Inicio » Una Cosa Más

Desconexión

- 1 abril, 2015 – 15:006 Comentarios
ManoloValero3Lo suelo hacer con frecuencia: sesiones de desintoxicación mediática e internáutica. Es muy sencillo y no cuesta dinero. Basta con condenar la televisión a sólo las horas nocturnas y para ver alguna peli, algún documental de National o This is opera… y apagar el ordenata. Si, ¿qué pasa? ¿Puedo? Pues eso. El efecto es rejuvenecedor y te asombra la facilidad con que tomas distancia de las cosas a poco que pasen dos o tres días sin internet, sin prensa, sin tele. Es como una ducha natural que te limpiara la piel de los daguerros que se nos estampan a cada hora y te dejara pies y manos sin padrastro alguno. O sea, listo, para ver, tocar y caminar de nuevo. Pero, ay, el efecto secundario de la cura: reingresado en el zoco loco todo te asalta con energías renovadas y aun peor, con la certeza de que todo sigue exactamente igual. Uno se consuela con que esa testaruda inercia de las cosas lleve a un punto que nos ponga en la disyuntiva final de retornar o darle con el pie a la espoleta. Pero ya digo, dos o tres días cercenados los hilos que nos atan a estos jodidos inventos que nos obligan incluso a convivir con quien no quieres y a soportar las tonterías del prójimo, y uno tiene la ensoñación de una insólita lucidez. El campo es ya un ensayo de la primavera, las últimas lluvias lo han reverdecido , y una insignificante oruga camina de un lado a otro del sendero, ajena a la obesidad de un engendro al que llaman la princesa del pueblo. Los mismos árboles del sendero se disponen al estallido final ajenos a la altivez con que algunos políticos juzgados por manoslargas miran a los de las togas. Pero el regreso es duro. Llegas y pones la caja asesina y ves cómo unos señores que van de periodistas sin que la Asociación de la Prensa les mande un par de guardias civiles, hablan de que a la Pantoja le habían robado unas bragas en prisión y… ¿qué haces? ¿Huyes? ¡¡El pueblo lo demanda, idiota!! Pero... ¿no habíamos quedado en que el pueblo es sabio? Pues habrá que ir reconsiderándolo. Sigues y ves a una señora alcaldesa popular que se aburre en su propio juicio y descubres que un tal Jesús Cintora, el matutino incordiante, ha sido fulminantemente cesado del Tabernáculo Cuatro, sin que los tertulianos más radicales de la gauche divine (diaboliques) le hagan un feo a la dirección y se planten en solidaridad con el chico que los jaleaba y por el que cobraban. Llevo reenganchado a esto unas horas hasta la próxima desconexión y aún no he oído ni leído comunicado alguno de la nueva formación que viene a prometernos una nueva España contra semejante atropello. Luego lees que será desde Madrid desde donde Podemos teledirijirá las negociaciones con Susana Díaz, que fue la presidenta que adelantó las elecciones arguyendo inestabilidad y la ha traído renovada y engordada, ella, la que se besa con Teresa y que debería dimitir por dos razones: por mentir y por seguir en el mismo sitio, ni palante ni patrás, con los mismos diputados de hace cuatro años después de tanto paripé. ¿Y por los ERE,s? No. El pueblo andaluz hace años que perdonó a los donantes. El pueblo es sabio. ¿El mismo pueblo que jalea por la princesa obelixa? Es sabio. Punto. Y está lo del desembarco de socialistas del terruño a Podemos. Y a uno le sorprende la sorpresa que tal cosa suscita, cuando es hábito crónico y porque al fin y al cabo es ir de un Pablo a otro y de una iglesia a otra. Y finalmente lo de IU, atacada desde dentro por beldades con mentiras. De ahí que nuestro querido Cayo, honrado, perseverante, ande a la desesperada cantándole los bastos a los suyos ante lo que se le avecina. Él, honrado, cabal, coherente, prácticamente desahuciado, y otros aupados a los oropeles, engordados por la gratitud olvidadiza. Oh, perro mundo, cuánto dolor se agrupa en mi costado .. Lo del bajón de la España futbolera es sólo un acicate más para la depre colectiva de un país que tiene el partido en el gobierno en los juzgados, un nacionalismo corrupto a punto de convertirse en capitán de una balsita de piedra, un partido de la oposición a navajazo limpio con sinuosos exdirigentes y expresidentes de celestinos para restaurar en Castilla-La Mancha y allende, el orden natural del socialismo que nunca debió ser expulsado de los corazones de los manchegos. Y al fondo, el sonido subcultural de la procesión, la otra gran esquina junto a los toros que exasperan a los intelectuales de nuevo cuño. Todo tiene una bis cómica, un toque de humor liviano, pero suficiente para seguir hasta la próxima desconexión sin perecer en el intento. Una cosa más Manuel Valero
Etiquetas: , ,

6 Comentarios »

  • Fermin G. dice:

    «Oye patria mi aflicción»…y en esas seguimos estando…

  • José Rivero dice:

    Esa Desconexión/Desintoxicación habría que ejercitarla con alta frecuencia y con alguna intensidad. Para desacostumbrarnos de la molicie rugiente. Para sentirnos livianos y despistados. Para formar la inmensa minoría como decía JRJ. ¡Ay las masas y sus razones y sentidos!

  • Ángel Romera dice:

    Hay otro tipo de desconexión más radical: apagar la tele definitivamente y no leer nada posterior a 1927.

  • Luis Mario dice:

    Buena reflexión Manolo.
    ¿No has hablado de desconectar…del móvil o no lo he leido?
    Creo que podemos vivir sin tele y sin internet…»unos días», pero sin móvil!!!
    El móvil es como el DNI. Si no tienes no te puedes inscribir en nada o casi nada. Ya me ha pasado alguna vez que a la hora de «apuntarme» a algo no he querido dar el móvil y no he podido seguir…
    Buen artículo Manolo!!

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.