Inicio » Opinión

La glorieta de las víctimas del terrorismo de Campo de Criptana

- 10 febrero, 2014 – 10:40Sin comentarios
IU Campo de Criptana.- El Pleno Municipal aprobaba el día 30 de enero, entre otros asuntos, la designación con el nombre Homenaje a las Victimas del Terrorismo a la nueva rotonda que en la actualidad se está construyendo, con escaso movimiento en la actualidad, frente al centro de salud de Campo de Criptana. opinion Vaya por delante y para que quede fuera de toda duda, que asumimos un respeto máximo a las víctimas de cualquier violencia, a la legalidad y al derecho. Dicho esto, hemos de recordar varias deficiencias en torno a esta decisión. ¿Por qué el terrorismo practicado por ETA y el mal llamado islamista, (mejor sería yihadista, ya que el fundamentalismo no tiene religión) merecen tal protagonismo? Otros problemas sociales causan enormes regueros de sangre, uno de ellos en nuestra misma localidad, víctimas de otro integrismo, el terrorismo machista. Desde 2003, con la ley de medidas de protección integral, han sido más de 700 las mujeres asesinadas , 54 en este mismo 2013. Desde el 30 de julio de 2010, por fortuna, no se produce muerte alguna en España por alguno de esos grupos políticos sanguinarios. ¿Por qué traemos al candelero a sus pobres víctimas? Por nuestra parte, lo que hemos visto últimamente en los medios son las consecuencias que ha tenido el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos acerca de la doctrina Parot. Las instituciones públicas del Estado han hecho efectiva esta sentencia de forma rauda, lo que ha molestado a las víctimas y muchos sectores de nuestra sociedad. Nuestro consistorio ha decidido ponerse de su parte y, por tanto, enfrentarse a los dictámenes de la Justicia y, a su vez, en el lado más a la derecha de su propio partido. El PP criptanense está haciendo oposición populista a su propio gobierno, puede que más como reivindicación local, suya y de otros partidos, frente al surgimiento de nuevas voces en la derecha española. No hay que olvidar que la lucha contra el terrorismo de ETA fue un elemento movilizador social y aglutinador clave del centro derecha en la etapa de Gobierno de José María Aznar. Bildu rechaza expresamente la violenta de ETA, aunque le queda pendiente el reconocimiento del daño causado por su pasada complicidad. ¿Qué es lo que no ha cambiado? Una parte de la derecha política y mediática, que sigue diciendo que ETA está más viva que nunca porque la izquierda abertzale está en las instituciones y los presos etarras no cumplen íntegramente sus penas. Los que encabezan esa corriente en clave política son la parte más a la derecha del PP y otros partidos como UPyD, que viven de la nostalgia del pasado, del contra ETA vivíamos mejor. Ambos han comprobado que con el final de ETA pierden un elemento cohesionador y movilizador social de primera magnitud, de los que ahora con nuestra situación económica está tan necesitado el centro derecha, y que capitalizaron electoralmente. Y se resisten a reconocer ese final, aferrándose a falacias como que Bildu es ETA. Y desde aquí entramos en otra de las actuaciones que tendrá lugar, lo colocación de nuestra enseña nacional en el mismo lugar. Con esta actuación nuestro ayuntamiento se introduce en la guerra de banderas entre el gobierno de España y el de comunidades gobernadas por nacionalismos separatistas, escondiéndose de los verdaderos problemas de los españoles de base. Esta situación le viene muy bien a ambos bandos; unos con la recentralización y los otros con el independentismo y la amenaza del estado independiente catalán, lo que están escondiendo son los problemas que causa la política neoliberal emprendida por gobiernos del PP y del PSOE y apoyadas por CiU, que es la que ha hecho un enorme daño a la mayoría social. Esta situación nos recuerda a la Europa de la I Guerra Mundial, de la que su inicio se cumple este año su primer centenario. Esta situación histórica fue una conflagración motivada por conflictos imperialistas y nacionalistas entre las potencias europeas. Se taparon los graves problemas sociales y económicos que tenían estos países con los grandes mantos que eran las banderas nacionales y la lucha por su país. Hoy vivimos en una Europa donde triunfa el enaltecimiento de las banderas, en vez de solucionar los graves problemas que nos aquejan, nuestros dirigentes y sus asesores siguen llenándose sus bolsillos con nuestro esfuerzo y dedicación plena, y por si no son altos ya de por sí, existen certeras sospechas de que también se financian en B. En definitiva, pensamos que este debate de banderas tiene poco sentido frente a la situación social en la que nos encontramos y que envolverse en banderas no es la mejor manera para solucionar los problemas de los parados, el desmantelamiento de la sanidad pública, las subidas de impuestos, la corrupción o los recortes en la educación.
Etiquetas: ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.