Inicio » Opinión

Mucha mierda a todos

- 15 junio, 2015 – 17:02Sin comentarios
Pedro Maria Castellanos. Delegado de UPyD en Manzanares.- Sobre un escenario comenzó a mediados de 2011, la representación de una tragicomedia que duró toda una legislatura. Fue el comienzo de una actuación en la que los personajes principales se limitaron a actuar sin mirar al público y sin escuchar los cada vez más sonoros abucheos. opinion El Gran Teatro acogió de nuevo la sesión plenaria de investidura del nuevo alcalde de Manzanares. Sobre las tablas de un escenario comenzó este año el baile de las ilusiones, con algunos momentos bochornosos que nos avergonzaron a todos y que me obligaron a ausentarme del acto por vergüenza ajena. Algunos piensan que esta legislatura será una nueva versión de aquella pantomima que pudimos ver hace ya tiempo, cuando el recién investido alcalde, tenía el papel de portavoz del gobierno. Otros, sin embargo, piensan que será un “remake” de la misma obra que hemos estado viendo durante los últimos cuatro años, es decir, distintos actores pero el mismo guión. Ambos casos serían fatales para nuestra localidad. Lo que sí está claro es que el elenco de actores secundarios es mucho mayor. Destaca entre todos ellos la figura del Concejal de UPyD. Éste ha demostrado durante toda la campaña que mira a la gente a los ojos. Mientras los otros interpretarán su papel fijándose en sí mismos, él se detendrá a escuchar lo que los vecinos, el público, tiene que decirle. Jerónimo, actor del método, el método de UPyD, defiende la idea de que es el público el que debe moldear su actuación. Entiende que trabaja para todos y cada uno de los casi 19 mil directores de escena que tiene esta obra y lo más importante, le ha prometido a todos los que el pasado 24 de mayo compraron la entrada para verle, a los que le votaron, que si no les convence, les devolverá el dinero; en otras palabras, que si no les convence su actuación dentro de cuatro años le saquen de la escena, no volviéndole a prestar su confianza en forma de voto. Permítanme un consejo al resto del reparto, cuidado porque a veces, un solo actor, aunque sea secundario, puede acabar convirtiéndose en el verdadero protagonista, arrebatándole el Goya a la transparencia y al trabajo duro a quienes en principio y sin ni siquiera empezar la función, ya están celebrando que lo recibirán. Y para concluir, y siguiendo el símil teatral que ha servido de hilo a este artículo de opinión, sólo puedo desearle mucha mierda a todos, porque de todos depende el futuro de nuestra localidad.
Etiquetas: ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.