Inicio » Daimiel

Los manaderos del Guadiana siguen creciendo al ritmo de la «excepcional» recarga del acuífero

- 8 enero, 2014 – 10:47Sin comentarios
En Zuacorta, el agua ha alcanzado el máximo nivel de extensión e inundación que se registró en la primavera pasada. Así lo confirmaba el concejal de Medio Ambiente de Daimiel, Gregorio Díaz del Campo, quien augura que los afloramientos se extenderán a la laguna de la Albuera y muy probablemente a la de Escoplillo. El pozo de captación municipal, en los Ojos del Guadiana, marca otro record al cierre de 2013 con -10,35 metros. daimiel_los-manaderosTodo apunta a que los primeros meses de 2014 volverán a mostrar una cara del Guadiana que no se conocía desde hace más de 30 años en Daimiel. Ahora mismo, algunos de los manaderos de su maltrecho cauce han alcanzado el máximo nivel de extensión e inundación que consiguieron la pasada primavera. Es lo que sucede en las inmediaciones del molino de Zuacorta, tal y como confirmaba el concejal de Agricultura, Gregorio Díaz del Campo y muestran las fotos de los blogs y foros interesados en el asunto. Las comparativas de un año a otro son clarificadoras. En enero de 2013, se encontraban algunos charcos; en la actualidad, la mirada no alcanza a ver el final de unos afloramientos que quieren convertirse en río. "Me atrevería a decir que en Zuacorta casi hemos superado lo del pasado año. Además creo que será muy fácil ver otra vez agua y en mayor cantidad en la laguna de La Albuera, e incluso, durante la primavera, pudiera manar agua en la de Escoplillo", preveía Díaz del Campo. Es la prueba palpable de la progresiva y excepcional recarga del acuífero. Una evolución que mes a mes sigue batiendo records en las mediciones de los pozos de captación municipales. En ese punto, muy cercano a los Ojos del Guadiana, el agua se encontraba a finales de 2013 a -10,35 metros, 15 centímetros más alta que la marca de noviembre, más de un metro y medio mejor que la de finales 2012 (-12,90) y 22 metros superior a lo que se registraba en 2009. En aquel entonces nadie hubiera pensado que las lluvias que cayeron ese mes serían, cinco años después, el primer capítulo de la resurrección del río.
Etiquetas:

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.