Inicio » Ciudad Real

“Grand Chelem”

- 8 octubre, 2013 – 15:03Sin comentarios
Una semana más las deprimentes noticias sobre el deseado tercer título de Alonso, se convierten en la constatación del cuarto de Vettel, lo que deja al aficionado medio español con “cara de tonto” preguntándose una y otra vez por qué Ferrari, la mítica marca italiana no pone en manos del asturiano volador una máquina capaz de batir la hegemónica racha de Red Bull. A41En realidad, Alonso está capacitado para obtener su tercer subcampeonato en cuatro años (hace tiempo nadie lo hubiéramos soñado), pero sabe a poco botín (pienso en dos o tres juegos de palabras) para santísimas esperanzas acumuladas desde 2006 cuando con siete victorias (cuatro de ellas consecutivas) batía irremisiblemente a Michael Schumacher y ponía fin a un lustro de títulos de Ferrari y el alemán. Como españoles que somos, jamás valoraremos el trabajo que hay detrás de una carrera deportiva en la élite, y no siempre en la victoria; nuestra vieja tradición futbolística nos equipara con el madridismo balompédico que suele denostar como derrota un segundo puesto en la Liga. corea_alonso Mejor que hace un año Alonso lleva a estas alturas del campeonato un punto más que hace un año (195 contra 194), lleva una victoria menos y tres segundos puestos más; lo malo es que Vettel, que hace un año por estas carreras (14 disputadas), era segundo en la general, tras el asturiano con 165 puntos, este año lleva 107 más, gracias a su media docena más de victorias. Räikkönen y Hamilton, que siguen siendo un año más tarde los “outsiders” más calificados también disponen de más puntos en su casillero (18 y 19 respectivamente), mientras que el más decepcionantes viene por parte del quinto campeón del mundo en la parrilla, Jenson Button que acumula 61 puntos de desventaja. Hace doce meses habían cogido puntos para el mundial dieciocho pilotos, mientras que en este curso sólo han sido dieciséis y, como resulta evidente, con menor rendimiento en la parte baja de la tabla.corea_vtel Vettel tetracampeón Sólo es cuestión de tiempo de que Sebastian, que en Corea marcó dos “cuatros” consiga el más preciado, el de Campeón del Mundo: 77 puntos de ventaja sobre Alonso son imbatibles salvo que anulen carreras disputadas o le impidan correr en las que quedan, cuestiones estas que están más cerca del crecimiento del pelo en las ranas, que de una lógica/ilógica deportiva. Vettel consiguió en Corea su cuarta victoria consecutiva, marca que, por sí misma, bautiza a un campeón: nadie con ese resultado ha perdido el título, y Vettel es la segunda vez que lo logra en el mismo año (2012 fue la anterior); su dominio sobre el plantel sigue siendo abrumador, como lo demuestra su cuarto “Grand Chelem”, segundo consecutivo este año, que le pone históricamente al nivel de Stewart, Senna y Mansell, y a uno de Ascari y Schumacher; Jim Clark con ocho puede parecer inalcanzable, pero es que cuando el escocés competía no había paradas obligatorias y en el caso que nos ocupa, las estrategias hacen que el resultado “top” se haga muy difícil, de hecho sólo Alonso tiene otro “Grand Chelem” entre los campeones actuales en pista. ¿Ocho y cinco, trece? Aunque ningún deportista lo reconoce, mientras está a lo suyo que es conseguir la victoria, los récords incentivan la competitividad y el gusto por el número 1 no es ajeno a ningún competidor y mucho menos al tremendo competidor que es Vettel y su equipo de depredadores. Sebastian puede y debe, porque tiene edad y debe mantener la ambición latente, superar los registros históricos de Michael Schumacher, no sólo en la cantidad de triunfos, poles etc., sino en los hitos que su compatriota dejó en este deporte, uno de los cuales tiene al alcance y supone, de paso, un reto hercúleo: las trece victorias en el mismo año que obtuvo Michael en 2004, aunque en honor a la verdad, en aquella ocasión se disputaron dieciocho carreras, una menos que este año pero ahí queda el objetivo que supondría, de paso, enlazar la bonita cifra de nueve carreras consecutivas, algo que nadie ha conseguido y que sólo Ascari y Schumacher, con siete triunfos enlazados, pudieron alcanzar. La empresa es ciclópea pero puede que factible si tenemos en cuenta que, de las cinco últimas carreras del año, Vettel ha ganado tres, dos y tres respectivamente desde 2010 hasta 2012, luego si alguien se teme lo peor, que apueste por ello. Y una más, el anterior “Grand Chelem” de Vettel se produjo en el GP de Japón de 2012 en Suzuka, el circuito y la carrera del próximo domingo. Suerte. Juanma Núñez ElchiringuitoA41
Etiquetas: , , ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.