De Erasmus por Jaén

Las sesiones de zumba y las alitas de pollo de San Solterín han quedado atrás. Tata y sus amigas emprenden una nueva aventura y ponen rumbo a Jaén. Suben directamente al Castillo y disfrutan de las vistas desde el Cerro de Santa Catalina. A los pies de la cruz que preside el monte se maravillan de la belleza de la Catedral de Jaén. No es para menos, aunque casi se las lleva el viento en pleno éxtasis contemplativo. La jornada termina en un pub "con gente rara" y un huracanado paseo.tata-jaen

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img