Inicio » Retazos

El retablillo de la Inmaculada en los soportales

- 10 septiembre, 2013 – 19:025 Comentarios
Nuestra ciudad, a pesar de la progresiva y más reciente desaparición de  edificios emblemáticos, aún conserva lugares de entrañable sabor  merecedores en mi opinión del reconocimiento a los que nos precedieron, haciendo una ciudad orgullosamente provinciana con el encanto que justifica el carácter manchego.  franciscoblancoUno de esos elementos es el retablillo de la Inmaculada Concepción bajo los soportales de la Plaza Mayor, junto a lo que fue en primitivo Ayuntamiento.  Durante el reinado de Enrique III El Doliente, la   casa que albergaba el Consistorio de Villa Real  -próxima a la alcaicería o mercado judío-,  se encontraba junto a la Plaza Mayor en su lado Norte.  En 1396 sufrió un incendio , celebrándose los concejos a partir de entonces en el trascoro de la Iglesia de San Pedro.retabloinmaculadaconcepcion En 1480 se celebraron Cortes en Toledo, convocadas por los Reyes Católicos y que serían los cimientos de la futura unidad nacional . En ellas  -entre otros asuntos- se afianzó el papel de la monarquía, reforzando las competencias de Audiencias , Chancillerías, y dotando a los corregidores y alcaldes  del poder para administrar justicia en su jurisdicción , impulsando la construcción de edificios dignos para  tratar los asuntos de los municipios.    En 1484 Isabel , al año de haber establecido  Tribunal de la Inquisición en Ciudad Real,  se encontraba en  la ciudad   y se le solicitó la edificación de un nuevo Ayuntamiento en la ruinosa casa  confiscada al  judaizante  Alvar Díez, que daba a la Plaza Mayor y a la Calle Correhería, (hoy María Cristina). La reina accedió en documento de donación fechado en Sevilla, el 18 de Noviembre de aquel mismo año. Los planos y la construcción fueron realizados por Manuel Pérez  de Valenzuela , si bien la obra no se llevó a cabo con la deseada diligencia, ya que existe un documento por el que en 1526 , Carlos V  junto a la aprobación de su madre Juana la Loca, concedieron una donación de 120.000 maravedíes para acabar la edificación.   Por fin se pudo terminar, dotándola además de una  Capilla  dedicada a la Purísima Concepción de María, que se abrió al culto en 1528. En Ordenanzas Municipales aprobadas por Felipe IV el 5 de Julio de 1632, se reafirmaba -entre otros asuntos- que conforme a la antigua costumbre, el Cabildo ordinario se reuniría los lunes y viernes de cada semana, precedido de toque de  la campana en la Iglesia de San Pedro y Misa en el Oratorio del Ayuntamiento.  La devoción del primitivo Concejo por la Inmaculada, quedó  enraizada a partir de 1731 , en el compromiso de renovarlo anualmente (Voto). Pasando el tiempo,  la morfología de la edificación en la Plaza Mayor  fue cambiando, siendo el más destacado el de 1741, sustituyendo los postes de madera que lo sostenían por arcos de mampostería y ladrillo. Después de varias rehabilitaciones por el efecto del paso del tiempo , el Ayuntamiento a fecha de 1864 se encontraba en estado de ruina y en 1868 se decidió construir uno nuevo en el extremo sur de la Plaza: el emblemático edificio de Cirilo Vara Soria y hermano, precedente al actual  de Higueras.  Pues bien,  León Bermúdez Vera  adquirió aquel  mismo año el antiguo edificio, que reconstruyó y puso en él su confitería. Como devoto de la Virgen y aficionado a la pintura, realizó  en 1869 un cuadro de la Inmaculada Concepción, que  colocó junto con un farol a su lado para siempre estuviera  alumbrada, y una metopa con Oración Mariana. A comienzos del pasado S. XX el negocio se trasladó a comienzos de la Calle María Cristina , siendo sus hijos José,  José Antonio y Cayetano  después los que siguieron  cuidando el  retablillo, salvándose  gracias a las amistades familiares de las destrucciones de la guerra del 36 y de un incendio en 1953.  En 1981, los herederos descendientes de León Bermúdez, Carmen, Cayetano y Juan, cedieron formalmente la propiedad al Ayuntamiento. Hoy, bajo los soportales del arco de piedra y junto a los restos del Consistorio en 1619 , se puede contemplar la oración sobre tabla de madera, el farol y una fotografía de aspecto pictórico, reproducción del primitivo cuadro, cuyo original - después de sucesivas restauraciones y otros avatares –se  preserva  en el Museo López Villaseñor.  De igual manera y conforme al Voto , es costumbre del Consistorio celebrar  una Misa anual en honor a la Inmaculada Concepción, teniendo lugar  hasta hace unos años en la Iglesia del Convento de las  Concepcionistas Franciscanas (Terreras),  y después de  su marcha, en la Catedral. Francisco Blanco Mena Retazos
Etiquetas: , , ,

5 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.