación y no me quedó muy claro. Yo pensaba ( con los informes de Caritas a nivel nacional) que se financiaba más con el IRPF de la X de asignación a «fines sociales» que con la X de la Iglesia. ¿No era así como se dijo por el responsable a nivel nacional?

        • Perdona, ni es el sitio, ni el momento. Además te soy muy claro, yo no hablo de estas cosas con personas que llevan careta.

        • Fermín, perdona, pero ¿podemos abrir un hilo (o como se llame) para ver el tema de Caritas? Es que me interesa un montón.

        • ¿Ves Lupita? Eres el paradigma de defensor del toro que entra directamente al cuerpo, faltando y zahiriendo. Nada que no esté previsto. Menos mal que hay ciudadanos como Luis Mario por el que sólo por su civismo, yo votaria no a los toros, salvo

        • Para Fermín: No llevo careta. Cuando quieras tomamos un café y te lo pregunto directamente porque sóloe ra que pensaba que te habías expresado mal. Pero bueno, «quien se pica…».

          Manuel, para que alguien me califique de paradigma de algo, prefiero que me conozca. Porque si no, yo te calificaría de paradigma de «hermoso repollo con lazos» y seguramente, sería injusta.
          Pero me alegra ver que estás pendiente de quien comenta tus artículos. Eso te honra

  3. Bueno, en tiempos de Lorca se maltrataba a las personas (eran épocas de caciquismo, de amos y señoritos en Andalucia)….pues entonces ¿que vamos a decir de lo que hacían con los toros u otros animales?…seguro que todo el mundo lo veía muy bien…..por aquel entonces se empezó a hablar…y poco de los derechos de las mujeres…..pero nunca de los animales……

    Y con esto digo: no a los tauricidas y sus acolitos, no a la tortura y muerte animal…y menos para que ello suponga el enriquecimiento de todo lo que rodea al toro….y por supuesto, No a las subvenciones por parte de los ayuntamientos de turno…..

  4. Lo tienes difícil Vale ro, en tu juicio salomónico
    sobre ‘La Fiesta’, que además es Nacional. El equivalente simbólico de economía pasional, se ha trasladado de cosos a canchas. Antes tomabas partido por Joselito/El Gallo o por Ordoñez/Luis Miguel; ahora esa afrenta es Madrid/Barcelona o Mou/Pep. Esa es la razón de la extinción de los timbales y clarines.

  5. Sí, referendum ya…. pero la cuestión es cómo aceptarían los desalmados, si se diera el caso, la pérdida de sus shows sangrientos… y es que de la parte del pueblo acanallado me lo esperaría todo…, no obstante referendum ya.

  6. Este artículo no es para hablar de toros, es para hablar de cómo se debe escribir. Muy fino, Manuel.
    Por otro lado…¡ Qué razón tenías!

    • .. si es que ha sido leer el título del artículo y lanzarme. Qué se la va hacer¡¡¡ Mientras a unos les resultan cansinos los debates taurinos ó antitaurinos, otros los echamos en falta.

      • Jua, jua, tú mismo reconoces que embistes al capote. Dedícate al recorte, Recortador, que es oficio de gente sin graduado en ESO. Ve a manifestarte a RNE por emitir programas taurinos y no busques aficionados por aquí, que como ves hay entre cero y ninguno. Las corridas de toros son un coñazo, los antitaurinos más.

        • Hey Meloncete (antes Miguel), a ver si aprendes tú también a reconocer errores. Claro que eso no va con la gente sin el Certificado de Escolaridad si quiera… anímate a estudiar un poquillo anda, así te podrán enseñar a utilizar bien el verbo embestir, que no tienes ni puñetera idea. Por cierto a mí me gustan los toros, como animal vivo y coleando, por lo tanto no soy antitaurino, además sois muchos los que me recordáis a tan bello animal cornúpeta. Un abrazo.

        • Eres tonto. Muy tonto. Tontísimo. Tan tonto, que te quedarías segundo en un concurso de tontos. Mira lo que dice la RAE.
          embestir.
          (Quizá del it. investire, acometer).
          1. tr. Ir con ímpetu sobre alguien o sobre algo. El toro embistió al torero. U. t. c. intr. Ese toro no embiste. U. t. en sent. fig. El camión embistió contra la pared.

          Y en segundo lugar: no hay cosa peor que un ignorante intentando dar clase de algo. «Siquiera», tanto en su uso como adverbio o conjunción, se escribe junto.

          Y por tu coletilla, qué quieres que te diga: te pasas el día pensando en cuernos y embistes con tus imaginarios cuernos a cualquier cosa relacionada con los cuernos… Conclusión: eres un…

          Tonto, soberbio, aburrido en tu casa, perejil de todas las noticias… no tienes nivel.

          Ja, ja, ja… Recortador, maestro Ciruela. No sabía escribir y montó escuela.

        • Ay meloncete, qué satisfacción produce cuando los débiles e inútiles mentales cogéis una linde…. Je je sigue, sigue que la linde se acabó hace días y como buen animalico sigues recto… Je je.

        • …ah, no me merezco tanta molestia por tu parte para aclarar la definición de embestir… El problema radica en que para que yo lo pueda hacer antes me deberías enseñar… En eso seguro que eres el numero uno…

    • Qué bien. Eres vidente!!!. Bueno, cada uno elige el símbolo fálico que más le recompensa. Envidiosillo….
      Yo tampoco necesito verte. Más aún: no quiero ponerte cara.

  7. En el siglo XVIII se distinguía a un ilustrado de un oscurantista por la defensa que los segundos hacían de la fiesta de los toros. Pero esos argumentos eran falaces, porque, por ejemplo, Goya era taurófilo. Yo sería un ilustrado, por lo que veo. Considero que los toros tienen su lugar en el campo y que los juegos romanos de anfiteatro ya han pasado de moda en todas partes menos aquí. El rodeo es más varonil y menos agresivo que el toreo, por ejemplo; las fiestas con toros podrían renovarse con espectáculos que no consistan en la tortura de un animal: unas banderillas adhesivas, unos cuernos embolados, una suerte suprema que consistiese en un dispositivo como el de touché de la esgrima, y todos saldrían contentos, salvo los gilipollas de turno amantes de la sangre y de la muerte.

  8. Perseguidor: eres como las cacas de perro que se encuentran por todos lados, la mosca de todas las pomadas, el sabihondo que opina de todo, el que nos cuenta su vida en capítulos, eres el friki más friki de MICR, el broncas más broncas, el que da consejos a todo quisque, torpe, que eres más tonto que picio y cansino muuuuy cansino, ya aburres y asqueas, tómate unas vacaciones y deja de emitir pedos a través del teclado SO PLASTA

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img