Inicio » Ciudad Real

Ciudad Real: Los Hermanos Maristas comenzarán en enero la construcción de la escuela en Bangladesh

- 26 diciembre, 2014 – 19:21Sin comentarios
El proyecto de construcción de un complejo educativo en la región bangladeshí de Moulovibazar camina ya con paso firme y tiene los cimientos puestos en varios de sus edificios. De hecho, Pablo Alonso, el autor de ‘No me gusta la verdura’, que es uno de los proyectos que busca financiar la construcción del complejo, comprobó de primera mano el estado de las obras. bangla El autor del cuento solidario se desplazó hasta Bangladesh para contemplar el encomiable trabajo que realizan los Hermanos Maristas en un proyecto que pretende construir un complejo educativo con el objetivo de mejorar la situación de los hijos de las familias que trabajan en las plantaciones de té de Moulovibazar. Alonso destacó que “la situación de esclavitud que viven allí las familias hace muy difícil que los niños tengan posibilidad de un futuro mejor, por lo que el proyecto de los Hermanos Maristas será clave para sus esperanzas de progreso”. Alonso visitó los actuales centros educativos de esa parte de Bangladesh, y contempló las condiciones en las que se encuentran los que acogen día a día a los más pequeños de las familias que se dedican a recoger las hojas de té. “Este tipo de explotaciones no se rige por el actual marco normativo bangladeshí, ya que funcionan según las leyes de la época colonial”, explicó Alonso. Por ello, quedan fuera de la protección de un gobierno en un país “en el que la concepción del sistema público es muy limitada”. El complejo educativo tiene ya en fase avanzada la casa de los Hermanos Maristas, que servirá para acoger a los educadores del futuro colegio. Asimismo, el internado femenino ya ha comenzado su fase de cimentación y, en enero, será el turno de la escuela que será financiada en gran parte gracias al cuento solidario ‘No me gusta la verdura’. Las ayudas que están recibiendo los Hermanos Maristas para la construcción de este ambicioso proyecto llegan desde varios frentes. No solo a través de las ventas del cuento solidario ‘No me gusta la verdura’, sino también gracias a la colaboración de organizaciones benéficas como la ONGD SED, uno de los principales apoyos que tienen los maristas en Bangladesh. Y es que, como aseguró Pablo Alonso, “toda la ayuda que puedan recibir los Hermanos Maristas es poca”, ya que además de las complicaciones burocráticas y de adquisición del terreno, destaca el alto precio de las piedra, un material escaso en el país y que tiene que ser importado. El cuento solidario ‘No me gusta la verdura’ es un cuento escrito por Pablo Alonso e ilustrado con la ayuda de los niños de los colegios de toda Castilla-La Mancha y con los centros educativos maristas de toda España. Tiene el apoyo de la ONGD SED y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y puede adquirirse en la web www.globalgestioninnovation.com y en www.sed-ongd.org. Tiene un precio de 5 euros y todo irá destinado a la construcción de la escuela en las plantaciones de té de Bangladesh. Por el momento, se han vendido 9.500 ejemplares del cuento solidario, y solo quedan 500 para completar un proyecto que servirá para que los niños de las plantaciones de té de Moulovibazar tengan la opción de acceder a una educación mejor.
Etiquetas:

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.