Inicio » Opinión

Democracia de baja calidad

- 17 diciembre, 2014 – 00:515 Comentarios

Isidro Sánchez Sánchez. Integrante de la candidatura a primarias de IU de Ciudad Real.- Hay autores que afirman, como el profesor Vicenç Navarro, que la prosperidad económica, cuando la había, ha tenido íntima relación con una democracia de baja calidad, por una serie de razones como, por ejemplo, la ley electoral. A pesar de que en principio el fin era bueno –se intentó evitar un Parlamento muy fragmentado–, el resultado ha sido un bipartidismo asfixiante.

opinionEn muchos aspectos los grandes partidos han dejado de ser asociaciones garantes de la voluntad ciudadana para pasar a ser elementos autocomplacientes, con elevados niveles de corrupción y la utilización frecuente de la mentira.

Han dominado la vida política, los procesos electorales y, por tanto, el Parlamento. Y lo han hecho gracias a la utilización de grandes medios, tanto económicos como administrativos. Ha sido posible gracias a sabrosas subvenciones económicas –tanto a los partidos como a las fundaciones dependientes–, a la utilización de listas cerradas y bloqueadas, a las condonaciones de deudas por la banca, a los espacios gratuitos en los medios… Además, en una partitocracia intensa, han controlado la designación de los miembros de instituciones como el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas y otros.

isidroEn buena medida ya no representan a la sociedad ni buscan el provecho de los electores, de los sectores de la sociedad más desfavorecidos. Se dedican, más o menos, a preservar sus propios intereses y los de la oligarquía económica y financiera, que sin ser elegida por nadie impone su voluntad por medios muy diversos.

El ejercicio de todo ese poder ha generado, según afirmaba el periodista Javier Pradera en un magnífico libro –Corrupción y política. Los costes de la democracia–, una gran desconfianza de los ciudadanos hacia los políticos, cuyas causas hay que buscar “en el recurso frecuente a la mentira y en el incumplimiento habitual de las promesas”. Pradera lo escribió en 1994, lo guardó en un cajón y tras su muerte su viuda lo ha dado a la edición, de manera que ha aparecido en 2014 pero con una actualidad rabiosa y las sucesivas encuestas del CIS muestran a las claras la desafección.

Pero todo ese poder político, como indica el periodista Ignacio Ramonet, que fue director de Le Monde Diplomátique, en su obra La Tiranía de la comunicación, queda relegado frecuentemente a un tercer lugar, detrás de los poderes económico y mediático. Esa democracia de baja calidad tiene que ver con unos poderes fácticos muy fuertes, sobre todo económicos. En ese sentido es preciso recordar que las empresas que dominan la actividad económica y un buen número de grandes medios culturales e informativos están controlados por los insaciables herederos financieros que apoyaron al franquismo, reunidos en gran medida en el IBEX35. O dicho de otra forma, el poderío económico que mangoneó durante los cuarenta años de dictadura han seguido manejando a sus anchas durante los casi cuarenta de democracia. Es decir, se puede afirmar que hay una democracia política, elemento importante en una España con dos dictaduras en el siglo XX, pero que no se ha completado con una democracia económica y social.

Sin embargo, tras el terremoto político y social iniciado con el 15M, vivimos un vertiginoso 2014, con significativos retos en el país. Conocemos cambios importantes y creo que vamos hacia una segunda transición. El régimen del 78 está moribundo, como muestran los resultados de las elecciones europeas, la reducción del bipartidismo, la propia abdicación del Rey o la desaparición de capitalistas importantes. Vamos a ver una serie de cambios que seguramente certificarán esa muerte y se construirá una segunda transición. Veremos si llega con ruptura, como quieren sectores sociales y políticos a la izquierda, o producto del continuismo, con más de lo mismo, como desean oligarquías económicas y grandes partidos del turno. Es una incógnita en los tiempos revueltos e intensos que vivimos.

Etiquetas: , , ,

5 Comentarios »

  • Lo dan por supuesto dice:

    “Integrante de la candidatura a primarias de Ciudad Real”.

    ¿Candidatura de qué partido? ¿Primarias para elecciones municipales en Ciudad Real o para autonómicas por la provincia de Ciudad Real?

    Hay que ser un poco más precisos al dar la información o al escribir los artículos.

  • Gonzalo dice:

    Si “el poderío económico que mangoneó durante los cuarenta años de dictadura han seguido manejando a sus anchas durante los casi cuarenta de democracia”, entonces de “democracia” nada. Ni “política” ni de ninguna otra clase.
    Por favor, basta ya de llamar “democracia” a nuestro sistema político. Es desinformar a la gente, es mantener el engaño, es hacerle el juego a ese poder económico que nunca ha dejado de gobernar este país.
    Lo primero que tiene que ocurrir para que podamos cambiar las cosas es que la gente comprenda dónde está el problema que tenemos. Mantener la tergiversación que ha promovido el Sistema con determinados términos, como “democracia”, no ayuda.

    • Blisterr dice:

      Fantástico artículo y no menos fantástico comentario.

      Gracias a los dos!!

      Es cierto que no ha habido democracia real desde 1978 y ahora el PP quiere que cualquier atisbo de la misma acabe con la Ley Mordaza.

      Espero que tengáis más tiempo para escribir más y que la gente despierte del atontamiento al que nos tienen sometido.

  • corrral de comedias dice:

    Es verdad que ahora, en el próximo 2015, más que nunca, tenemos la posibilidad de mejorar la calidad de nuestra democracia. Yo creo que no vamos a dejar pasar la ocasión. Y eso a pesar de la camisa de fuerza que nos imponen las corporaciones financieras internacionales, tanto desde fuera, como desde dentro a través de numerosos voceros a su servicio.
    Y es que, hagamos lo que hagamos, se la van a tener que tragar, y se la van a tragar, porque esos poderes meten miedo a los ciudadanos para condicionar su libertad, pero también tienen bastante que perder.
    Hoy hemos tenido un ejemplo de como funciona el poder económico global. Si ayer la bolsa de Moscú retrocedió un 15% (acumulado casi el 40% en la semana), con un tipo de cambio en tendencia hacia los 100 rublos/dólar y un precio del barril de petróleo bajando significativamente de los $60, hoy resulta que la bolsa sube un 14%, el tipo baja a los 75 rublos/dólar y el barril de nuevo sube por encima de $60.
    Total, que ni embargo a Moscú por la crisis ucraniana, ni gaitas, las petroleras rusas están endeudadas en dólares y no se las puede dejar caer (no es Grecia), así que el descalabro ya lo pagará alguien, Los acreedores aglutinados en grandes entidades financieras internacionales ya decidirán si pagan los ciudadanos rusos en cómodos plazos o repartirán el coste entre otros (igualdad en el reparto de la miseria, que es lo única igualdad que entienden.
    Ni que decir tiene que ese corporaciones juegan , cruel paradoja, con nuestro dinero, el de todos los que no lo tenemos debajo de la baldosa. Esas entidades que operan con fondos de pensiones u otros productos, tienen siempre el respaldo del gobierno del imperio (EEUU, por si alguien ha legado tarde), ya que dejar caer a lehman brothers fue más bien un experimento para tener referencias en el futuro. Luego están, claro, el FMI, La City, el Bundesbank (con su satélite el BCE) etc.
    Pero, en cualquier caso, soy partidario de pensar primero en nosotros mismos, y luego ya veremos, porque los que meten miedo tienen también mucho que perder, y aquí la mayoría no tenemos tanto que perder. A lo mejor es eso. Por tanto, de acuerdo con el profe Sánchez: a mejorar la calidad de nuestra democracia, que depende de nosotros solitos.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.