Advertisement
Advertisement
Inicio » Entretenimientos

Gafas para no ver

- 16 agosto, 2014 – 10:084 Comentarios
“Si sustituyéramos las lentes de colores que a diario nos ponemos para analizar los problemas de distinta índole, por otras completamente transparentes…sin duda veríamos todo lo que sucede de una manera mucho más nítida y por lo tanto más veraz; y quizá encontraríamos de una vez por todas la salida a este laberinto sin sentido en el que nos hallamos perdidos, a esta angustiosa noria existencial sobre la que giramos y giramos desde hace muchos años”. fermingassolLos hombres primitivos no usaban gafas, todo lo que les interesaba ver lo tenían al alcance de la vista y que siempre debía ser más de lo mismo; las gafas las inventó mucho tiempo después un cristalero veneciano en el siglo XIII para responder al interés del hombre por ver mejor lo que sus ojos no podían apreciar con nitidez, por eso los llamaron anteojos. Las gafas son un gran invento, nos permiten ver lo que interesa y si por el contrario lo que pasa ante nuestros ojos no es agradable o suficientemente importante nos las quitamos si las tenemos puestas o las dejamos donde están. De esta manera vemos lo que queremos y ya sabemos, ojos que no ven…Todo menos ponérnoslas para no querer ver…o imaginar y justificar únicamente lo que previamente queremos ver. Porque las gafas fueron inventadas para responder a la curiosidad del ser humano, para ver mejor la realidad a nuestro alcance y verla tal como es, sin aumentos ni distorsiones; los microscopios y los prismáticos respondieron después a nuestra curiosidad por ver mejor lo que hay más acá y más allá pero presentando siempre la realidad sobredimensionada o vanidosa, extremo del mayor de los” imanes visuales” los telescopios que permiten hoy acercarnos a la antesala del cielo con la tentación de alargar el brazo para introducir la llave o quizá para sentarnos en alguna de las estrellas “más cercanas”. Sin embargo hoy damos a las gafas utilidades distintas a las de ver mejor. Gafas con cristales neutros, gafas de sol, gafas de colores, gafas estéticas, puramente ornamentales. Hay gafas que sirven para solucionar complejos, gafas que se utilizan para disimular la narices prominentes, o aparentar seriedad, gafas que sirven para ocultar la mirada, gafas pensadas también para no ver ni ser visto, gafas oscuras y envolventes que una vez puestas hacen creer que estas detrás de una diminuta ventana por la que ves a los que no te ven. Con gafas oscuras el saludo es menos obligado y como extremo y desatino, la utilidad más antinatural que podemos dar a las gafas es ponérnoslas para no ver nada. Son las gafas que nos ponemos a manera de antifaz para que nada moleste nuestros sueños mientras dormimos, ni podamos apreciar la realidad mientras vivimos porque nos pueden incomodar o comprometer y es que el interés del hombre por ver bien no ha llegado aún a ser tan grande como para pensar en inventar las gafas, los prismáticos, o telescopios que permitan ver lo que existe en nuestro interior, pero todo es cuestión de tiempo. En el interior de la persona hay un mundo enorme por explorar y conocer que comienza aquí mismo en la epidermis y acaba allá en el infinito del pensamiento y del corazón, en la nitidez de las ideas y en el universo de la solidaridad. Nada hay más gratificante en la vida de una persona que querer ver bien, ver lo que hay cerca, ver mejor la que hay lejos para anticiparse a lo que viene de camino, ver lo que viene de frente o de lado, ver hasta lo que nos viene por detrás como a traición, ver con las lentes progresivas de la cultura, el desarrollo y sobre todo de la autenticidad. Las gafas siempre quieren decirnos la verdad. Fermín Gassol Peco
Etiquetas:

4 Comentarios »

  • blisterr dice:

    La moda actual se basa en una gafas opacas con filtro ultra protector, realizadas con alambre mallado al milímetro para que no quepan los dedos del inmigrante y forradas con una concertina bien afilada que deje perfectamente cortados los músculos de aquel que ose querer vivir como los rancios y anticuados occidentales a los que no nos falta de nada.

    Luego están las gafas ideológicas, con un filtro demagogo que solamente dejan ver lo que quieres ver y que convierten lo negro en blanco. Esas solamente están a la venta en los parlamentos regionales y en el nacional. Por supuesto, tienen sucursales de venta en la inmensa mayoría de los partidos políticos.

    Las menos exitosas son aquellas de cristal transparente. Son realmente dolorosas para el ojo humano blanquito, aunque tienen la opción de pixelado para evitar ver escenas dolorosas. Es más, no sé si por error del oftalmólogo o del técnico optometrista, solamente sirven para ver de cerca. Total, para qué querer ver más allá de sus narices.

    También están la Ray Ban, especiales para piloto. Te ayudan a protegerte de los rayos del sol. Del resto da igual, porque como van siempre por encima de toda la humanidad.

    En fin, menuda colección de gafas hay para elegir…

  • Fermin G. dice:

    No me llames extranjero…por haber nacido lejos…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.