El Gobierno de Castilla-La Mancha aprueba el Plan de Inspección de Consumo para 2016

La Consejería de Sanidad, a través de su Dirección General de Salud Pública y Consumo, con el objetivo de aportar la máxima transparencia e información a los agentes de mercado en lo que a las actuaciones inspectoras en materia de consumo se refiere, recientemente publicó en el Diario Oficial de Castilla La Mancha la orden por la que se aprueba el Plan de Inspección de Consumo y Control de Mercado de Castilla-La Mancha para el presente año.

La ley del Estatuto del Consumidor de Castilla-La Mancha encomienda a la inspección de consumo del Gobierno Regional y de la Administración Local la realización de las inspecciones necesarias para garantizar que los productos y servicios de uso y consumo puestos a disposición de los consumidores, en cualquiera de sus fases de comercialización, cumplan los requisitos legales.

Las comprobaciones que estas administraciones pueden realizar van dirigidas tanto a garantizar las características técnicas, de seguridad y comerciales de estos productos y servicios, como su ajuste a las expectativas que puedan motivar su adquisición (presentación, publicidad, precios, etc.).

En el desarrollo de esta actividad inspectora se incluyen no sólo los productos y servicios finales puestos a disposición de los consumidores sino también las materias primas, establecimientos y maquinaria empleados en la producción, distribución y comercialización de aquéllos.

Asimismo, la inspección de consumo también podrá comprobar la perfección y ejecución de contratos entre consumidores y empresas cuando estos puedan dar lugar a ejecución de potestades administrativas, independientemente del medio a través del que se realicen las ofertas de contratación y los propios contratos.

Además de las actividades de control, la ley también reconoce otras modalidades de inspección como son la de investigación y obtención de información sobre sectores del mercado sometidos a estudio y la de asesoramiento e información a los agentes del mercado. Estas modalidades se incluyen en la programación con la finalidad de favorecer el correcto cumplimiento de las normativas y la extensión de buenas prácticas comerciales o de fabricación.

El Plan contempla los objetivos cuantitativos de las actuaciones inspectoras programadas y que en este año se concretan en 2.605, lo que supone un incremento del 2.6% con respecto a lo programado para el pasado año. De estas actuaciones, 165 se refieren a las tomas de muestras de diversos productos para su control analítico de calidad.

Entre las campañas de inspección de ámbito nacional destacan las de control de la información alimentaria, de seguridad de equipos de protección individual (cascos, gafas de sol y máscaras), o el control del contenido de condiciones general de contratación en contratos de crédito al consumo en clínicas dentales, academias, agencias de viaje y compraventa de vehículos nuevos.

A su vez, las campañas de inspección regionales se centran en el control de la indicación de precios, tabaco y aceiteras en el sector de hostelería; de la información y garantías en tiendas “outlet” de electrodomésticos; de los Servicios de Asistencia Técnica de teléfonos móviles y “hardware” informático; y de la información precontractual, cláusulas abusivas y garantías en la compraventa de vehículos usados.

Finalmente, también se incluyen en el Plan otras actuaciones de carácter no programado, principalmente derivadas del funcionamiento de la Red de Alerta de Productos de Consumo para garantizar la seguridad de los productos de consumo no alimentarios puestos a la venta en Castilla-La Mancha. Estas actuaciones suponen un alto volumen en el total de la actividad inspectora en materia de consumo.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img