Ciudad Real: El presidente de CEAPA califica de “nefasta” la nueva Ley de Educación que se debate en el Senado

La cuarta jornada del Foro de Juventud que organiza la Diputación de Ciudad Real ha girado en torno a la educación y la formación de los jóvenes, un tema que ha sido ampliamente debatido en la tarde de ayer en el aula magna del edificio de Servicios Generales del campus universitario de Ciudad Real. La conferencia ha corrido a cargo en esta ocasión del presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA), Jesús María Sánchez Herrero, quien ha sido presentado por Ángel Caballero, vicepresidente de la institución provincial.

CEAPA
Caballero ha calificado de importante el hecho de que el foro hable de educación contando con la opinión de los padres y madres, y de la Universidad. Ha destacado que también estaba presente la visión de las instituciones con la abogada Mar Moreno, vicepresidenta de la Comisión de Educación del Senado y exconsejera de Educación en Andalucía. Y ha lamentado que el consejero de Educación de la Junta de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, finalmente no haya podido participar.

Ha comentado, entre otras cosas, Caballero que la educación es un tema de actualidad porque el trámite de aprobación de la nueva Ley se encuentra en el Senado. Ha añadido que la educación es un proyecto emancipador que permite el desarrollo individual y la movilidad social. Y que tiene, además, una serie de repercusiones sociales que facilitan un modelo de convivencia igualador. También ha resaltado Caballero que incide en el desarrollo, “ya que a través de la educación podemos hablar de capital humano y de desarrollo de los países”.

Ha lamentado, por otro lado, que en el ambiente existe una serie de preocupaciones en relación a la falta de recursos humanos y materiales en la enseñanza obligatoria. Y también ha hecho alusión a las dificultades que se han detectado en algunos núcleos familiares que no pueden facilitar la continuación de estudios por falta de recursos o de ayudas. Son temas que ha apuntado el vicepresidente de la Diputación que han surgido con posterioridad en el debate. Ha hablado, igualmente, de la obligación que tienen las instituciones y la sociedad en general de construir un futuro más halagüeño. En este sentido, ha recordado que la Diputación de Ciudad Real ha convocado ayudas para becas de comedor y para adquisición de material escolar con el principal objetivo de solucionar casos de necesidad detectados en los pueblos de la provincia.

Caballero ha agradecido, por último, a la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) la labor realizada durante años, un trabajo callado que ha provocado, según ha dicho, la apertura de los centros a la sociedad.

Por su parte, el presidente de CEAPA, Jesús María Sánchez Herrero, ha ofrecido durante su intervención una visión genérica de la situación que existe en la actualidad. Ha lamentado profundamente los recortes que se están produciendo en materia educativa presupuestaria. La educación pública –ha dicho- ha adelgazado mucho con la nueva ley.

Sánchez Herrero ha asegurado que la educación pública es una herramienta de ascenso social y ha afirmado que “se está asistiendo a una debacle que va a tener unas consecuencias nefastas para las generaciones actuales y las que se escolaricen de ahora en adelante”.

Ha hecho referencia a continuación a que el ministro de Educación ha dado marcha atrás en el asunto de la supresión de las becas Erasmus, porque pretendía dejar sin ayudas a los alumnos y alumnas que estudian en universidades europeas una vez que ya han comenzado el curso. Ha recordado, a este respecto, que el año pasado influyó muy negativamente en muchos estudiantes, “que se vieron privados y expulsados de la Universidad, algunos de ellos a falta de un cuatrimestre para terminar sus carreras”.

Ante esta situación, Sánchez Herrero ha dejado claro que desde CEAPA se seguirá insistiendo en defender la enseñanza pública y lucharán en el seno de la Plataforma por la Escuela Pública para que la actual situación revierta.

Ha recordado, en este sentido, que dentro del trámite parlamentario de la nueva Ley de Educación han firmado un decálogo para que no se implante. Y no ha dudado en comentar que “en el momento que cambien las mayorías, la ley se derogará”.

Considera el presidente de CEAPA que la nueva ley no incluye ningún aspecto pedagógico, sino que se trata de una reforma que sólo encierra aspectos ideológicos, basados en una ideología neoliberal. Opina Sánchez Herrero que afecta muy negativamente a los sectores más desprotegidos de la sociedad y, sobre todo, a la continuidad de la enseñanza pública.

Ha criticado, en otro orden de cosas, el presidente de CEAPA que un diez en religión valga lo mismo que un diez en matemáticas a la hora de hacer la nota media, porque se desvía claramente a los estudiantes hacia la religión católica mientras se suprime la asignatura de educación para la ciudanía, que el resto de los países de Europa asume sin problemas. Y ha concluido diciendo que los padres y madres de alumnos seguirán intentando que “esta locura pare de una vez”.

Mesa de debate: "La educación es palanca de cambio de las sociedades y no puede beneficiar sólo a las élites"

La mesa de debate que se desarrolló ayer en el marco del Foro de Juventud que, organizado por la Diputación provincial, se ha celebrado en el campus universitario de Ciudad Real ha servido para poner en valor la educación y su importancia a la hora de conformar las sociedades. De hecho, se ha llegado a afirmar que constituye la palanca de cambio para el desarrollo, motivo por el que no puede beneficiar a las élites en detrimento de los que menos tienen. Así lo estima Mar Moreno, vicepresidenta de la comisión de Educación en el Senado, abogada de profesión y exconsejera de Educación de la Junta de Andalucía.

Moreno ha dibujado una situación poco atractiva para los jóvenes, afectados por el paro y con sentimiento de estafa porque se han formado y no ven colmadas sus aspiraciones laborales. Se trata, según ha dicho, de una generación que no sólo vive una crisis económica, sino también social e institucional, por lo que considera que les ha tocado soportar “una de las peores situaciones de la historia”.

Ha comentado que más de un millón de desempleados tienen menos de 25 años, pero ha matizado que también es verdad que aquellos que tienen titulación universitaria reúnen menor tasa de paro. Por lo tanto, para Moreno, merece la pena la Educación Superior porque sigue teniendo una vinculación con el empleo “muy directa e importante”.

Ha puesto sobre la mesa dos cuestiones básicas. La primera, que España es el país de la Unión Europea donde hay un mayor porcentaje de titulados universitarios hijos e hijas de personas que no están cualificadas y no han estudiado, “casi un 40 por ciento”. Y ese es el síntoma más claro, en su opinión, del éxito que han tenido las leyes educativas en nuestro país.

Eso dice mucho, según ha precisado, de la capacidad que tiene la Educación para cambiar la vida de las personas. “Y con la nueva ley se tiene una idea muy clara, que es romper la educación que genera igualdad de oportunidades y sustituirla por la vieja educación de elites que consolidaba un modelo social” ha lamentado Moreno, quien considera que ese es el verdadero espíritu de la nueva Ley de Educación, “carreteras de peaje para los que puedan y secundarias para el resto”.

Ha añadido Mar Moreno que los que tienen más dinero disfrutarán de más oportunidades con la nueva norma, porque se trata, atendiendo a sus manifestaciones, de sustituir la educación de igualdad de oportunidades por una educación de élite.

Considera la vicepresidenta de la comisión de educación en el Senado que la nueva Ley de Educación se aprobará el próximo día 20 por “soledad absoluta”, porque ni los padres, ni las universidades, ni los sindicatos, ni la comunidad educativa apoyan al Gobierno. “Es una mala ley que nos lleva a la educación de élites, el mérito y la capacidad se sustituye por los apellidos y por las cuentas corrientes”, ha dicho Mar Moreno, quien ha finalizado deseando que “la política y una nueva mayoría parlamentaria puedan evitar un daño muy profundo que estas políticas educativas están generando en la sociedad española”.

El vicerrector de Economía y Planificación de la Universidad de Castilla-La Mancha, Manuel Villasalero Díaz, se ha centrado en mostrar la dimensión económica, social e institucional de la universidad. Ha reflexionado sobre el futuro de los jóvenes centrándose en la educación universitaria.

Se ha preguntado Villasalero sobre la universidad que se encuentran los jóvenes en España cuando inician sus estudios superiores y ha destacado, sobre todo, su carácter público, “de hecho la participación del sector privado es mínima y se ha dado la paradoja que habiendo tantas universidades privadas, la cuota en estas últimas ha disminuido”. Ha añadido como prestan un servicio sin ánimo de lucro supone “un importante papel desde el punto de vista social”.

Ha recordado Villasalero que un estudiante universitario abona en España el 20 por ciento del coste de sus estudios y que el 80 por ciento restante corre a cargo del Estado, aunque ha hecho referencia a que en los últimos años se han experimentado restricciones en las políticas de becas y subidas de los precios públicos.

Villasalero ha afirmado que la universidad pública mantiene su posición en España y ha resaltado que es de calidad y muy competitiva. Por eso cree que es “extraordinariamente chocante” que algunos informes que se están elaborando vengan a poner en duda esta cuestión. Y ha destacado que en el ranking de Shanghai haya diez universidades españolas, puesto que recoge las 500 mejores del mundo. En lo que concierne a las de las empresas, figuran ocho. “No estamos tan mal” para Villasalero, quien ha referido “otro indicador relativo” respecto a la situación española “bastante elocuente” al comentar que España es el decimotercer país del mundo en términos de PIB, y en términos de producción científica, “que buena parte se desarrolla en las universidades”, somos los décimos a nivel mundial. “Hemos perdido cuatro posiciones como economía y sólo una como producción científica”, ha destacado el vicerrector.

“Tenemos una universidad pública y de calidad. Y a nivel institucional también tenemos una cosa muy valiosa porque la universidad es independiente. Quedan muy pocos organismos independientes en las sociedades actuales, que no estén controlados por el poder político”, ha dicho Villasalero antes de manifestar que las universidades se autorregulan y sus rectores son elegidos por las comunidades universitarias, lo que garantiza “una independencia del poder político extremadamente valiosa y sana, sobre todo en los tiempos en los que vivimos, porque tenemos espacios de reflexión y de libertad en el seno de las universidades”. Estima, por tanto, Villasalero que las universidades públicas, de calidad e independientes son elementos claves, “que tenemos que defender y poner en valor”.

En otro momento de su intervención previo al turno de preguntas ha verbalizado análisis que corroboran la ventaja de realizar estudios superiores. Ha indicado que las retribuciones suelen ser un 30 o un 40 por ciento mayores y que aunque hay muchos jóvenes en paro, existe más desempleo en la franja juvenil que no dispone de formación universitaria “Incluso hay estudios sociológicos y psicológicos que apuntan a que los universitarios son más felices. Es decir, ir a la universidad aporta ventajas económicas y no económicas a las personas que se benefician de la educación superior”, ha concluido el vicerrector.

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img