Puertollano: CTI-CSI·F apunta a la «mala gestión» como causa del cierre de Solaria y apela a la «solidaridad» de los puertollanenses en los actos que se convoquen

El representante de la sección sindical de CTI-CSI·F en el comité de empresa de Solaria Puertollano, Ramón Álvaro Oña, ha remitido un comunicado a los medios en el que apunta a la "mala gestión" como causa del cierre de la industria y apela a la "solidaridad" de los puertollanenses en los actos que se convoquen "para mostrar nuestro desprecio a políticas que están privando a tantos millones de españoles de un derecho fundamental, trabajar".
Solaria2
Asimismo, ha recordado que "Solaria mantendrá vivas las otras áreas del negocio, las que le son rentables". "Solaria se va de Puertollano, dejará tirados a 213 trabajadores, más los que se quedaron en el camino, dando de lado a todo un pueblo que cimentó su nacimiento para convertirla en referente mundial".

Reproducimos en su integridad el comunicado de la sección sindical de CTI-CSI·F:

La Sección Sindical de CTI/CSI·F en Solaria muestra su total rechazo a la propuesta trasladada en el día de ayer a los representantes de los trabajadores por la parte empresarial y que supone el cierre definitivo del centro de trabajo que esta empresa tiene en Puertollano.

En la documentación que se nos entrega, la empresa aduce causas productivas como argumento para el cese de la actividad industrial y a esta formación le genera dudas que entre sus "razonamientos" no plantee causas de carácter económico para justificar el cierre del centro de trabajo y de ello se podría deducir, lejos de los argumentos peregrinos que da la parte empresarial, que la situación económica de Solaria, aún lejos de ser boyante, ha mejorado considerablemente respecto a los dos últimos ejercicios cuando arrojó pérdidas de 96 millones de euros en 2011 y 24 millones en 2012, mostrando una clara "mejoría" los tres primeros trimestres del año pasado en los que las pérdidas se habían reducido a tres millones, REDUCCIÓN de la que hemos sido participes, en gran medida, los trabajadores, mano de obra directa, que hemos "paliado" la partida correspondiente a los COSTES SALARIALES a expensas de dilapidar nuestra prestación de desempleo y reducir considerablemente nuestro sueldo.

Desde CTI/CSI-f no vamos a obviar que la situación actual de la empresa puede "justificarse" en base a la actual coyuntura que afecta al sector de las renovables pero tampoco vamos a obviar que también obedece a una inadecuada concepción empresarial de lo que hasta ahora ha sido parte de su negocio y "reprocharles" el no haber aportado los mecanismos necesarios para hacer de nuestro centro de trabajo una factoría viable y competitiva. La Dirección empresarial no ha realizado inversión alguna en la actualización del proceso productivo, ha acometido proyectos que nunca vieron la luz y que supusieron un enorme desembolso sin obtener fruto alguno, por la deficiente gestión de los distintos departamentos, por estar al auspicio de las subvenciones y por no cumplir los compromisos que adquirió con sus trabajadores quienes lo han dado todo en pos de la viabilidad del proyecto empresarial.

Que nadie se engañe: Solaria no cierra, Solaria mantendrá vivas las otras áreas del negocio, las que le son rentables. Solaria se va de Puertollano, dejará tirados a 213 trabajadores, más los que se quedaron en el camino, a los que no ofrece otra alternativa más que pasar a engrosar las listas del paro mientras ella sigue haciendo caja en otros lares, dando de lado a todo un pueblo que cimentó su nacimiento para convertirla en "referente mundial". Nada que agradecernos y nosotros, mucho que reprocharles a estos empresarios que han perdido la conciencia social y solo piensan en los pingües beneficios.

Respecto a la pretensión empresarial de intentar acordar el aplazamiento/fraccionamiento de las indemnizaciones que, en su caso, correspondieran a los 213 afectados, indicarle a ésta que no cuente con la anuencia de esta Sección Sindical y que tendrá, en su caso, que hacer frente a las mismas ajustándose a lo que se establece en la reglamentación correspondiente " poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega de la comunicación escrita, la indemnización ...". La empresa nos tendrá que explicar con todo detalle cómo piensa llevar a cabo las extinciones pues en la documentación que nos entrega plantea llevar a cabo las mismas entre el 20 de marzo y el 30 de septiembre de 2014 (amplio margen se da).

Es por todo ello que nuestra Sección Sindical se opone categóricamente a las pretensiones empresariales y exigirá a la parte empresarial cumpla con los acuerdos firmados el pasado mes de septiembre y aún vigentes o en todo caso deje de aplicar la bajada salarial aplicada pues la causa que motivó la aceptación de la misma por parte de sus empleados: mantener los puestos de trabajo, ha desaparecido.

CTI/CSI-f promoverá cuantas actuaciones fueran necesarias para mantener vivo el centro de trabajo, mantener los niveles de empleo aunque mucho nos tememos que es demasiado tarde para poder revertir una situación que viene "degenerándose" desde hace tiempo. Nos dirigiremos a nuestros representantes locales para decirles que no nos valen sus muestras de apoyo y solidaridad y les demandaremos que se impliquen en la defensa de los derechos e intereses de los trabajadores de Solaria y del resto de trabajadores puertollaneros y llegado el caso, exijan responsabilidades a quienes no han cumplido sus compromisos con la ciudadanía. Pediremos a nuestros vecinos, y a los de la comarca, SOLIDARIDAD, pedirles en este momento que apoyen aquellos actos que se convoquen en defensa de los puestos de trabajo de nuestra empresa y como poco sirva esta SOLIDARIDAD para mostrar nuestro desprecio a políticas que están privando a tantos millones de españoles de un derecho fundamental: TRABAJAR.

Nuestra Sección Sindical sigue comprometida con los trabajadores de Solaria, a ellos nos debemos, CTI/CSI-f no tira la toalla y lucharemos durante el proceso negociador para revertir la situación, buscando, en todo caso, la mejor de las soluciones para todo el colectivo. Para nosotros la extinción de un solo puesto de trabajo es un trauma, qué decir si los despidos afectan a 213 trabajadores y es porque, como ciudadanos, no aceptamos ni uno de ellos por lo que nos opondremos con todos nuestros medios a las pretensiones empresariales. En cualquier caso plantearemos, como lo hemos hecho siempre, que la última propuesta empresarial se le traslade a la plantilla en asamblea y sean los trabajadores quienes, en última instancia, decidadan a través de "plebiscito" convocado al efecto aceptar la misma o NO.

Relacionados

1 COMENTARIO

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img