Síndrome Brandt

José RiveroAlrededor de 1973, los organismos de seguridad e inteligencia de la República Federal Alemana recibieron información sobre uno de los asistentes personales del canciller Willy Brandt.
Y así se supo que Günter Guillaume, era un espía de los servicios de inteligencia de la Alemania Oriental. Guillaume fue detenido el 24 de abril de 1974, y muchos culparon a Willy Brandt por tener un espía comunista en su proximidad y le responsabilizaron del desliz. Pero ¿cómo saberlo? Estas cosas, sobre la integridad moral y sobre la entereza cívica del subordinado, propuesto, admitido y designado, no se saben nunca. rv-05Y  siempre hay una escapatoria: ‘No lo sabía’, ‘Me ha defraudado’, ‘¡Que decepción!’  O ‘¡Qué desengaño!’. Bien diferente del caso alemán que comentamos. Caído en desgracia, Brandt renunció a su cargo como Canciller el 6 de mayo de 1974. Sin que él hubiera sido responsable más que de la designación de Guillaume.

rv_01
Si el ejemplo de Brandt, dimitir por un error indirecto no por una acción propia, cundiera en España, probablemente el Monte de la Política, parecería un despoblado y yerto paisaje y por ello sería ya el Monte Pelado. Si cada vez que alguien, promovido, promocionado, sostenido y avalado por un superior, cayera en la red de la falta, en el pozo del delito, o en la sombra de la imputación, arrastrara al superior a su marcha o dimisión, el ejercicio de saneamiento de la Política habría mejorado el valor medio de la democracia. Pero aquí por lo que se ve, y por lo ya visto y padecido, nadie acepta el error del subordinado, y con ello la solidaridad de responsabilidades. Nadie asume la responsabilidad de un nombramiento equivocado: desde el lejano Roldán (sólo dimitió Antoni Asunción, que no lo habría propuesto, sino que cargó con el mochuelo de otros), a los próximos Bárcenas o Granados. Nadie – dicen ahora – los conocía, no tuvieron padrinos, llegaron solos a la cúspide del Monte Pelado. Por eso, la excepción del que con la marcha del presunto estafador y del corrupto manifiesto, propone la suya propia, como remedio al yerro y a la equivocación. O al presunto delito de aquel que sostuvimos, quisimos y apoyamos. Como si no hubiera vasos comunicantes.rv-02

Baste ver las caras que se van descubriendo en algunas imágenes pasadas, cuando surgen a la luz actual y las interrogamos desde el presente. ¿Qué hacía Alfonso Guerra o Zapatero  con Fernández Villa?, ¿lo mismo que Bárcenas con Rajoy, y que Aznar con Blesa?, ¿no es igual que la foto de Aguirre saltarina con Granados, que la de Rato con Cospedal?  De la condescendencia del pasado al horror del presente; del compadreo selectivo al terror del contagio; de la charla meliflua al pánico a que nos identifiquen como ‘compañeros de fatigas’ sobre el Monte Pelado.rv-04rv-03

Periferia sentimental
José Rivero

 

Relacionados

Euromillones

3 COMENTARIOS

  1. Mala leche se me ha puesto leyendo y viendo las fotos. Qué mala leche!!!

    Solo se me ocurren soluciones animales e irracionales para estos casos. Es lo que tiene que el ASCO sea inmensamente mayor que el desprecio racional a estos trileros.

    Hemos tenido que comprar la cama, los preservativos, los lujos asiáticos, nos han violado, no nos han pagado y, encima, ahora quieren el libro de reclamaciones del prostíbulo ilegal llamado España para que les devolvamos el dinero.

    Me pincho y no me sale sangre!

  2. Esta gentuza pepera juró cuando perdieron las elecciones 2004 que volverían para vengarse y nos robarían hasta el cepillo de diente y han cumplido con creces ,lo que pasa es que no se percatan que la gente ya no aguanta tanta mierda.

  3. Lo que hay que hacer es adaptar el noble y castizo lenguaje del hidalgo castellano a la sucia y esperpéntica realidad dominante. ¿Qué tal «aprovechado de fatigas» o «piojo cojonero»?

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img