Advertisement
Inicio » A-41. Todo motor

Mercedes, hacia su primer Mundial de Fórmula Uno

- 30 mayo, 2014 – 06:25Sin comentarios
A41Ante el espectacular inicio de temporada que está ofreciendo la escudería oficial de Mercedes en F-1, donde está cercana de batir récords con más de veinte años de vigencia e instituir nuevos registros que llegarían a considerarse estratosféricos, muchos pueden sorprenderse ante el hecho de que la firma de Stuttgart a pesar de su indudable pedigrí en las carreras, todavía no posee un Mundial de Constructores de F-1. Una vida en las carreras Mercedes surge como nombre para la competición (ver nuestra 26ª entrega de Agosto de 2013) y su trayectoria simula al río Guadiana, solo que a lo largo de grandes espacios de tiempo, décadas más bien. Sin campeonatos definidos, la competición en los inicios de s.XX se basaba en carreras de mayor o menor importancia donde Mercedes, como más tarde Bugatti o Alfa Romeo, entre otras, destacaron aun sin ser consideradas dominadoras de las diferentes temporadas. Entre 1925 y 1927 se instaura un Campeonato Mundial de Marcas en torno a Indianápolis y otros tres Grandes Premios (en la época se hablaba de “Grandes Epreuves”) que no fructifica y donde la presencia de la marca de la estrella es poco relevante. motor1 Años más tarde, en los primeros treinta se crea, bajo la llamada Fórmula Libre un campeonato de Europa de Conductores que se disputa con poco eco en 1931 y 1932 con el dominio de Alfa Romeo y sus pilotos Fernando Minoia y Tazio Nuvolari, respectivamente. Desde 1935 hasta 1939, este campeonato pasa a ser dominado por los alemanes a causa del exuberante ritmo de industrialización del III Reich y Mercedes despunta sobre Auto Unión, hasta que la II Guerra Mundial corta en seco tan efervescente competición. motor2En 1954, ya en el Campeonato Mundial de Conductores de F-1, Mercedes vuelve a las pistas pero sólo durante dos años ya que en 1955, tras la tragedia en las 24 horas de Le Mans, abandona las carreras “definitivamente”. Ese “no eterno” a las carreras se acaba en 2010 cuando tras más de una década de motorizar al equipo McLaren la casa oficial entra como Constructor en el Mundial y sólo desde entonces aspira a un título que hasta ahora no ha podido conseguir. Evidentemente, éste es el año. La motor3Alemania nazi  El mejor escaparate de propaganda para los sueños megalómanos del III Reich eran las carreras de coches que causaban furor en todo el mundo. La Alemania hitleriana apoyó desmesuradamente a sus dos grandes fabricantes, Mercedes-Benz y Auto-Unión, propiciando, de paso una generación de pilotos alemanes que no ha sido tan densa ni tan capaz hasta la época actual. De veintidós carreras puntuables entre 1935 y 1939, los coches alemanes vencieron en veintiuna (14 Mercedes, 7 Auto Unión), exactamente los mismos números en vueltas rápida en carrera y de las quince “poles” cronometradas, ninguna fue obtenida por uno de los otros fabricantes europeos. En esta tremenda lucha surgieron arquetipos como lo de “las flechas de plata”, que no era exclusivo de Mercedes ya que el color plateado correspondía a los coches de carreras alemanes (los italianos, el rojo; franceses, el azul etc.), y una preponderancia de Mercedes con su W125 sobre los Auto Unión de Motor trasero. Los pilotos Mercedes lograron el título en cuatro de las cinco ediciones (3 Rudolf Caracciola y 1 Hermann Lang), dejando sólo la de 1936 para el brillante Bernd Rosemeyer, un joven piloto de tremenda proyección fallecido en accidente a mediado de 1938. El mismo Caracciola, con nueve victorias, es el referente, todavía de los triunfos en la mística de la estrella de tres puntas. Durante aquella época hegemónica, Mercedes consiguió el equivalente a siete dobletes consecutivos entre los años 1937 y 1938, dado que en la época las escuderías llegaban a disponer hasta de cinco pilotos en parrilla y algunos d estos “dobletes” fueron en realidad “tripletes” y “tetrapletes” lo que pone más en valía los actuales cinco dobletes consecutivos de Rosberg y Hamilton, indistintamente. Aquellos dobletes de los años treinta no eran tan monótonos porque aunque era Caracciola el habitual ganador, se unían a él los alemanes Lang, Hasse y Von Brauchistch y el británico Seaman, raro especimen del piloto ganador no-alemán junto con el legendario Tazio Nuvolari que obtuvo la única victoria de un coche italiano en esas 22 carreras, precisamente en el GP de Alemania de 1936 en el Nürburgring a los mandos de un Alfa Romeo de la Scuderia Ferrari (mira por donde). motor4 Fangio y los cincuenta  A mitad de la década del “baby boom”, el “rock & roll” y el “milagro alemán”, los Mercedes, nuevamente dirigidos por el genio Alfred Neubabuer, aparecen en competición en el Mundial de F-1 y en el recién creado de Sport-Prototipos (lo que hoy sería el Mundial de Resistencia, Le Mans Series etc.) con unos aportes técnicos totalmente revolucionarios e innovadores en el W196 tanto en configuración monoplaza como en la totalmente carenado que le daba un extraordinario plus aerodinámico para circuitos ultrarrápidos como Reims, Spa o Monza. Juan Manuel Fangio, todavía con un solo título en el bolsillo, hizo correr estos portentos técnicos y obtuvo consecutivamente dos títulos mundiales, siendo su escudero para la ocasión Stirling Moss (el campeón sin corona). De dieiciséis carreras disputadas entre estos dos años, Fangio obtuvo ocho victorias, siete “poles” y cinco vueltas rápidas, siendo hasta este mismo año el “top” de los registros de un piloto Mercedes en F-1; Moss, por su parte obtuvo una victoria, una “pole” y dos vueltas rápidas, además del subcampeonato en 1955, año en donde consiguieron cuatro dobletes consecutivos (uno de ellos, triplete). Sin embargo aquella brillante proyección que recordaba la hegemonía pasada, acabó demasiado pronto con la tragedia de las 24 Horas de Le Mans donde se vieron involucrados coches de la marca y que acabó marcando la historia del automovilismo. motor5 No sólo Mercedes dejó todos los ámbitos de la competición automovilística, hasta regresar en los finales ochenta más o menos de forma encubierta, sino que toda una nación como Suiza prohibió las carreras de autos, veto que aún hoy sigue en vigor. Aquellos dos títulos de pilotos, no lo fueron en cambio de Constructores ya que, en la época, todavía no existía un premio a ellos y el que acabaría creándose, El Trofeo Internacional de Constructores (precedente del actual Campeonato Mundial) no se instituyó hasta 1958. Ahora sí  Cuando en 2010 el campeón en título, Brawn GP, se convierte, en otra genial jugada maestra de su propietario, Ross Brawn; en Mercedes GP apoyada por la casa madre y la petrolera malaya Petronas, no se repara en gastos para incluir en el equipo al heptacampeón Michael Schumacher que vuelve de su retiro dorado en lago Leman para acompañar al joven Nico Rosberg y con el que comparte responsabilidades y mediocres resultados en las temporadas siguientes. El fichaje en 2013 del díscolo británico Lewis Hamilton y, sobre todo, la nueva reglamentación híbrida de la F-1, devuelven de nuevo al primer plano, a los triunfos y a la apabullante superioridad a los bólidos de Mercedes. motor6Con cinco dobletes consecutivos han superado la época de Fangio y la de Caracciola (en un año), y pueden batir en Canadá el récord absoluto de la F-1 con seis dobletes. La edad dorada de los coches plateados (ahora por exigencia del marketing) está por llegar y con una ventaja descomunal en la tabla de constructores (141 puntos sobre Red Bull y 264 sobre Ferrari) unido al hecho de que ningún otro monoplaza que no sean los suyos han liderado todavía un Gran Premio, nos hace “profetizar” que el primer título Mundial de F-1 para la casa de Stuttgart será este preciso año. motor7 Evidentemente como eso va a ocurrir, habrá que colegir que Rosberg o Hamilton serán los pilotos agraciados. En el histórico de victorias, ambos llevan cinco, aunque en el caso de Lewis cuatro de ellas se han producido este año y de forma consecutiva lo que le acerca (según cierta cabalística) al título ya que ningún piloto con ese registro ha dejado de ganar el título final. La guerra abierta entre los dos, a raíz de las cuestiones suscitadas en Mónaco, expande el horizonte a una gloriosa batalla en trece actos (las carreras que quedan) donde los comparas serán los dos Red Bull y (ójala) un Ferrari, el de Alonso, al día de hoy los único cualificados para hacer cosquillas al gigante alemán y su monopolio de la Fórmula Uno de 2014. Juanma Núñez A41- Todo Motor
Etiquetas: , , ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.