El Manzanares F.S. está bloqueado mentalmente y necesita con rapidez un punto de inflexión

Juan Díaz-Benito.- Ficha: Manzanares FS: Morales, Chin, Charly, Javi Lira y Kita. También jugaron Celso, Hurta, Adri, Carlos y Omar.

Torres de la Alameda: Álvaro, Ayala, Longui, Cabe y Álex. También jugaron Cano, Cris, Nano, Víctor e Isi.

Goles: 0-1, Ayala (min. 16). 0-2, Ayala (min. 25). 1-2, Liria (min. 26). 2-2, Chin (min. 30). 3-2, Chin (min. 33). 3-3, Cris (min. 33). 3-4, Ayala (min 39).

Árbitros: Carrión Álvarez y García Núñez – Mesa: Gracia Álvarez, de Toledo. Bien en líneas generales, aunque se les reclamo un posible penalti a Adri en el área visitante.

Tarjetas Amarillas: Por el Manzanares, F.S.: Charly, Kita, Javi Liria. Por el Torres de la Alameda, F.S.: Cabe.

Incidencias: Unas trescientas personas en las gradas del pabellón municipal de la calle Maestro Villatoro, los cuales recibieron al equipo local con un gran aplauso que se tornó en silencio al final del partido.
Muchas ocasiones e infinidad de fallos
El Manzanares, F.S. parece que ha caído en una dinámica negativa en donde podemos ver a un equipo generalmente superior a sus rivales, tanto técnica como físicamente, pero débil anímicamente. Da la impresión de que están bloqueados mentalmente, siendo incapaces de gestionar el tiempo de juego ni de encontrar las soluciones sobre la cancha, por lo que tal vez necesitan un punto de inflexión que bien podría ser el partido del próximo domingo en Leganés.

El Manzanares, F.S., se ha encontrado sobre la cancha con un equipo inferior, pero muy voluntarioso, que estaba ordenado en defensa y que ha aprovechado las carencias y fallos del Manzanares. Da la impresión de que todos los equipos que últimamente pasan por la bombonera han encontrado la forma de ganar al equipo azulón.

Una jornada más, los locales no tuvieron su día a pesar del buen comienzo de partido con una excelente jugada entre Javi Liria y Kita, que finalizó este con un disparo a la derecha del portero visitante. El Manzanares, dominaba el partido pero no conseguía la suficiente claridad de cara a la portería madrileña. La mala suerte de nuevo hacía presencia en forma de lesión, y al despejar el meta Morales un disparo a córner se producía una luxación del dedo meñique, lo que le llevaba a abandonar la pista sustituyéndole el jovencísimo Omar, el cual tuvo una buena actuación general, salvando incluso en los minutos finales varias ocasiones claras de gol de los visitantes.

Ayala, tras un tiro al larguero y varios rechaces, que la defensa local no consiguió despejar lograba el 0 – 1, que fue un jarro de agua fría para los locales, los cuales a pesar de contar con una nueva ocasión que repelió el larguero, acusaron en exceso este gol como se pudo comprobar en el resto del partido.

En el inicio de la segunda parte, comenzaron a incrementarse las imprecisiones y el nerviosismo cada vez se apoderaba más de los jugadores locales, los cuales encajaban un nuevo gol a cargo de Willy, tras una nueva pérdida de balón en el centro de la cancha.

A pesar de las imprecisiones, los pupilos de Juanlu, seguían intentándolo, y tras una pantalla de Celso, Javi Liria conseguía el primer gol local, que daba nuevos ánimos al equipo, el cual iniciaba el camino para la remontada.

Tras un saque de córner, Kita realizaba un fuerte disparo que el portero visitante no lograba atajar, lo que daba la opción del rechace a Chin que no perdonaba y establecía el empate a 2 goles. En esos momentos los visitantes se vieron desbordados ante el asedio sobre su portería que dio su fruto en un buen contrataque de Adri que no consigue batir al cancerbero visitante, pero nuevamente el rechace cae en las botas de Chin que establece el 3 a 2, que hace estallar de júbilo a la bombonera. Jubilo que duró apenas treinta segundos, ya que los madrileños en un balón que cruzaban desde su banda derecha hacia la izquierda lograban empatar el partido a falta de seis minutos para el final.

Los locales siguieron intentándolo, pero los nervios y las imprecisiones les hacían perder balones en zonas de peligro, y que gracias a la buena actuación de Omar evitó que los visitantes consiguieran un mayor marcador en los minutos finales.

Cuando todo hacía presagiar un empate, el equipo de Torres de la Alameda tras el saque de una falta a escasos 2 segundos del final, se encontraban con todas las facilidades del mundo por parte de la defensa local para conseguir un nuevo gol que les daba una victoria ante un Manzanares, F.S. que tiene que reflexionar sobre lo que les está pasando, y que a todas luces se antoja más como un problema mental que de capacidad técnica o física.

Relacionados

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img