Foro Ciudad Real 2014: la ciudad, espacio de convivencia

La segunda sesión del Foro Ciudad Real 2014 que organiza el PSOE de la capital tuvo como objeto de debate la ciudad como ámbito de convivencia, como lugar de encuentro, el modelo y la dinámica social y la ciudad prestadora de servicios a los ciudadanos, bajo el título genérico “La Convivencia en la Ciudad”.
forociudad
Diego Péris, arquitecto y persona con amplia trayectoria política (ha sido concejal, director general y vice consejero de Cultura), primero de los ponentes en intervenir, definió la ciudad como el lugar de unión colectiva para lograr unos servicios comunes y compartir espacios de relación, comunicación, intercambio. “Por ello, dijo, en la ciudad, lo público es un valor que debe estar por encima de lo privado. Los intereses comunes deben ser los que definan la gestión de la ciudad, desde la eficacia y la trasparencia”.

Péris se mostró partidario de hacer desaparecer las distinciones entre centro y barrios para que la ciudad crezca de forma uniforme, sin olvidar que las zonas “históricas” deben tener tratamientos singulares que valoren y potencien sus atractivos culturales.

En cuanto al desarrollo urbanístico, “sus plusvalías deben revertir en beneficio de todos”, y considera que se deben establecer mecanismos de máxima transparencia y control para evitar corrupciones. Además, abogó por una planificación de la ciudad desde criterios de sostenibilidad económica, medioambiental, de densidad de viviendas y población, con crecimientos que obedezcan a las necesidades reales de la población y no a procesos especulativos. Atendiendo a criterios de calidad de vida para todos sus habitantes en servicios básicos gestionados desde lo público; diseñando una movilidad que priorice trasporte público, el uso de la bicicleta, y la dotación de aparcamientos disuasorios.

A su juicio, el crecimiento de la ciudad debe planificarse para facilitar la residencia a precios accesibles, potenciar el comercio y generar áreas de posible crecimiento industrial que mejoren las ofertas de empleo. El arquitecto cree que el planeamiento urbanístico debe ordenar el crecimiento futuro y diseñar el desarrollo de la ciudad y estima fundamental, poseer una idea de ciudad compartida entre todos los ciudadanos. Considera que la estructura física de barrios de la ciudad puede ser un modelo para ordenar la participación de los vecinos en una ciudad que realmente sea un espacio de participación.

Por su parte, Agustín Espinosa, Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, profesor de Profesor de Ciencias Políticas y Sociología en la UNED y Concejal del ayuntamiento entre 2003 y 2011, expuso el modelo y la dinámica social de la ciudad desde su punto de vista. Para él, Ciudad Real es una ciudad política. Se ha configurado obedeciendo a decisiones políticas tomadas a lo largo del tiempo; fueron decisiones su fundación, la capitalidad, la instalación de la Universidad, la llegada del AVE. Partiendo de este planteamiento, para Espinosa alcanza especial importancia la ideología, una ideología en la que basar el nuevo modelo de ciudad.

Considera tan influyente la voluntad política, que incluso la dinámica interna de la ciudad queda determinada ella y puso como ejemplo la caída del desarrollo del tejido social. Cree imprescindible impulsar la dinámica social optando por un modelo de gestión participado para conseguir una ciudad cohesionada, contando con los grupos que defienden distintos intereses legítimos dentro del contexto de la ciudad.

El profesor cree que Ciudad Real tuvo la oportunidad de ser ciudad universitaria, ciudad de transporte, ciudad de servicios, ciudad comercial, gracias a decisiones políticas y que en adelante, todo volverá a depender de decisiones influidas por una ideología y una lógica de gestión concreta, que tendrá como consecuencia el futuro de esta ciudad. “No es tiempo de ofrecer obras, sin más. Es tiempo de pensar la ciudad, en su función, en su carácter, en si queremos ir más allá de su función administrativa, porque esta no deja muchas alternativas de desarrollo en el futuro”, manifestaba.

Miriam Pareja, que fuera concejal en el Ayuntamiento, Licenciada en Derecho y técnica en vivienda, se refirió a la ciudad vista no sólo como un espacio geográfico de asentamiento humano, sino como un lugar de encuentro, la suma ordenada de muchas individualidades en aras a un mayor bienestar, en el que la arquitectura, el urbanismo, la salud, los servicios públicos, la educación, la cultura y la convivencia ciudadana tienen que actuar.

Considera imprescindible inculcar el hábito de la exigencia ciudadana hacia lo público, señalando como institución pública más cercana al ciudadano al Ayuntamiento, porque dijo, “ser ciudadano supone preservar el espacio público. La falsa sensación de que no es de nadie representa un sentimiento de distanciamiento que es negativo”. Estima que favorece la vinculación del individuo con la ciudad, ofrecer más información sobre las actividades que desarrolla el Ayuntamiento y los servicios públicos que presta, al tiempo que favorecer la consulta popular sobre las cuestiones municipales en general y en particular sobre asuntos como el plan de movilidad urbano, la peatonalización de calles, las inversiones en la ciudad.

Sostiene que es esencial para garantizar la calidad de vida en una ciudad, preservar los servicios públicos, definiendo cuáles son los indispensables, precisando cómo han de prestarse y empeñándose en la calidad con que ha de recibirlos el ciudadano. Ofrecía algunas ideas para conseguirlo, como prescindir de lo superfluo (EMUSVI, publicidad, propaganda,…) para dedicarlo a prestar y mejorar servicios de calidad. Del mismo modo, es preciso a su criterio, frenar la externalización o privatización de los servicios públicos del ayuntamiento a cambio de un dinero que hipoteca esos servicios y a la ciudad, que se han hecho bajo la excusa de los manidos recortes.

Apostaba por un espacio para la convivencia y la calidad de vida construido por Ayuntamiento y ciudadanos a la par, caracterizado por un medio ambiente urbano adecuado y sostenible con espacios verdes integrados en la ciudad como áreas de de descanso y de ocio; por entornos accesibles sin barreras que permitan la participación de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida municipal; por mejorar el transporte público urbano, dotándolo del máximo nivel de calidad y favoreciendo su uso y por planes especiales de limpieza viaria para zonas de especial interés por su estado, su ubicación….

Para Miriam Pareja es ineludible en estos momentos, dada la situación económica, el desarrollo de un pacto local por el empleo que coordine instrumentos y agentes económicos de la ciudad, la creación de un Plan Local de Empleo propio y el fortalecimiento intensivo del comercio.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img